Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de octubre y se habla de coronavirus AYUNTAMIENTO DE VALENCIA sanidad impuestos ghatto
GRUPO PLAZA

hasta nuevo aviso

Cierre histórico en València: cines, museos o teatros bajan la persiana

Cultura acuerda la suspensión de apertura al público de centros culturales, museos, teatros, bibliotecas, archivos, otros espacios escénicos y culturales, salas de exposiciones y salas de cine públicos y privados de la Comunitat

13/03/2020 - 

VALÈNCIA. Se cancela. Se aplaza. Se cierra. Estos son los mensajes que más se repiten en las últimas 48 horas en el sector cultural, mensajes que afectan de lleno a la programación cultural valenciana -en estos momentos prácticamente inexistente- y que tendrá unas consecuencias económicas todavía difíciles de cuantificar en un sector ya de por sí precarizado. Difíciles, sí, aunque no imposible, porque la Econcult (la Unidad de Investigación en Economía de la Cultura de la Universitat de València) ya da su primera estimación: en tres semanas cines, teatros y salas de conciertos podrían perder 15 millones de euros. Casi nada. El panorama excepcional que presenta el coronavirus ha dibujado una ciudad bien distinta a la de hace una semana, una ciudad que hoy ve como todos sus centros culturales bajan la persiana. Sí: todos. De esta forma, a propuesta del conseller de Cultura Vicent Marzà, la Mesa Interdepartamental de la Generalitat ha acordado la suspensión de apertura al público de centros culturales, museos, teatros, bibliotecas, archivos, otros espacios escénicos y culturales, salas de exposiciones y salas de cine públicos y privados de la Comunitat Valenciana.

"Una vez valorada la situación actual, y teniendo en cuenta que se confirma el riesgo de propagación del coronavirus, es procedente avanzar un grado más en la adopción de medidas preventivas dirigidas a frenar o paliar el riesgo de contagio o de transmisión", reflejan desde la Conselleria de Cultura. "Por tanto, se han decidido la suspensión de apertura al público de centros culturales, museos, teatros, bibliotecas, archivos, otros espacios escénicos y culturales, salas de exposiciones y salas de cine desde hoy 13 de marzo, hasta nueva resolución, en el momento en el que se valore que la disminución del riesgo sanitario justifica dejarla sin efecto o reducir el alcance”. Hasta nueva resolución.

Foto: EVA MÁÑEZ.

También el Ayuntamiento de València ha tomado medidas al respecto, anunciando el cierre de museos, bibliotecas y teatros municipales y, al mismo tiempo, anunciando el plan Re-Activa, por el que se destinarán los recursos del Fondo de Cooperación Municipal, alrededor de dos millones, a inversiones con el objetivo de reactivar los sectores productivos. En este sentido, junto a Visit VLC, se ha iniciado ya un panel de seguimiento económico del sector turístico, cultural y otros sectores afines mediante un sondeo que va actualizando de manera constante el grado de afección del COVID a su actividad “con el objetivo de poder ir implementando decisiones de forma precisa”.

Las medidas, en cualquier caso, están por ir perfilándose en un contexto de apagón total, una luz que ya en las últimas 48 horas parpadeaba. Precisamente este viernes estaba prevista la apertura de puertas de Sorolla. Cazando impresiones, tras pasar por el Museo Sorolla y el Museo de Bellas Artes de Bilbao, en Fundación Bancaja, sin embargo habrá que esperar para ver las obras del genio valenciano. El centro ha decidido, como ya hiciera Bombas Gens este jueves, cerrar sus puertas hasta nuevo aviso. La decisión se ha adoptado "por responsabilidad y prevención, siguiendo las consignas de las autoridades sanitarias para contribuir a frenar la curva de crecimiento del COVID-19, y en consecuencia por el bien común de la población" recalcan.

Las escénicas piden un “plan de choque”

También las salas de teatro se han visto afectadas por esta medida, como el teatro Olympia y Talia, que han suspendido su actividad hasta el 25 de marzo. Este jueves por la noche La Rambleta anunciaba la suspensión hasta el 29 de marzo de los pases del musical Cruz de Navajas, una de las grandes apuestas de la temporada. También Sala Russafa comunicaba el cierre de sus puertas. “Sala Russafa se solidariza con sus compañeros del sector de las artes escénicas y con todos los profesionales en mayor o menor medida afectados. De hecho, la compañía impulsora del centro, Arden Producciones, ha visto canceladas sus actuaciones de marzo y abril en sus espectáculos en gira nacional y autonómica”, explicaban en un comunicado, en el que, además, pedían a la administración que tuvieran en cuenta a empresarios y trabajadores culturales en los planes de choque anunciados. “Los próximos tres meses se han caído en dos días”, explicaba Juan Carlos Garés, director de la Sala Russafa, ayer en Plaza Radio.

Este es un ejemplo, pero no el único de una situación que afecta a todos por igual. Es por esto que la Asociación de Empresas de Artes Escénicas del País Valenciano (AVETID) y la Federación de Espacios Teatrales Independientes (FETI), ante una situación que pone en “grave peligro la supervivencia al sector escénico”, pidió a la administración un “plan de choque” para paliar las consecuencias de esta situación, un plan que incluya, entre otras cosas, medidas económicas inmediatas, con créditos para atenuar económicamente lo que representa  no recibir ningún ingreso en los días de cierre y la devolución del dinero de la venta anticipada de las actividades suspendidas; o campañas promocionales “para no dar por perdida la temporada”, inmediatamente que se levante la suspensión.

En esta ola de cancelaciones y aplazamientos, también el Sindicato de Actores -Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV)- ha decidido posponer la entrega de sus premios, prevista para final de mes en el Teatro Principal. Del mismo modo, los responsables de LABdeseries, que nació el año pasado en València con la intención de crear un foro de reflexión para los amantes de las series, han optado por aplazar la celebración de su segunda edición que se iba a desarrollar entre el 22 y el 26 de abril en La Mutant y La Filmoteca.

Las galerías de arte piden agilizar los pagos de instituciones

Fue Bombas Gens el primer gran cierre de la ciudad, al anunciar que bajaba la persiana hasta nuevo aviso, cancelando la inauguración de la exposición Infraleve, de la valenciana Inma Femenía, prevista para hoy mismo. También afecta al cierre a la red de galerías de arte contemporáneo de la ciudad. Algunas como Rosa Santos ha comunicado que abrirá “sólo bajo cita previa”, mientras que otras con inauguraciones previstas, como Punto con la muestra de Abel Iglesias, tuvieron de cancelar los actos. En este sentido, desde la asociación de galerías de arte contemporáneo (LaVac) afirman estar actualmente “sin interlocutor”. 

“Ahora mismo nadie se interesará por nosotras o por lo menos en realizar inversiones/compras en un futuro próximo. Si bien después de la semana del arte de Madrid (semana que aglutina ferias de Arte como ARCO, ART MADRID y JUST MAD entre otras) resultó dañada por el hundimiento de la bolsa por culpa de la llegada del ya citado virus, la creación de medidas concretas como el aplazamiento del pago del IVA, la posible cancelación del pago de la Seguridad Social, el importantísimo hecho de agilizar los pagos de subvenciones y demás pagos institucionales (véase compras de museos), podrán salvarnos del desastre”, explica el vicepresidente de la asociación y galerista de Espai Tactel, Ismael Chappaz.

 Foto: ESTRELLA JOVER.

Otro de los eventos aplazados es la Fira del Llibre, una caía en el calendario que afectará a la librerías, editoriales y autores por igual. Programada del 30 de abril al 10 de mayo en los Jardines de Viveros, la feria ha optado por posponer su 55º edición, una de las citas clave de la cultura en València, una decisión tomada “en ejercicio de responsabilidad, ante la situación de emergencia sanitaria actual, ha decidido, muy a su pesar, retrasar la celebración de este evento, que reúne cada año a más de medio millón de visitantes”. La lista es interminable, sumando salas de música como Moon o Jerusalén o grandes festivales, como el San San o Viña Rock. La cultura valenciana baja la persiana… de momento. 

Millones de euros de pérdidas

Aunque es difícil hacer una estimación real del impacto económico en los sectores culturales del coronavirus, desde Econcult-Unidad de Investigación en Economía de la Cultura de la Universitat de València han hecho una primera estimación. Según informan, de acuerdo con el gasto medio de los valencianos en cultura, en tres semanas las salas de concierto, teatros y cine podrían perder 15 millones de euros, mientras que los museos, bibliotecas y parques zoológicos perderían 2,5 millones. En término de ocupación esto podría traducirse en 330 empleos perdidos en el sector de los cines y salas de conciertos y 52 en museos, bibliotecas o parques, de acuerdo con la estimación de Econcult. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email