GRUPO PLAZA

vp confidencial

La ausencia de Sandra Gómez trastabilla los equilibrios en el Ayuntamiento de València

22/06/2021 - 

VALÈNCIA. La ausencia de la vicealcaldesa de València y edil de Urbanismo, Sandra Gómez, en sus funciones como concejala de gobierno al estar de baja por maternidad no sólo ha supuesto una reestructuración temporal del grupo municipal del PSPV, sino que también incidirá en el desarrollo habitual del pleno municipal, que tendrá lugar este miércoles y que será algo más desordenado de lo habitual.

Uno de los puntos que se someterá a votación será la adhesión del Ayuntamiento de València a la Agencia Valenciana de Protección del Territorio, el organismo autónomo creado en la Generalitat Valenciana para hacer cumplir la legalidad urbanística. Un punto de carácter especial porque, a diferencia de la mayoría que se suelen llevar al hemiciclo consistorial, requiere de una mayoría absoluta para su aprobación. Esto es, de la mayoría de los concejales de la corporación.

Por ello, la ausencia de Gómez deja el pleno con los equilibrios igualados: 16 concejales del gobierno municipal -10 de Compromís y 6 del PSPV- frente a otros 16 de la oposición -8 del PP, 6 de Cs y 2 de Vox-. Un futurible empate que en cualquier otra ocasión se habría resuelto con el voto de calidad del alcalde, Joan Ribó, pero que en este caso no se puede dar porque la normativa exige la mayoría absoluta para sacar adelante acuerdos relativos a "la participación en organizaciones supramunicipales".

Por ello, según explicaron fuentes municipales, el gobierno ha estado tanteando a los grupos de la oposición con motivo de la Junta de Portavoces que ha tenido lugar este lunes con el propósito de conocer cuál va a ser el sentido de su voto: sólo con que un concejal de la derecha diera su voto afirmativo, el acuerdo quedaría aprobado. Con todo, todavía no está claro lo que va a ocurrir.

Y a todo ello, este miércoles se sumará una circunstancia adicional: el concejal de Protección Ciudadana, el compañero de bancada socialista Aarón Cano, tiene el compromiso de oficiar una boda civil por la mañana. Un casamiento que también le hará abandonar el pleno municipal, lo que dejaría al gobierno local en inferioridad numérica. Finalmente, se ha acordado que el pleno municipal quede temporalmente en suspenso entre las 12 y las 14 para que Cano pueda oficializar la unión. Tiempo para que sus señorías, los ediles, puedan estirar las piernas -como hacen en ocasiones con el pleno en marcha- y realizar las declaraciones a los medios de comunicación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email