GRUPO PLAZA

Škoda presenta su hoja de ruta para la movilidad sostenible

8/10/2022 - 

VALÈNCIA. ŠKODA AUTO está avanzando hacia la descarbonización de la compañía, con el apoyo del plan de acción integral en el marco de la estrategia NEXT LEVEL – ŠKODA STRATEGY 2030. Además de acelerar la expansión de la movilidad eléctrica, el objetivo es producir y fabricar de forma sostenible vehículos eléctricos de batería, incluyendo las cadenas de distribución. Para lograrlo, ŠKODA se compromete al empleo de materiales reciclables en sus coches y al reciclaje sistemático de las baterías de alto voltaje de los vehículos eléctricos, entre otros. 

La sostenibilidad como epicentro de la estrategia NEXT LEVEL – ŠKODA STRATEGY 2030 El fabricante de automóviles ha situado la sostenibilidad como pieza clave de su estrategia NEXT LEVEL – ŠKODA STRATEGY 2030, por lo que se ha fijado ambiciosos objetivos para reducir de manera efectiva la huella de carbono de sus actividades empresariales a lo largo de toda la cadena de valor. A lo largo del pasado año, la inversión de ŠKODA AUTO en este ámbito, de la mano de una comunicación amplia y transparente sobre lo relativo al medioambiente, asuntos sociales, dirección y finanzas, han contribuido a que el Grupo Volkswagen se convierta en la primera empresa automovilística del mundo en cumplir con los requisitos del Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la Unión Europea y la taxonomía de la UE. 

Expansión de la movilidad eléctrica Para 2026, ŠKODA AUTO lanzará tres nuevos modelos totalmente eléctricos. El objetivo de ŠKODA es que la venta de vehículos totalmente eléctricos en Europa aumente hasta más de un 70% para 2030. El objetivo de ŠKODA AUTO es reducir las emisiones de CO2 de su flota en más de un 50% para 2030, en comparación con 2020, a través de la expansión continua de la movilidad eléctrica.

Decarbonización de la producción 

ŠKODA AUTO está decantándose cada vez más por las energías renovables para fabricar vehículos y, de este modo, está reduciendo significativamente las emisiones de CO2 en términos de producción. Esto equivale a que las tres plantas checas funcionarán con cero emisiones netas de carbono para 2020 y las plantas de producción en la India serán completamente neutras en CO2 para 2025. La planta de componentes de Vrchlabí alcanzó este objetivo a finales de 2020. Además del empleo de energías renovables, las medidas integrales también incluyen el reciclaje de residuos, el uso de materiales y procesos eficientes en lo relativo a los recursos, y una logística mayoritariamente ecológica. De igual manera, ŠKODA AUTO apoya la construcción de un parque eólico al este de República Checa en colaboración con ŠKO-ENERGO.

Ciclo sostenible de materiales y segunda vida de las baterías 

ŠKODA AUTO apuesta cada vez más por materiales naturales, reciclados y reciclables como los ya utilizados en el prototipo del ŠKODA VISION 7S. Junto a los metales y el vidrio, ya se está incorporando plástico reciclado en los nuevos vehículos. Por ejemplo, las fundas de los asientos del ŠKODA ENYAQ iV, están compuestas de lana nueva y botellas de PET recicladas. El próximo paso sería el empleo de materiales compuestos provenientes del plástico y fibras de remolacha o de la caña de la planta Miscanthus. Se está investigando de igual manera el uso de cáscara de arroz, cáñamo, corcho y fibras de coco. ŠKODA está utilizando baterías de alto voltaje de vehículos eléctricos ya usadas en sistemas de almacenamiento de energía estacionarios antes de reciclarlas. Esta segunda vida reduce con eficacia la huella de carbono de las baterías

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme