GRUPO PLAZA

el ayuntamiento adjudica la rehabilitación

La Casa dels Bous, más cerca de ser Museu de la Mar

17/03/2021 - 

VALÈNCIA (EP/VP). La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de València ha aprobado este miércoles de manera definitiva las obras de rehabilitación de la antigua Casa dels Bous del Cabanyal y de una parcela anexa para convertirlas en el futuro Museo de la Mar de València, con un presupuesto de 1.600.000 euros. Esta será una de las tres sedes con las que contará el museo, tal y como se anunció en 2016, aunque de momento de las otras dos no se han presentado avances.

La concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, ha anunciado este miércoles la aprobación de los trabajos de rehabilitación del inmueble situado en la calle Pescadores 37 y de la construcción de la nueva edificación en la parcela anexa conocida como 'Els tenyidors'. El objetivo es crear un conjunto que se convierta en la primera sede del Museo de la Mar de València, ha indicado el consistorio en un comunicado.

Las intervenciones a realizar serán la consolidación y restauración para la recuperación y puesta en valor del edificio y espacios libres de edificación de la Casa dels Bous, habilitar el interior de la misma para un nuevo uso como espacio sociocultural, con espacios expositivos, culturales y representativos del Museo del Mar y construir una nueva edificación (un edificio-pabellón en el Jardín dels tenyidors) que complemente las necesidades funcionales de los espacios de la Casa dels Bous. Además, está prevista la adecuación del resto de la parcela de tenyidors para jardín.

Por otra parte, las características principales del proyecto contemplan que el edificio preexistente de la Casa dels Bous mantendrá la volumetría y la materialidad de la edificación existente, únicamente restaurando sus fachadas y cubiertas y rehabilitando su interior. El Patio de la Casa dels Bous se quedará libre de construcciones y se tratará como espacio ajardinado. El jardín de tenyidors tendrá una nueva edificación de una altura. Se construirá una caseta anexa a las existentes con la misma volumetría y técnicas constructivas.

La concejala de Patrimonio ha explicado que el conjunto se destinará a equipamiento para ser sede del Museo del Mar. "Incluirá espacios expositivos, culturales y representativos, realizando una actividad social y cultural diversificada", ha avanzado. "València por fin empieza a tener en cuenta la mar y los poblados marítimos con la rehabilitación del barrio del Cabanyal y de su patrimonio, y ahora también con museo dedicado por completo a la relación de la ciudad con el mar mediterráneo".

Un inmueble histórico

Formado por un patio descubierto y dos volúmenes de dos plantas de altura, el volumen trasero servía originalmente como estable y en el delantero se encontraban la vivienda de los encargados de los toros. En cuanto a la construcción, se trata de un edificio sencillo, que cuenta con alguna pieza ornamental, entre la que cabe destacar unas cabezas de toros en la fachada principal.

El espacio de tenyidors se encuentra colindante a la Casa dels Bous. En este edificio se teñían las redes de cáñamo de los pescadores. Se encontraban treinta y siete casetas organizadas a través de una calle central que se encontraba pavimentada con adoquines. Actualmente, sólo se conservan tres casetas, la huella de muchas otras y el pavimento central.

En cuanto a los cierres de la parcela, se conservan aunque alguno se encuentra bastante deteriorado. Inicialmente estaban formados por muros mixtos de mampostería roja con mortero de cal y fábrica de ladrillo vista.

El concejal de Innovación, Carlos Galiana, ha apuntado por su parte que "este proyecto forma parte de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado del barrio Cabanyal-Canyamelar-Cap de França (EDUSI), y es una muestra más de la buena velocidad que llevan las inversiones de este programa europeo que se pilota desde el Ayuntamiento".

Noticias relacionadas

50 años de retraso

El Museu de la Mar de València: la ilusión interrumpida

Por  - 

«Arrancades de cavall i parades de burro». El refrán resume perfectamente los varios intentos —el primero de 1972— de poner en marcha en València un museo marítimo que nunca llega. El último impulso iba a ser el definitivo. Eso parecía

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email