GRUPO PLAZA

531 personas han pedido un alquiler asequible desde enero de 2021

La demanda de vivienda social en València crece un 25% en lo que va de año

4/10/2021 - 

VALÈNCIA. 531 personas han pedido una vivienda social en València en lo que va de año, por lo que la lista total de demandantes de alquiler asequible asciende ahora mismo en la capital hasta las 2.102 personas. Esto supone, en la práctica, un aumento del 25% en tan solo nueve meses. 

Según los datos que ha ofrecido el Ayuntamiento de València en respuesta a una serie de preguntas planteadas por el Partido Popular, los dos meses más duros fueron marzo y abril. Es decir, los dos inmediatamente posteriores a los peores momentos de la tercera ola de la pandemia en la Comunitat Valenciana. En marzo, se inscribieron en el registro 91 personas, y en abril, 89. 

La situación, aunque todavía con cifras considerablemente altas, comenzó a remitir durante los meses de verano, ya que en julio se registraron 51 nuevas familias en las listas de espera, en agosto 39 y en septiembre otras 44. Así se desprende de los datos que maneja la concejalía de Vivienda, dirigida por Isa Lozano

Por su parte, de los 531 nuevos demandantes que se han incorporado al registro durante el año 2021, el Ayuntamiento informa de que se han concedido alquileres asequibles a un total de 22. Esto es, el 4,1%. En total, la administración local mantiene en régimen de alquiler social a 157 familias de la ciudad de València. 

Isa Lozano. Foto: KIKE TABERNER

En diciembre de 2020, el registro de demandantes de alquiler social ascendía a las 1.550 personas, frente a las 2.102 que hay inscritas a septiembre de 2021. 

Carencia de vivienda social en València

El Ayuntamiento de València no es ajeno al problema de vivienda social que ahora mismo atraviesa la ciudad. Es por ello que, en los últimos años, se han lanzado varias propuestas para impulsar el alquiler asequible. Una de las más ambiciosas fue el Plan de Vivienda 2018-2021, que contemplaba la construcción de 10 edificios para este fin.

Seis de ellos se ubicarían en Ciutat Vella y los otros cuatro, de mayor tamaño, en Moreres y Tarongers respectivamente. En total, un proyecto de 26,6 millones de euros que daría lugar a 177 nuevos inmuebles en la ciudad. Posteriormente, este plan se amplió hasta las 327 viviendas y 54,4 millones de euros, cofinanciados por el Banco Europeo de Inversiones. 

Sin embargo, de todo esto, tan solo se han hecho realidad cinco viviendas ubicadas en la calle Tapinería. Todo lo demás todavía sigue todavía en proceso. Aunque, el pasado mes de agosto, la concejalía de Urbanismo emitió tres licencias para que la empresa pública Aumsa comenzara la promoción de tres edificios de nueva planta con 184 viviendas para el alquiler asequible. 

Según señalaron la concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, y la concejala de Desarrollo Innovador, Pilar Bernabé, esto suponía un importante impulso para el Plan de Vivienda, ya que garantizaba la construcción del 57% de los 327 inmuebles prometidos. Asimismo, también informaron de que en el centro de València hay ahora mismo en marcha dos promociones para edificios más pequeños de entre cuatro y seis viviendas. 

Por su parte, otro de los grandes proyectos para impulsar el alquiler asequible en València no ha dado los frutos que se esperaba. El Plan Reviure, que consistía en financiar la reforma de pisos vacíos para que luego los dueños los sacaran al mercado a un precio accesible, lleva dos ediciones sin acabar de despegar. En la primera, tan solo se presentaron 17 viviendas de las 25 que se podrían haber cubierto con el presupuesto de 500.000 euros. Finalmente, tan solo cumplieron los requisitos 9.

Foto: EDUARDO MANZANA

En la segunda, las cifras fueron incluso más modestas. Se presentaron 9 viviendas al final se llevaron la subvención 6. Así con todo, desde la concejalía de Vivienda admitieron que el plan no parece "suficientemente atractivo" para los propietarios y se plantean cambiar algunas de las bases para el siguiente año.

Para el Partido Popular, todas estas circunstancias suponen un "fracaso" del Ayuntamiento. Sobre el Plan de Vivienda, denuncian que desde el año 2018 tan solo se haya acabado una de las promociones previstas. Asimismo, denuncian que de las más de 300 viviendas previstas en el proyecto, tan solo han llegado a las manos de los demandantes de alquiler 15. 

"Ribó y PSOE siguen fracasando en sus políticas de vivienda", sentencian. "Ni construyen viviendas de promoción pública -llevan 5 en seis años- ni sacan al mercado del alquiler los más de 57.000 pisos vacíos que hay en la ciudad", lamentan, también en referencia al poco recorrido del Plan Reviure. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email