GRUPO PLAZA

EL PRÓXIMO 8 de junio

La campaña 'Vacunas para tod@s' convoca un acto en València para exigir la liberación de patentes

Más de un centenar de personalidades de la universidad, cultura, sanidad y sindicalismo se adhieren a la iniciativa ciudadana europea

3/06/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) La campaña valenciana de 'Vacunas para tod@s', nodo valenciano de la iniciativa ciudadana europea Right2cure ha recabado la adhesión de más de un centenar personalidades del mundo de las universidades, cultura, sanidad pública y el sindicalismo con el objetivo de implicar a la ciudadanía y presionar a los gobiernos para exigir la supresión de las patentes de las vacunas contra la Covid-19, al menos durante tres años y acabar así con la "desigualdad" para acceder a ellas de los países con menos recursos.

La iniciativa, que pretende recoger al menos un millón de firmas en los 27 Estados Miembros de la Unión Europea, para liberar patentes y compartir vacunas y que "nadie se lucre con la pandemia", lleva en España 27.000 firmas recogidas, el 64,6% de las 41.600 necesarias. Es el quinto país europeo en número de firmas hasta el momento.

"Ningún derecho a la propiedad intelectual debería prevalecer sobre el derecho a la salud y a la vida", han subrayado los portavoces de la campaña, durante la presentación de las nuevas adhesiones y de las próximas acciones que llevarán a cabo.

La campaña, coincidiendo con la reunión que la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebrará los días 8 y 9 de junio para debatir la propuesta lanzada en este sentido por Sudáfrica y la India, ha convocado una concentración en la Plaza de la Virgen de València, el 8 de junio, a las 19.00 horas, 'Por el acceso universal a los tratamientos y las vacunas frente a la COVID-19'. Durante el acto se realizará una performance y se leerá un manifiesto reivindicativo en apoyo al planteamiento de estos países.

Para la Coordinadora de ONGD de la Comnitat Valenciana, Cristina Ramón, "la Covid ha puesto más de manifiesto las desigualdades existentes", entre ellas, el acceso a las vacunas, ya que más del 75% de las vacunas se han administrado en tan solo 10 países. Sin embargo, el 77% de la población mundial vive en África y en Asia, donde se ha vacunado únicamente al 2% y al 6% de la población respectivamente.

A la luz de estos datos, "es de imperiosa necesidad liberar patentes". "Si las dosis administradas se hubieran distribuido de forma equitativa en el mundo, tendríamos a todo el personal sanitario y personas mayores inmunizadas. Una situación que revela la injusticia y la desigualdad en la que vivimos", ha advertido.

Desde el Observatorio del Derecho Universal a la Salud de la Comunitat Valenciana (Odusalud), Maria José Moya, ve "intelerable" que a pesar de disponer de una herramienta eficaz en esta pandemia como son las vacunas estas no puedan llegar a toda la población "por un tema exclusivamente económico" como son las patentes.

Moya ha denunciado "situaciones patéticas" como lo sucedido en Canadá que "acapara 13 veces más vacunas que población tiene mientras los países pobres no tienen ningún acceso". "La desigualdad marca en este momento el derecho a vivir o la obligación de morir", ha lamentado.

Para Moya, "es el momento de vencer al virus de la desigualdad y controlar el de la pandemia. Consideramos las vacunas como un bien común que deben ser accesibles a toda la población, debiendo primar el derecho a la salud sobre el lucro de la industria farmacéutica". Y para ello, "es imprescindible suprimir, en esta emergencia sanitaria, los monopolios de las patentes", ha insistido.

En la misma línea, la presidenta del Instituto Médico Valenciano, Carmela Moya, ha apuntado que "ante todo somos personas que no podemos ni debemos permanecer calladas ante la grave situación a la que nos enfrentamos". A su juicio, "es necesario asegurar que el acceso a los diagnósticos, tratamientos y vacunas frente a la COVID-19 no se vean obstaculizados por monopolios que limiten la capacidad de producción mundial y eleven los precios de forma abusiva, como sucede en la actualidad".

Moya destacado también el avance de Right2Cure en defensa de la supresión de patentes durante la pandemia y ha resaltado la adhesión de personalidades del ámbito de la salud como los catedráticos en ciencias de la salud como Francisco J Morales, Carlos Álvarez Dardet y Rafael Tabares; así como la oncóloga Anna Lluch, catedrática emérita de medicina en la Universitat de València, junto a representantes de la cultura como Dolors Jimeno, Alfons Cervera o Rosana Pastor, entre muchos otros.

Por su parte, Daniel Geffner de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública Valenciana ha subrayado las principales demandas de la campaña europea, empezando por exigir que los derechos de propiedad intelectual, incluidas las patentes, no dificulten la accesibilidad o la disponibilidad de vacunas o tratamientos para la COVID-19.

En segundo lugar, impedir que la legislación de la UE sobre los datos y la exclusividad comercial limite la eficacia inmediata de las licencias obligatorias expedidas por los Estados.

Además, pide introducir la obligación jurídica de que los beneficiarios de fondos de la UE compartan conocimientos en materia de tecnología sanitaria, propiedad intelectual, o patentes en relación con la COVID-19.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme