X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Las salas de cine, en datos y cifras

La Comunitat aguanta el tipo: así consumimos cine los valencianos

Los datos relativos a la comunidad autónoma dibuja un mapa en consonancia con el resto de España, aunque ocupamos el top 5 en entradas caras y en visitas al cine por habitante

10/05/2019 - 

VALÈNCIA. El informe de la Federación de Cines de España (FECE) dibuja un país extraño, diferente al de antes de la crisis. Si se tienen en cuenta los datos del ICAA y la cifra que aporta ahora FECE, en base al último censo publicado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), desde 2007 se han perdido 678 salas de cine en todo el Estado, es decir, una caída del 19%. Sin embargo, 2017 empezó a dibujar un escenario post-crisis, al que la reversión del IVA cultural y un clima mucho más relajado sobre la piratería han aportado mucho. 2018 vuelve a ser un año cierres, y en València así se ha vivido recientemente, con la persiana de los antiguos Albatros bajada definitivamente. Fueron los últimos en abrir y han sido los últimos en cerrar.

A pesar del victimismo del sector, los datos del informe Salas de cine. Datos y Cifras en 2018, presentada este miércoles en Madrid, el cine sigue suponiendo el 69,89% del consumo de ocio cultural, muy por delante de la música popular en directo, la segunda opción con un 18,57%. Según FECE, que representa a 8 de cada 10 pantallas de todo el país, la recaudación de todo el Estado llego a los 585,7 millones de euros, con un total de 97,7 millones de espectadores, siendo Jurassic World: El reino perdido la película más taquillera.

Mirando la parte autonómica del informe, y más allá de las sensaciones subjetivas que puedan surgir en conversaciones de calle, la situación valenciana no destaca ni por defecto ni por exceso. La Comunitat aguanta 438 pantallas activas (solo 48 menos que la Comunidad de Madrid), de las que están digitalizadas el 95,5%; además, un total de 11,09 millones de espectadores sumaron los 65, 57 millones de euros de recaudación. Poniendo las cifras en relación, en la Comunitat hay una pantallas por cada 11.298 habitantes, estando entre las mejores medias del Estado (desde los 19.058 de Extremadura hasta los 7.445 de La Rioja).

En datos relativos y comparables con el resto de comunidades autónomas, la Comunitat se posiciona en el quinto puesto en dos indicadores: el primero, el precio medio de la entrada, que es de 5,91€. Por delante quedan Madrid (6,57 euros), Cataluña (6,44 euros), Euskadi (5,98 euros) y Asturias (5,97 euros). La más barata se encuentra en La Rioja (5,14 euros). 

Foto: KIKE TABERNER

El segundo indicador en el que nos situamos en la quinta posición es en las visitas de cine, que sería de 2,45 veces al año por habitante. Solo superan este índice Madrid (2,95), Baleares (2,46), Cataluña (2,43) y Navarra (2,32). En este sentido, y poniendo de relieve estos dos indicadores, la recaudación de los cines valencianos es una de los mejores de España.

De esta manera, la Comunitat aguanta el tirón de la crisis -ya parece que cronificada- de las salas de exhibición y se alinea con el contexto nacional, aunque el año pasado no se emitió informe, y por tanto no se pueden poner en relación en el tiempo.

Más Netflix no significa menos cine, y otros datos a tener en cuenta para entendernos como espectadores

Más allá de la avalancha de cifras, el estudio también lanza algunos datos que resultan interesantes para entender la realidad del espectador de cine. Uno de los más interesantes para entender el precio medio de la entrada ponernos en el contexto europeo: las 2.1 entradas vendidas por habitante de España están por encima de la media europea, 1.5 entradas por habitante. Francia se mantiene como el país líder de Europa con 200 millones de espectadores y 3.2 entradas por habitante seguido del Reino Unido con 177 millones de espectadores y 2.7 entradas por habitante. Por detrás de España, situado en el cuarto lugar, se encuentra Italia con 85.9 millones de espectadores y 1.4 entradas por habitante y Alemania con 105 millones de espectadores y 1.3 entradas por habitante. De este top 5, España cuenta con el precio medio mas bajo de una entrada de cine, 5.99 euros, seguido de Italia (6.47 euros), Francia (6.58 euros), Reino Unido (8.21 euros) y Alemania (8.53 euros).

Además, hay que tener en cuenta que la digitalización de una única sala supone un coste medio de 580.536 euros, tal y como se puede ver a partir del siguiente gráfico:

Otro dato a comentar es cómo se reparte el coste de la entrada entre las diferentes partes interesadas de la industria, de manera general: un 44% para la distribuidora y productora, otro 44% para la sala de cine, un 10% de IVA y un 2% en derechos de autor.

También es interesante el estudio de consumo por franjas de edad, en el que se da a conocer que la juventud menor de 25 años es la que más acostumbra a ir al cine (7,4 de cada 10 personas admiten hacerlo, seguido de cerca por los mayores de 50, con un índice de 7,3 de cada 10). Más de la mitad de estos, sigue prefiriendo comprar las entradas en taquilla, acuden al cine en grupos de hasta tres personas, y no suelen gastar más de 7 euros en su entrada.

La Asociación de salas de cine de Estados Unidos (NATO -National Association of Theater Owners) hizo públicas las conclusiones de un estudio sobre el comportamiento de los espectadores de cine y su consumo en las plataformas de video digitales a finales del año pasado en el que se concluía que, los espectadores que acuden con mayor frecuencia al cine son los que mas horas de contenido en dichas plataformas consumen, y que aquellos que no fueron al cine durante el último año, consumen menos contenidos en plataformas digitales que aquellos que al menos vieron una película en sala de cine.

Dentro del estudio realizado por FECE, y dada la poca información existente hasta la fecha sobre este tema, se analizó el comportamiento de los espectadores de cine en España y su relación con las plataformas de video digitales, arrojando unos resultados similares a los del estudio realizado por la asociación americana.

En el caso de España, los menores de 25 años son, al mismo tiempo, los que mas van al cine y los que mas utilizan las plataformas de video digitales (80%). A medida que va subiendo la edad del espectador, se va reduciendo la utilización de este tipo de plataformas hasta casi la mitad. Sin embargo, la asistencia a salas de cine se mantiene estable e incluso aumenta en el segmento de población de mas edad, por lo que se entierra el mito de que a más plataforma de vídeo, menos cine. En todo caso, sería al contrario: puede que webs como Netflix o Filmin estén cultivando el interés por el audiovisual que lleva a la juventud al mantener las salas de cine.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email