GRUPO PLAZA

'Perpetua felicidá'

Iniciativa Sexual Femenina propone "tríptico de agonías, muertes y resurrecciones" en La Mutant

7/11/2022 - 

VALÈNCIA. Elisa Keisanen, Cristina Morales y Élise Moreau conforman el colectivo de danza contemporánea Iniciativa Sexual Femenina, que se aproxima a los lenguajes del movimiento desde una perspectiva feminista, libertaria y antiacademicista. Sus propuestas se apoyan sobre una visión política de las artes escénicas. Las tres creadoras se instalan este fin de semana, los días 12 y 13 de noviembre, en La Mutant con una obra que explora el concepto del martirio, Perpetua felicidá.

El espectáculo es un tríptico de agonías, muertes y resurrecciones donde se investiga el dolor como estética, erotismo e instrumento político a través de las vidas de las santas Perpetua y Felicidad. Las dos mártires de la antigua ciudad romana de Cartago son consideradas la primera pareja lesbiana por la comunidad LGTBI católica. Perpetua era una señora rica, blanca y lactante; Felicidad, su esclava negra, y estaba embarazada.

Su hagiografía ha inspirado a las creadoras “una reapropiación del dolor como lugar de placer genuino y la transformación del devocionario cristiano en arma política transfeminista”.

Entre los materiales de trabajo que han utilizado se halla, de hecho, la novela Introducción a Teresa de Jesús (Anagrama 2020), de una de las integrantes del colectivo, Cristina Morales (Premio Nacional de Narrativa 2019 por Lectura fácil). En su libro, la escritora, coreógrafa e intérprete inventa un juego sexual en el que los amantes representan roles de mártir y verdugo en pleno siglo XVI.

Una visita crucial al Museo de los Santos

Esta línea de trabajo del colectivo nace tras su visita a la sala de modelos del Museo de los Santos de Olot, donde las figuras se encuentran almacenadas en gran número, ordenadas en fila en largos estantes, sin distinción jerárquica, ya que sirven como prototipos para la creación de nuevas estatuas religiosas. “La representación de estos mártires carecía de glorificación y estilización, que es el modo habitual en que se presentan al ojo humano para su devoción”, detallan las creadoras.

Como consecuencia del impacto que les causó aquella visita, Iniciativa Sexual Femenina han puesto el foco en la representación. De un lado, religiosa y de otro, dancística. El objetivo ha sido determinar cómo ambas se retroalimentan y muchas veces se identifican.

“Revisitar lugares religiosos con una perspectiva crítica no es sinónimo de voluntad desacralizadora por nuestra parte. Como mujeres, creadoras y bailarinas nacidas en contextos cristianos occidentales, preguntarnos por la moral religiosa en la que hemos crecido y en la que vivimos, y cómo eso influye en nuestro modo de entender la danza, es necesario para encontrar nuevas claves de movimiento”, se justifican.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme