Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Como consecuencia de las escasas conexiones aéreas

La ausencia de extranjeros lastra la demanda y contrae los precios de la vivienda en la costa

30/06/2020 - 

VALÈNCIA. Costa y extranjeros es un binomio clave para el mercado inmobiliario en el litoral valenciano. Muchas de las transacciones que se cierran, especialmente en la época estival, llevan un apellido internacional. Sin embargo, este año el escenario es bien distinto. La crisis provocada por el coronavirus ha alterado la tendencia. El cierre de fronteras y el miedo a un rebrote han llevado a potenciales compradores e inquilinos internacionales a mantenerse a la espera de ver cómo evoluciona la situación lastrando la demanda y rebajando los precios de las viviendas.  

"Se observa un retroceso de la demanda en la costa porque el mercado extranjero está paralizado. En consecuencia, los precios también se han contraído porque el tirón del cliente extranjero es tremendo en esa zona y en este momento están limitados los vuelos y la circulación", señala Vicente Díez, portavoz del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Valencia. "No vienen extranjeros y las transacciones se han hundido. Esperamos que la situación se normalice a partir de septiembre-octubre", puntualiza. 

Eso sí, el interés por las playas valenciana se mantiene en muchas ocasiones, pero el interesado prefiere esperar a que la incertidumbre se disipe. "Hemos recibido muchos contactos de clientes internacionales que quieren comprar, pero el problema es que los vuelos se han reducido y muchos se anulan sobre la marcha, lo que ha llevado a que las visitas en julio se cancelen", explica Alfredo Milla de Sonneil Homes. "La demanda se ha lastrado por la imposibilidad física de poder venir no por falta de interés", puntualiza. 

Aunque la demanda nacional tirará del alquiler vacacional y las compraventas, no cree que pueda compensar la ausencia de extranjeros. Una pérdida que, aunque en el precio de la vivienda de obra nueva no se ha resentido, sí se ha contraído en la segunda mano. De hecho, según las estimaciones de OC Habitat, el ajuste en el precio será de entre el 7 y el 10%. "El mercado internacional es apenas perceptible y los propietarios están ajustando los precios para poder competir en el mercado", indica Ricardo Sotelo, consultor de la compañía.

En la zona de Gandia, donde el mercado de extranjeros ocupa el 18% de las operaciones, las transacciones de clientes exteriores han desaparecido y las inmobiliarias han tenido un 50% menos de reservas de alquiler en julio. Sus esperanzas están puestas en agosto para poder "salvar" la temporada estival. 

"Los precios han bajado en alquiler y en compraventa, pero todavía caerán más en unos meses", augura Javier Rocher de Urbatic. A su juicio, el problema es la incertidumbre. "Esta situación va para largo. La clave será cómo nos comportemos en otoño y si hay rebrote. Hay muchos nubarrones en el sector", señala.

El chalé, el must de este verano

En el mercado del alquiler vacacional en la zona de costa es ahora el cliente nacional, especialmente madrileño, el que copa tanto as ventas como los alquileres. Un perfil con nuevas prioridades en su búsqueda. Ahora la tendencia es el chalé, la villa independiente y no tanto un apartamento. Y es que la pandemia ha alterado los hábitos de vida y la rutina de la mayoría de ciudadanos que ahora prefieren espacios grandes y con piscina. 

"El apartamento a pie de playa o el alquiler en edificios comunitarios está sufriendo una importante caída porque la gente prefiere la intimidad y menor contacto posible. Se prefiere ahora otro tipo de productos como el adosado unifamiliar o el chalé", explica Díez. 

De hecho, según Sotelo de OC Habitat este tipo de activos afirma que incluso los precios han aumentado. "Una Villa en Jávea que el año pasado estaba en 1.800 euros la semana este año la hemos alquilado a 2.500", apostilla.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email