GRUPO PLAZA

Los jueces valencianos alzan la voz: piden más personal y mejoras informáticas

Foto: ROBER SOLSONA/EP
3/07/2021 - 

VALÈNCIA (EP). Los jueces y magistrados de la Comunitat Valenciana alzan la voz para pedir mejoras en el funcionamiento de la justicia: más personal, más medios y nuevas instalaciones. En ocasiones no tienen archivadores y algunos despachos permanecen sin ventilación.

Así se desprende de la memoria del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) de 2020, hecha pública este lunes y consultada por Europa Press.

Planes de refuerzo, más funcionarios, mejora de los programas informáticos o de las instalaciones son algunas de las reclamaciones que han quedado plasmadas en la memoria del tribunal, algunas de ellas procedentes de ejercicios anteriores.

Sobre la sede de la Audiencia Provincia de Alicante. Se indica que está situada en un edificio antiguo reformado en el que no existe espacio para más dependencias. Se precisan archivos para causas y piezas puesto que los disponibles están ya en su máxima ocupación y se tienen que depositar en dependencias destinadas a salas multiusos, secretarías y pasillos.

En la memoria se advierte de que no es posible asignar despachos a los magistrados de apoyo y carecen de una sala para celebrar macro causas dentro del Palacio de Justicia, con lo que los jueces y partes del procedimiento se tienen que trasladar al edificio de Pardo Gimeno donde se encuentran los juzgados y donde se comparte el salón de actos, habilitado como sala de vistas.

Por ello, se considera "necesario" dotar a la Audiencia de Alicante de una nueva sede que ponga fin a todas las limitaciones de espacio y servicios y que permita ejercer la función judicial de la Audiencia "con dignidad".

Por otro lado, se denuncia que la sede de la Audiencia en Elx necesita despachos individuales para los magistrados de la sección séptima. En la actualidad, tres de ellos comparten una misma dependencia, que carece de ventanas al exterior y no es adecuada para el ejercicio de la función judicial "de forma digna".

Respecto a la Audiencia de Valencia, se señala que los expedientes se acumulan en las secciones y que es "necesario" mejorar los servicios técnicos de soporte informático. También se alerta de problemas "habituales" con las aplicaciones informáticas y en el servicio de reparto de papel.

"Esta Audiencia arrastra una deficiencia estructural en cuanto a la planta judicial de la misma, resultando indispensable su aumento a fin de dar una respuesta al constante incremento de recursos y asuntos tanto en las secciones civiles como en las penales", se señala.

En atención a esta situación, se solicita la creación de una nueva sección penal en la Audiencia o, en su defecto, la creación de una plaza más de magistrado en cada una de las secciones penales, así como en las civiles, "resultando en estas últimas prioritarias dicha creación en las secciones novena --Mercantil-- y décima --Familia--", han puntualizado.

Sin oficina del jurado

En cuanto a la Audiencia de Castellón, los jueces recuerdan que no hay una específica Oficina del Tribunal del Jurado encargada de la tramitación de los procedimientos.

Por contra, en los últimos cinco años se ha duplicado la entrada de asuntos del tribunal del jurado --fueron cuatro en 2016 y nueve en 2020--. Este incremento y la carga de trabajo resultante "justifica la creación de una específica Oficina del Jurado", insisten. "Sería conveniente la dotación de dos puestos de trabajo --gestión y tramitación o dos de tramitación-- para la mejor llevanza de los procedimientos de jurado", han añadido.

Así mismo, estiman que urge, por el constante y progresivo aumento de la carga de trabajo en la Audiencia de Castellón, la creación de la que sería la sección cuarta.

El análisis de los datos de entrada de la carga de trabajo muestra que las necesidades de incremento de los medios personales son "de tal calado" que requieren la creación de una sección de la Audiencia Provincial integrada por cuatro magistrados.

El incremento puede conducir, en el peor caso, al "colapso" y, en el mejor, a un "alarmante deterioro" de la prestación del servicio público de la justicia, visto que el tiempo de espera ha pasado de 3,73 meses en 2015 a 14,86 en el primer semestre de 2019.

Este aumento de tiempo se ha producido pese al incremento de la capacidad resolutiva de los magistrados, que sitúa en torno al 150% de los objetivos de cumplimiento.

Respecto al resto de órganos judiciales, en la memoria se insiste en la falta de medios personales y materiales que impiden desarrollar de forma correcta el trabajo de jueces y magistrados, con lo que reclaman también soluciones.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email