Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

del 21% al 4% 

La bajada del IVA en el libro electrónico se aplica de forma irregular

24/04/2020 - 

VALÈNCIA. Quiénes ayer, Día del Libro, curiosearan por plataformas como Amazon animados por la recién aprobada bajada del IVA al 4% en libros electrónicos se encontraron con una fotografía que quizá le sorprendiera. El precio de muchos de los libros estaba intacto, a pesar de aplicarse ya un descenso de 17 puntos, una de las reivindicaciones históricas del sector. Estos es: equiparar el IVA del libro físico al electrónico, que hasta ayer se fijaba en el 21%. Sin embargo la medida tenía un efecto relativo en el precio final de los libros, un impacto irregular que vio como en algunos casos su precio efectivamente bajaba y en otros se mantenía idéntico al que marcaba hace unos días. Así, por ejemplo, entre los libros más vendidos de Amazon encontramos que Tierra de Eloy Moreno pasaba de 5,64 euros a 5,22 en su versión digital, aunque de haberse aplicado la bajada total su precio final se fijaría en menos de cinco euros; mientras que otros títulos como Padre rico, padre pobre, de Robert T. Kiyosaki mantiene el mismo precio: 6,17 euros. 

Tal y como explican a este diario fuentes de la propia plataforma Amazon, el proceso de adaptación de los nuevos precios de los libros digitales podría prologarse hasta el final de la semana, una actualización de precios que, en cualquier caso, depende de los editores, quienes deciden si bajan el precio final del libro para hacerlo más atractivo de cara al lector o no lo hacen y amplían su margen de beneficios. “Damos la bienvenida a la decisión del gobierno español. Creemos que los libros digitales deben estar sujetos al mismo IVA que los libros impresos para que la lectura sea más accesible para un mayor número de personas”, explica a Culturplaza un portavoz de Amazon.

Cabe destacar que, porcentualmente, la venta de libros electrónicos es muy baja en comparación con los físicos. De acuerdo con el último informe de comercio interior del libro en España, correspondiente a 2018 e impulsado por la Federación de Gremios de Editores de España, el sector editorial español registró una facturación de 2.363,90 millones de euros en este año, de los cuales 118,89 millones de euros corresponden al libro digital, lo que supone un 5% de la facturación total. En 2018 (todavía están por publicar los datos de 2019) las empresas editoriales agremiadas de España han vendido un total de 160,85 millones de ejemplares, de cuales 12,8 millones son en formato digital. 

Foto: EVA MÁÑEZ.

“Era una vieja reivindicación del sector editorial, que se comparara el precio del libro electrónico y en papel. Espero que la rebaja al 4% tenga una repercusión a la larga”, explica por su parte África Ramírez, presidenta de l'Associació d'Editors del País Valencià (AEPV). En este sentido, desde la asociación se espera que la rebaja anime la producción de un producto digital cuya venta es, explica, todavía "muy insignificante" -especialmente entre la editoriales valencianas- en comparación con el ejemplar físico, lo que justificaría de acuerdo con Ramírez que muchas empresas no hayan enfrentado todavía una reconversión digital. “Si la venta electrónica funciona la gente se planteará hacer más libros electrónicos”, explica África Ramírez quien, preguntada por la aplicación irregular de la bajada del IVA, recuerda que es decisión de cada editorial y, al tiempo, espera que la medida se asiente conforme vayan surgiendo nuevas publicaciones. 

La bajada del IVA coincide con un Día del Libro que es, junto con la Fira del Llibre, el momento de mayor facturación para librerías y editoriales, una semana grande truncada por la crisis sanitaria. La propia feria de València, inicialmente programada del 30 de abril al 10 de mayo, ha tenido que aplazar su celebración al próximo otoño. Así, la nueva cita será del 22 de octubre al 1 de noviembre, un movimiento generalizado en el resto de ferias españolas, que de momento solo suman dos cancelaciones definitivas: Huelva y Córdoba. 

De acuerdo con el Patronat de la Fundació Fira del Llibre de València, en la pasada edición se ingresó 1,1 millones de euros, ingresos clave en la facturación anual de las librerías. De esta forma, el aplazamiento de ferias nacionales como València, Madrid o Sevilla, y del Sant Jordi-Día del Libro-, supone, explican, "la reducción del 20-30% de los ingresos anuales de muchas librerías”. La coincidencia del confinamiento con las fechas más importantes para el sector ha hecho que sea uno de los más afectados por la crisis. Entre las medidas de ‘alivio’ impulsadas por la Generalitat, de hecho, se incluye la compra de libros por valor de 264.000 euros, una adquisición pensada para animar las cuentas de unas empresas que, como el resto de industrias culturales, todavía tiene por definir el impacto total de la crisis sanitaria.

Para saber más

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email