GRUPO PLAZA

de calabuch a milagro en milán

La comedia de Berlanga y sus influencias arrancan el ciclo otoñal de La Filmoteca 

15/09/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) El Institut Valencià de Cultura (IVC) inicia una nueva temporada de la Filmoteca de València con el ciclo Berlanga y la comedia, que no solo recoge películas del cineasta, sino también comedias europeas que le sirvieron de inspiración o fueron dirigidas por directores de su generación o por maestros del cine admirados por el director valenciano.

La propuesta se enmarca dentro de las actividades conmemorativas del Año Berlanga impulsadas por la Filmoteca del IVC y está organizado en colaboración con el Aula de Cinema de la Universitat de València, según ha explicado la Generalitat en un comunicado.

El ciclo se ha programado este verano en Nits de Cinema, del Centre Cultural La Nau, y después, en la Filmoteca d'Estiu. Ahora culmina en la Filmoteca de València con seis títulos imprescindibles de la comedia europea: Milagro en Milán (1950), de Vittorio De Sica; Calabuch (1956), de Luis García Berlanga; La kermesse heroica (1935), de Jacques Feyder; Rufufú (1958), de Mario Monicelli; Los apuros de un pequeño tren (1953), de Charles Crichton, y Los inútiles (1953), de Federico Fellini.

El ciclo se inicia en la Filmoteca de València el viernes 17 de septiembre, a las 20.30 horas, con la proyección de Milagro en Milán, de Vittorio De Sica. La película también podrá verse el martes 21 de septiembre, a las 18 horas.

Comedia emblemática del neorrealismo italiano, Milagro en Milán obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1951. Junto a Ladrón de bicicletas (1948) y Umberto D. (1952), forma parte de la denominada trilogía neorrealista de De Sica.

Esta alegoría fantástica sobre la pobreza y la injusticia social tiene como protagonista a Totò, un bondadoso huérfano que vive en un mísero barrio de chabolas en las afueras de Milán. Cuando en los terrenos donde vive se descubre petróleo, Totò decide enfrentarse al poderoso dueño del suelo.

El cine de Berlanga está muy relacionado en sus inicios con el neorrealismo italiano, pues ambos comparten esa combinación de humor, amargura, ternura y sátira social. Calabuch es un buen ejemplo.

Además de su vinculación con el ideario neorrealista y de su luminosidad mediterránea, Calabuch fue una coproducción con Italia, en cuyo guion participó el italiano Ennio Flaiano, guionista de varias películas de Fellini. Junto al inglés Edmund Gween y Pepe Isbert, encabezaron el reparto los italianos Franco Fabrizi y Valentina Cortese.

Con un mensaje claramente pacifista, Calabuch cuenta las desventuras de un físico nuclear norteamericano que huye de su país para no seguir colaborando en la fabricación de bombas atómicas. Haciéndose pasar por un vagabundo indocumentado e ignorante, recala en Calabuch, un pueblo de la costa mediterránea. La película también tiene una notable presencia valenciana, pues se rodó en Peñíscola entre abril y mayo de 1956 con la participación de sus vecinos como actores y figurantes.

Calabuch tuvo una calurosa acogida en el Festival de Venecia, donde obtuvo el Gran Premio de la Oficina Católica Internacional del Cine. Berlanga confesó que su intención fue hacer una obra honrada, sencilla y cordial. Según el historiador Román Gubern, "es la primera película antiatómica del cine español que pone en cuestión el imperialismo americano". Calabuch se proyecta, en sesión única, el domingo 19 de septiembre, a las 18 horas.

Un clásico francés que inspiró Bienvenido, Mr Marshall

El viernes 24 de septiembre, a las 20 horas, la Filmoteca proyecta el clásico francés La kermesse heroica, de Jacques Feyder, que también podrá verse el martes 28 de septiembre, a las 18 horas.

Como reconoció Berlanga en diversas ocasiones, La kermesse heroica es la fuente de inspiración de ¡Bienvenido, Mister Marshall! (1953). Ambas narran la historia de sumisión de un pueblo ante una potencia extranjera.

La kermesse heroica

En el caso de la comedia de Feyder, son los habitantes de Flandes en el siglo XVII quienes sufren el dominio de las tropas españolas; en el de Berlanga, son los españoles quienes se desviven por recibir a la delegación del gobierno norteamericano.

Considerada como uno de los grandes clásicos de la comedia italiana, Rufufú, de Mario Monicelli, se proyecta el domingo 26 de septiembre, a las 18 horas, y el domingo 3 de octubre, a las 20 horas.

Protagonizada por Vittorio Gassman, Marcello Mastroianni, Renato Salvatori y Totò, cuenta la historia de un grupo de ladronzuelos que, aconsejados por un ladrón ya retirado, decide preparar un gran robo en las oficinas romanas del Monte de Piedad. La película de Monicelli comparte con el cine de Berlanga su visión amarga y grotesca de la realidad y el gusto por los personajes caricaturescos.

Esa misma visión amarga de la realidad social también aparece en Los inútiles, de Federico Fellini, que se proyecta el viernes 1 de octubre, a las 20 horas, y el domingo 3 de octubre, a las 18 horas.

Considerada por Martin Scorsese como la primera obra maestra de Fellini, la tercera película del director italiano narra las aventuras de cinco jóvenes que deambulan ociosos por Rímini, una aburrida ciudad balneario de provincias. Todos ellos, parásitos de sus familias, demuestran ser incapaces de asumir responsabilidades.

El ciclo también incluye la producción británica Los apuros de un pequeño tren, de Charles Crichton, que se proyecta el jueves 30 de septiembre, a las 20 horas, y el sábado 2 de octubre, a las 18 horas.

Esta comedia de los míticos estudios Ealing se rodó el mismo año que ¡Bienvenido, Mister Marshall! y comparte con el clásico de Berlanga el protagonismo colectivo de un pueblo que se une para conseguir un objetivo común: un pequeño pueblo inglés está a punto de perder su estación de tren, pero las autoridades y los habitantes de la localidad inician una campaña para impedirlo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email