Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de enero y se habla de CSIF coronavirus m&A EMPRESAS capital riesgo
GRUPO PLAZA

los técnicos advirtieron en enero de posibles "imputaciones penales" por vertidos a canales de riego

La CHJ multa al Ayuntamiento de València por verter aguas residuales sin permiso

18/08/2019 - 

VALÈNCIA. La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) acordó a finales de junio abrir un procedimiento sancionador al Ayuntamiento de València por efectuar vertidos de aguas residuales procedentes de la red de saneamiento de la ciudad a la acequia del Mestalla sin tener la correspondiente autorización. La sanción impuesta por el ente, que depende del Ministerio para la Transición Ecológica, alcanza los 5.000 euros.

Los hechos se remontan al 26 de marzo de este mismo año, cuando la CHJ constató los vertidos en un ramal de la mencionada acequia procedentes de la red de saneamiento gestionada por el consistorio, infringiendo así la normativa estatal de aguas al hacerlo sin la preceptiva autorización, y pudiendo, tal y como recoge el acuerdo, "deteriorar la calidad del agua o las condiciones de desagüe del cauce receptor".

En realidad, la Ley de Aguas considera que se trata de una infracción leve y que, por ende, la correspondiente multa puede asceder hasta los 10.000 euros, pero la Confederación ha acordado imponer la mitad de dicho límite. No obstante, la multa se rebajará a 4.000 euros en el caso de que el consistorio reconozca su responsabilidad o si efectúa el pago de manera voluntaria. Si se dan los dos supuestos, serán 3.000 euros los que deba abonar la administración municipal.

Además de ello, la Confederación sostiene que el consistorio deberá "reponer las cosas a su estado anterior" e "indemnizar los daños y perjuicios ocasionados al dominio público". Concretamente, el ente que gestiona las acequias de la vega de Valencia acusa al consistorio de haber ocasionado daños al dominio público hidráulico por valor de 188 euros.

Tras conocerse la sanción, el portavoz de Ciudadanos en el consistorio valenciano, Fernando Giner, acusó al alcalde de la ciudad, Joan Ribó, de haber "ocultado a los valencianos los problemas que tenemos con las aguas y el subsuelo de la ciudad". Se refirió a los vertidos como "irregularidades en un ramal de la Acequia de Mestalla" e instó al alcalde a aclarar si existen más vertidos sin autorización de este tipo y "por qué oculta el estado de toda la red de saneamiento". "Su falta de compromiso y la dejadez de su gestión podrían estar afectando al medio ambiente y a nuestra huerta", apostilló el portavoz de la formación naranja.

Por otro lado, Giner pidió que el consistorio realice una auditoría general del estado de la red de saneamiento y acequias de la ciudad. "Los valencianos tienen derecho a conocer las explicaciones que le da el alcalde a la CHJ y si los vertidos han cesado", dijo, para anunciar después que su formación continúa pidiendo informes al respecto a la concejalía del Ciclo Integral del Agua, que dirige la socialista Elisa Valía.

"Posibles imputaciones penales"

Los técnicos municipales ya advirtieron en un informe del pasado més de enero sobre los peligros que podrían derivar de posibles vertidos a las acequias, como publicó Valencia Plaza. Concretamente, aseguraban que "es necesario acometer la desconexión de colectores a las acequias, ya que el vertido de aguas residuales a canales de riego puede suponer imputaciones penales para el consistorio". Una advertencia que acabó siendo premonición a juzgar por los hechos de marzo por los que ahora la Confederación Hidrográfica del Júcar multa al consistorio.

Este peligro requería de inversiones urgentes, explica dicho informe, puesto que el presupuesto para mantenimiento y conservación de colectores resultaba "insuficiente". El consistorio había presupuestado 10,26 millones de euros pese a que los propios técnicos municipales cifraban en 30 millones las necesidades de la red. La contrata del servicio de saneamiento, Acciona, pedía por su parte 38 millones.

En julio, el pleno del Ayuntamiento aprobó una modificación de crédito de 2,3 millones de euros para "cubrir parcialmente las necesidades urgentes de renovación de colectores". En este momento, los técnicos reiteraron la advertencia y añadieron que es imposible demorar las inversiones por el posible "perjuicio que se derivaría para la seguridad y salud de las personas, remarcando que la no ejecución de los proyectos podría generar consecuencias penales para el consistorio".

Subida de la tasa del alcantarillado

Para acometer todas las actuaciones que requiere la red de saneamiento, el consistorio ya estudia en subir la tasa del alcantarillado. Como publicó este diario, la concejalía de Hacienda que dirige Ramón Vilar y la del Ciclo Integral del Agua, encabezada por Elisa Valía, preparan un estudio financiero para hacer frente a este programa, en el cual se contemplará un "ajuste" de este gravamen.

La inversión total que precisa la renovación integral de la red de saneamiento, más allá de actuaciones urgentes, se ha cifrado en 160 millones de euros. El anterior edil del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarrià, ya avanzó que se están ultimando las negociaciones con el Banco Europeo de Inversiones(BEI) para que financie con un crédito la mitad del montante. Ahora bien, las conversaciones parecen no haber concluido todavía.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email