GRUPO PLAZA

la taquilla vuelve a no cumplir las expectativas

La batalla veraniega de los blockbusters ya tiene ganadora

31/08/2021 - 

VALÈNCIA. Este verano el cine ha levado el ancla que le tocó y casi hundió durante un curso 2020-2021. Las restricciones y las diferentes olas crearon una brecha entre comunidades autónomas que mantuvieron abiertas las salas y otras que no, un contraste que aún se hacía más grave cuando la comparación era con Estados Unidos y otros países europeos. Como unas fichas de dominó, los cines españoles abrían sin poder estrenar los lanzamientos de los blockbusters más jugosos que las grandes distribuidoras tienen en el cajón desde el inicio de la pandemia. Este verano era el comienzo de algo diferente, de algo mejor: el principio de la recuperación se ha traducido en uno de los veranos con más grandes estrenos de los que se recuerdan.

Si bien el periodo estival, al igual que las navidades, suelen ser los de mayor movimiento de público, las diferentes ediciones de la Fiesta del Cine habían desestacionalizado algo la distribución de los títulos de gran presupuesto, que acababan distribuyéndose a lo largo del año para mantenerse una decena de semanas y poder ir haciendo su camino sin grandes competiciones. Pero este verano no iba a ser así. Más de una quincena de films compiten por ganarse la atención del público palomitero y de acaparar las terrazas de verano. Todas las distribuidoras han echado el resto, que completarán en un otoño en el que no bajará el ritmo. Pero, ¿quién ha ganado la batalla de la taquilla?

Antes de ir con los datos particulares de cada film, cabe señalar dos cuestiones. Primero, que las ventanas de distribución han saltado por los aires. Si los años antes de la pandemia se consiguieron extender los estrenos mundiales simultáneos, el nuevo contexto audiovisual estadounidense (en el que Disney y Warner tratan de igual a igual la ventana del cine y la de sus plataformas, por lo que el film se puede piratear en España a la vez que se estrena en las salas). Segundo, que en términos absolutos, este verano no ha cumplido las expectativas, que vienen dándole la razón al pesimismo desde el principio de la pandemia. Si bien julio ha sido un buen mes, agosto ya se ha encargado de bajar las gráficas.

Dicho lo cual. Ya hay película ganadora en esta particular batalla por la taquilla: Fast&Furious 9, que se erige además como el titulo más visto en lo que va de año. Ya acumulan 1.514.605 espectadores y casi 9,5 millones de euros recaudados. En su octava semana en los cines, mantiene la ratio más alta de espectadores por sala y por semana. Solo una película podría hacer algo parecido a igualarla, El escuadrón suicida, que en su tercera semana ya sobrepasa cómodamente el medio millón de espectadores y se acerca a los 3,5 millones de recaudación acumulada. El cómo mantenga la atención del público conforme vayan pasando las próximas semanas, y la relevancia mediática que le quiten estrenos como Dune, After, Maligno o Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos.

Por otra parte, la batalla en el cine español no se debería ni siquiera calificar así A todo tren. Destino Asturias no tiene rival y se coloca como la segunda película más vista del año, un hito que difícilmente le podrá arrebatar ninguna otra con 1.252.107 espectadores y más de 7 millones de euros de recaudación. Más que duplica al segundo gran estreno de la comedia española, Operación Camarón, que a pesar de haber desplegado una campaña especialmente agresiva no ha conseguido acortar distancias. Descarrilados, que se estrenó la semana pasada, apunta a resultados aún peores, aunque no dejan de ser grandes recaudaciones más que notables para las producciones nacionales.

Entre las que salen del verano con los brazos en alto, Tiempo, de M. Night Shyamalan, Bebe jefazo: negocios de familia, y Viuda negra, que no ha notado tanto como Cruella la simultaneidad de pantallas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email