GRUPO PLAZA

CON EL proyecto BED Beniferri

La Biblioteca Joan Timoneda celebra su 20º aniversario "expandiéndose y deslocalizándose"

El proyecto de Biblioteca Expandida Deslocalizada (BED Beniferri) convierte a los usuarios en protagonistas de una serie de actividades propuestas por el vecindario

13/11/2022 - 

VALÈNCIA. ¿Puede una biblioteca convertirse en una cocina, un huerto o un taller de costura? ¿Puede, debe, ser lugar seguro y de acogida para toda la sociedad?  La Biblioteca Joan Timoneda acaba de celebrar sus 20 años de vida inmersa en un proceso de apertura a nuevas maneras de ofrecer servicio a los usuarios. El proyecto BED Beniferri ha generado un programa de actividades que pone en el centro a los vecinos y a todas aquellas personas necesitadas de lugares acogedores e integradores.

El lunes 14, la biblioteca acoge un taller de cocina a las 18 horas, propuesta que ha salido adelante gracias a la iniciativa de los vecinos. El calendario de los meses de noviembre y diciembre se completa con los encuentros de costura y plantas, una exposición con las imágenes del barrio tomadas en una ‘Excursión fotográfica’, un taller intergeneracional y la proyección de un documental sobre la problemática con una antena de comunicaciones obsoleta situada en pleno centro del núcleo.

A través de una serie de ‘Laboratorios ciudadanos’, los impulsores de este proyecto, el bibliotecario, escritor y músico Néstor Mir y el arquitecto Javier Molinero, han tomado buena nota de las necesidades de la comunidad que vive en torno a esta biblioteca. El edificio se ubica en dos antiguas alquerías construidas en 1840 y 1900, rehabilitadas por el Ayuntamiento de Valencia. El equipo de BED Beniferri ha detectado de qué manera podía incrementarse la vinculación de los usuarios con la biblioteca para generar a su alrededor una relación más sólida y activa, que proponga y sea capaz de canalizar sus propias necesidades.

La reflexión que ha generado el proyecto va más lejos de estas actividades, situando en el debate la posibilidad de convertirlas en un servicio público esencial incluyente, qu abriera sus puertas a colectivos de inmigrantes, jóvenes tutelados o personas mayores sin formación digital. La iniciativa que cuenta con el impulso de la Regiduría de Innovación (a través de las subvenciones para proyectos innovadores orientados a misiones en la ciudad), el apoyo de Acción Cultural del Ayuntamiento y el Consorcio de Museos, mantiene activa en el CCCC una unidad de similares características desde septiembre, parte de un proyecto que pretende consolidarse y crecer.

Innovación para incentivar el encuentro ciudadano

La implantación en Beniferri de la Biblioteca Expandida Deslocalizada (BED) es una rama de un proyecto de largo recorrido cuyos impulsores iniciaron en 2019 en la Marina de Valencia y que, poco a poco, ha ido cogiendo forma. En el proceso de implantación de la ‘Biblioteca del siglo XXI’, la escucha de agentes sociales variados (representantes de colectivos, profesionales o artísticos) ha sido determinante. Estos encuentros han tomado la forma de Laboratorios ciudadanos, cuya esencia reside en recoger y activar las propuestas que las personas realizan, cambiando su rol habitual de consumidores por el de productores.

Sobre el trabajo hecho en Beniferri, Néstor Mir explica: “Después de hablar con asociaciones y personas del área de influencia de la biblioteca, hemos detectado ciertas necesidades de los vecinos y les hemos invitado a proponer iniciativas para la biblioteca más allá de las clásicas (libros y estudio en silencio). Se han respetado dos principios: que hubiera transmisión de conocimiento de una manera horizontal y que se generara comunidad”. La idiosincrasia de Beniferri, una pedanía de la ciudad con pocos servicios de proximidad y muchas viviendas residenciales, que no dan pie al encuentro vecinal, ha marcado la necesidad aun mayor de este tipo de propuestas comunitarias.

Foto: SUSANA GALBIS

La BED crece a buen ritmo

El concepto de biblioteca que el equipo de BED está implementando en Valencia se inspira en modelos ya existentes en otras ciudades, proyectos que han conseguido que además de lugares de préstamo, consulta de libros y de estudio estos centros sean lugares amables de encuentro, participación e integración social. En el centro de su interés se encuentran también todos aquellos ciudadanos excluidos tradicionalmente de los planes de las bibliotecas.

Como instrumento para la cohesión grupal BED Beniferri desarrolla un taller trasversal que consiste en la creación de un artilugio único puesto al servicio de la comunidad. En proceso de diseño y construcción todavía, este será un mueble-cocina móvil capaz de desplegar diferentes funcionalidades a la vez. Entre ellas estará la de cocinar, pero también dispondrá de mesas y asientos ligeros y desplegables, pizarra y panel expositivo, cubículos para almacenaje y la posibilidad de distribuir electricidad. En el diseño se van integrando las utilidades que aportan los participantes a los talleres y en su materialización interviene el colectivo Makea, especializado en dar soluciones prácticas para objetos nuevos con materiales reutilizados. La edición de un manual de instrucciones completa la creación del artefacto colaborativo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme