X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

serie de tebeos 

Jordi Bayarri ilustra el salto cuántico de Einstein en 'Colección de científicos'

14/09/2018 - 

VALÈNCIA. "¡Triste época es la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio", decía Einstein ya por aquel entonces. Pocas presentaciones hacen falta de hecho para el científico y pensador más popular del siglo XX. Desde la relatividad espacial al movimiento Browniano, su vida acumula una lista de logros y aportaciones tan extensa que pocos son los que se atreven con ella. Pero, ¿y lo relevante que puede ser conocerla, más si cabe, desde nuestra infancia? Así lo entienden desde 'Colección de científica', un equipo valenciano que revisita a los clásicos- y no tan clásicos- de la ciencia, para rememorar sus vidas y logros que, posteriormente, plasman en una serie de tebeos destinados a los más pequeños.

"Los grandes genios también fueron niños y en la propia infancia es además donde muchos de ellos descubrieron que les apasionaba la ciencia, o simplemente sentían gran curiosidad. Por eso, nos parece que puede ser muy inspirador para los pequeños conocer sus historias", explica Jordi Bayarri, encargado del guión y dibujo de las obras. Junto a él, Tayra Lanuza es quien realiza las tascas de documentación y Dani Seijas del color. 

El 200 aniversario del nacimiento de Darwin fue el inicio de esta gran historia. Según cuenta Bayarri, la iniciativa parte de un encargo que el Consell Valencià de Cultura le pide hacer por 2008, tiempo en el que se cumplen además 150 años de la publicación del origen de las especies. De ahí nace entonces el primero de los cómics, aunque a diferencia de la colección actual, este estaba escrito en valenciano. "En estas ediciones institucionales pasa que las publican, las distribuyen y luego ya nada más se sabe. Pero yo me quedé con el run run, vi que este campo tenía muchas posibilidades y lo empecé a mover en nuestra propia editoria", explica el historietista valenciano. 

Desde entonces han tejido un serie que ya alcanza, en efecto, hasta los ocho científicos: Darwin, Galileo, Newton, Marie Curie, Ramón y Cajal, Aristóteles, Hipatia y ahora Albert Einstein. Pero, ¿en qué se criterios se basan para decidir quién entra y quién no en la colección? "A parte de la relevancia que haya tenido su trabajo en la historia de la ciencia, queremos ofrecer una imagen que en conjunto sea lo mas amplia posible. Por ejemplo, intentamos que no sean solo científicos de los últimos 100 150 años, también hay personajes en la Edad Media o el Renacimiento, como Arístoteles. Queremos que los niños vean que el trabajo científico se hace desde siempre. Por el otro, tratamos de alternar las disciplinas para que no siempre sea física o matemáticas, también hay medicina o astronomía". 

No obstante, entre la lista de estas primeras series ya se empieza a detectar la invisibilidad de las mujeres científicas: "Hay muchas profesionales con trabajos muy interesantes, el problema es que no tenemos suficiente respaldo de los lectores. También nos ocurre con los muchos científicos árabes que hay. Pero desafortunadamente, el ser una editorial tan pequeña nos condiciona mucho a lanzarnos con personajes desconocidos", expone Bayarri. En efecto, la obra no se publicará hasta alcanzar la campaña de micromecenazgo que han establecido para su distribución. Así mismo, de cara al año que viene el valenciano ya tiene claro que van a ilustrar a Ada Lovelace y Pasteur.

Desde su época como estudiante, a su dificultad por encontrar trabajo, condensar la vida "de los científicos de antaño" en pequeñas viñetas es una tarea, como mínimo, laboriosa. Ver como quedan tantas palabras, hojas y documentos compilados en unas cuantas palabras, se convierten en una de las herramientas "más asequible" para los lectores primerizos. Es por eso que Bayarri considera que "no se aprovecha suficiente su capacidad de divulgación". "El cómic es un lenguaje muy visual y asequibles para cualquier persona, independientemente del grado de estudios que tenga o costumbres de leer. Su lectura es muy fácil de asimilar. Claramente, se podrían hacer más cosas en educación. Por eso, también queremos tratar de aprovechar las bondades del tebeo porque es un lenguaje naturalmente dotado para ello".  

Noticias relacionadas

reservoir books publica el cuento de nina bunjevac

'Bezimena', en la mente del violador

Por  - 

'Bezimena', de Nina Bunjeva, es un doloroso cuento para adultos que gana enteros por su arriesgada propuesta en esta época de censores vocacionales y ofendiditos profesionales

SILLÓN OREJERO

35 años de uno de los cómics clásicos de los 80: Secret Wars

Por  - 

El capitalismo puede ser más capitalista que el propio capitalismo. Lo prueba la mítica serie de Marvel en los 80, Secret Wars. Unos tebeos que fueron concebidos para lanzar una gama de muñequitos de juguete, pero no al revés. El fabricante dictaba hasta qué vehículos quería que hubiese en la ficción para venderlos en la realidad. Pese a todo, fue un tebeo histórico que planteó la historia definitiva: enfrentar a todos los superhéroes con todos los supervillanos a la vez en un mismo planeta lejano

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email