Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 24 de octubre y se habla de carlos vidal-meliá pensiones pacto de toledo TOQUE DE QUEDA
GRUPO PLAZA

AECTA

La crisis para reforzar la reputación y credibilidad de las empresas

9/05/2020 - 

VALÈNCIA. La crisis actual puede hacer saltar todas las teorías de comunicación, ya que no es una crisis puntual de una empresa, ni una crisis derivada de la mala praxis del sistema.

En este caso, donde nos ha venido sobrevenida la crisis, lo importante es acompañar y estar. Los tiempos de vender tendremos que dejarlos para otro momento. Ahora es el momento de utilizar todos los canales de que dispongamos para lanzar mensajes alineados con los valores de la empresa o de la institución, pero donde ejerzamos una posición de liderazgo. Quizás es el momento de que nuestras acciones hablen por nosotros.

Se compara esta crisis con el Crack del 1929 donde la única fuente informativa que tenían los ciudadanos era la prensa, dado que la radio todavía no estaba ni mucho menos generalizada.

Era la prensa en formato de papel la que informó en España de los “lunes y martes negros” en Estados Unidos, -el 28 y el 29 de octubre-. Esta crisis se trasladó poco después a España con un incremento del paro y del déficit público.

En la crisis actual, los ciudadanos reciben información de una gran variedad de canales, cuando no son ellos mismos los que generan contenidos y los comparten a través de sus redes sociales. Y de ahí, en muchas ocasiones, a los medios de comunicación.

Porque a día de hoy, son los medios de comunicación los que dan la patina de credibilidad a una información. Son los medios de comunicación -digitales, impresos, audiovisuales- los que cuentan con equipos profesionales que, entre el ruido de rumores, tuits, post o videos virales, seleccionan y contrastan lo que es relevante y lo que -desde su punto de vista profesional- consideran noticiable.

De ahí, la importancia de que las empresas e instituciones, en una situación como esta, marquen una estrategia de comunicación donde puedan ofrecer información útil en la crisis, veraz y honesta. Y la ofrezcan de manera profesional a esos periodistas que, ellos también, trabajan cada día para ofrecer la información puntual.

Quizás, en unos años se hable de esta crisis como la causa de la gran eclosión de la prensa digital. Cada día, las decenas de cabeceras digitales ofrecen millones de artículos informativos que han pasado, previamente, por la edición de redactores y redactores jefe.  También los medios audiovisuales cuentan con sus ediciones digitales. En todos los casos, la información publicada es una información trabajada y valorada por los equipos de redacción. Y eso incrementa la credibilidad de la información publicada. Ya no es la noticia de una empresa interesada, sino la información contrastada que ofrece un medio de comunicación. Ese valor añadido no lo encontramos en ningún otro canal.

Son los medios de comunicación, en cualquier formato, los que informan. El resto de canales pueden establecer una relación con la audiencia o los grupos de interés de una institución, pero siempre será intencionada. No es un “Pero” a este tipo de comunicación, es una simple consideración.

Y gracias al trabajo de empresas de comunicación como NEBO, las empresas e instituciones ganan su reputación y su credibilidad. Porque son ellos los que han contrastado la información y la han sometido a su filtro. La información que llega a los ciudadanos nos es la versión de la compañía, siempre interesada, sino la conclusión que el periodista ha extraído.

Reconocemos que todos los canales son válidos y todos son útiles en función del mensaje que queramos lanzar y del público al que queramos llegar.

¿De qué nos sirve tener canales de comunicación con audiencias masivas a través de redes sociales, si no somos capaces de tranquilizar a nuestros empleados ante la incertidumbre que se vive estos días?

O ¿Cómo debemos trasladar a la sociedad que nuestra empresa se enmarca en un sector estratégico y seguimos trabajando, pero con todas las medidas de seguridad?

Se trata, por tanto, de establecer una estrategia que tenga en cuenta la situación excepcional que vivimos y ejecutarla sin abandonar ningún canal y pensar que las ventas, o nuestro protagonismo como institución se recuperarán cuando pase esta situación y hayamos estado al lado de nuestros conciudadanos. Nuestra reputación la podemos incrementar en esta crisis.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email