GRUPO PLAZA

los autocines urgen a aplicar la medida ante el riesgo de su cierre

La administración se va pasando la pelota del 'salvoconducto cultural'... pero sin dar soluciones

24/03/2021 - 

VALÈNCIA. La cultura tiene un problema: empieza a alargar el día. Suena extraño hablar de esto, pero la naturaleza juega un papel determinante cuando se ha normalizado que, como tarde, a las 22 tienes que estar en casa. Cuando se declaró el toque de queda, en un principio a las 00:00, las artes escénicas (a través de AVETID) pidieron a Sanidad una moratoria de 15 minutos para que el público de los espectáculos pudiera llegar a casa tranquilamente y como gesto de apoyo a la cultura. Las negociaciones terminaron en nada.

Ahora, con un toque de queda adelantado dos horas más y con un sol que se pone cada vez más tarde, algunos centros culturales dependen de ello. Es el caso de los autocines, que se ven abocados a su cierre de facto no por una restricción concreta, sino por una cuestión natural: hasta que no hay suficiente oscuridad, no se pueden empezar a proyectar las películas, y si el toque de queda se mantiene tan pronto, no da tiempo a verlas y llegar a casa. Es por eso que desde AVECINE han solicitado a la Generalitat un “pasaporte cultural”, que en realidad no sería más que la propia entrada u otro documento sirviera como justificante para circular más allá de las 22:00 siempre y cuando sea para volver a casa. Algo así ocurre con las personas trabajadoras que terminan su jornada más tarde de la hora límite, y que tan solo tienen que tener a mano un justificante de la empresa para circular con normalidad.

Esta idea de salvoconducto cultural ya ha sido reclamado por otros centros culturales, que ven como el público merma significativamente al tenerse que adelantar conciertos, sesiones de cine o pases de obras de teatro. Ahora, es de urgencia vital para los autocines. El tiempo corre, cada día hay más minutos de sol y el tiempo de autocine se va acortando. La fecha límite es este 27 de marzo con el cambio de hora. Puede parecer una demanda muy específica, pero es que la Comunitat Valenciana cuenta con tres autocines, siendo el territorio con más salas al aire libre de España.

“Solicitamos que los autocines puedan iniciar la sesión como hora límite el establecido por el toque de queda y que la gente pueda volver a sus domicilios al igual que lo hacen los trabajadores una vez activo el toque de queda”. Así lo especifica la carta remitida a la Generalitat por Antonio Such, presidente de AVECINE, que añade: “hay que hacer especial atención en que la vuelta a casa de un Autocine se realiza exclusivamente dentro del propio vehículo, no hay movilidad en la vía urbana”.

Esta idea ya se planteo el pasado 2 de marzo, en la jornada de Cultura Segura organizada por la Conselleria de Cultura, en la que Isaura Navarro, Secretaria Autonómica de Salud Pública, negó la posibilidad “por la complejidad de la medida”. Sin embargo, en Cataluña, cuando el pasado mes de octubre se decretó el toque de queda a las 21, los espectáculos culturales podían acabar a las 22, por lo que experiencias similares se han llevado a cabo en otras comunidades autónomas.

Cuatro departamentos y una medida estancada

En los últimos días, AVECINE ha vuelto a remitir una carta a la Generalitat solicitando con urgencia que se estudie la medida. Este diario ha contactado con varios departamentos del Consell para averiguar qué departamento ve el problema y cuál sería esa “complejidad”. Desde Cultura ya afirmaron que estarían más que de acuerdo con la medida, pero que no dependía de sus competencias. Desde Sanidad, su postura oficial es que su departamento no impone ninguna restricción a los centros culturales en tanto en cuanto el toque de queda depende de Presidencia, y por lo tanto, no tienen una posición sobre la medida. Justicia (de la que depende Seguridad), justifica que ellos “solo aplican lo establecido por la ley”, por lo que no pueden sugerir cambios sino llevar a cabo los que les trasladen. Una patata caliente.

Por su parte, fuentes de Presidencia recibieron ayer la noticia de esta demanda, que más tarde afirmaron “estar estudiando”, por lo que la medida está ahora sobre la mesa, y no se sabe si antes lo llegó a estar a pesar de estar implicados cuatro departamentos diferentes. Al ser el toque de queda la limitación de un derecho fundamental como es el de la libre circulación, la competencia la tiene únicamente el President de la Generalitat, si bien desde el departamento de Ximo Puig afirman que “las medidas se toman fruto de consultar y consensuar con todas las partes y consellerias implicadas”. De la urgencia con la que se tomen este estudio de la medida dependen los autocines y una parte significativa de la taquilla de muchos otros centros culturales, que han demostrado, según sacan pecho los propios representantes políticos, que son espacios seguros y responsables con las medidas sanitarias.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email