GRUPO PLAZA

Gullem de castro podría no volver a utilizarse hasta su reforma total

La Agencia Tributaria busca más inmuebles de alquiler tras el segundo derrumbe en su sede

8/07/2016 - 

VALENCIA. La Agencia Tributaria vuelve a sondear el mercado inmobiliario del centro de Valencia. El importante derrumbe que tuvo lugar este jueves en su sede central en la Capital de Turia -alrededor de 20 metros cuadrados de falso techo, tal y como avanzó Valencia Plaza- la ha llevado plantearse de nuevo la posibilidad de alquilar en la ciudad. Existen muchas posibilidades de que el organismo no pueda utilizar el edificio de Guillem de Castro hasta que éste no sea reformado por completo, de modo que el mercado del alquiler vuelve a ser una posibilidad.

Así fue descrito este jueves a los trabajadores el panorama en el que se encuentra la Agencia Tributaria tras el segundo derrumbe. El primero ya motivó una primera operación inmobiliaria: el alquiler del número 9 de la calle Pascual i Genís, -la antigua sede del Consell Jurídic Consultiu (CJC)- a la se han trasladado este mes los más de 50 trabajadores del Ministerio de Hacienda que se encontraban en la tercera planta de Guillem de Castro.

Mientras la Agencia Tributaria cierra o descarta un nuevo arrendamiento, la solución provisional será la redistribución de los empleados y servicios de Guillem de Castro al resto de sedes con las que cuenta en la ciudad. Para comodidad de los contribuyentes, el grueso de los servicios de atención al público se trasladan a la sede de la agencia en la calle Jesús, a sólo 100 metros de la central.

No obstante, la atención general sí ha tenido que ser trasladada al inmueble de la calle Músico Ginés, junto a la avenida Blasco Ibáñez. Por lo que respecta a los trabajadores, hasta nueva orden serán distribuidos entre las mencionadas sedes, la ubicada en la Aduana y la de Mestalla.

Segundo incidente

El inmueble de Guillem de Castro, como informó este diario, ya sufrió un fuerte derrumbe el pasado mes de marzo que forzó al Ministerio de Hacienda a iniciar su rehabilitación. (VER GALERÍA DE IMÁGENES DEL PRIMER DERRUMBE).

Al parecer, el derrumbe se produjo por el deterioro de las bovedillas del techo y de las tiras de estopa y escayola que lo sujetan, un problema que podría ser extensible a la totalidad del inmueble y que exige una reforma del mismo que podría durar varios años.

Por este motivo los representantes de los empleados solicitan que la totalidad del personal que trabaja en Guillem de Castro -alrededor de 250 personas- sean trasladadas cuanto antes a otro lugar.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email