X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Italia se incauta del barco de la ONG española ProActiva Open Arms tras desembarcar a 218 inmigrantes

19/03/2018 - 

ROMA (VP/EP). La Fiscalía de Catania ha ordenado la incautación del buque 'Open Arms' de la ONG catalana ProActiva Open Arms tras el desembarco el sábado de 218 inmigrantes en el puerto de Pozzallo, en el sur de Sicilia.

En concreto, acusan al comandante y al coordinador de la nave de asociación para delinquir para la inmigración ilegal. Según la acusación, había una voluntad de llevar a los inmigrantes a Italia en violación de las leyes y acuerdos internacionales que consideran preceptivo entregarlos a los libios.

Pozzallo fue el puerto seguro asignado al 'Open Arms' tras lo ocurrido en el Mediterráneo, donde la embarcación escapó de una patrullera libia que amenazó con abrir fuego si no entregaban a los inmigrantes rescatados de una lancha neumática. El buque pasó de aguas libias a aguas internacionales.

"Han cometido el crimen de la solidaridad", se ha lamentado la abogada Rosa Emanuela Lo Faro, responsable de la defensa del comandante del 'Open Arms'. "El decreto ley 286 de 1998 dice claramente que no comete delito quien rescata a personas", ha argumentado.

El fundador de Proactiva Open Arms, Óscar Camps, ha explicado este lunes que el barco de la ONG sigue retenido en un puerto de la isla italiana de Sicilia, donde llegó el fin de semana tras rescatar a 218 inmigrantes que se encontraban a la deriva en el Mar Mediterráneo.

"Estamos en una situación de toma del barco preventiva", ha relatado en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, y ha añadido que prevén que se les acuse de un delito al haber trasladado al grupo de migrantes desde aguas libias hasta territorio italiano.

"Hicimos la intervención en el mar y, una vez rescatados, pusimos rumbo al norte, hacia Italia, como hacemos siempre, e Italia no nos permitió la entrada" y obligó a que España tuviera que solicitar la entrada del barco a un puerto italiano.

"Nos trasladaron a un protocolo que no se había usado nunca", ha lamentado, por lo que tuvieron que contactar con el Ministerio de Asuntos Exteriores español y explicar que tenían una situación grave a bordo para que realizara el trámite.

Camps ha dicho estar sorprendido porque se les tache de grupo criminal por el traslado y ha criticado que la acusación la lleve a cabo el fiscal de Sicilia: "Siempre viene todo del mismo lugar".

Ha recordado que cada vez hay menos organizaciones trabajando en el rescate de personas en el Mediterráneo y que el suyo no es la primera embarcación retenida en Italia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email