Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La familia Batalla recompra a Atitlan el negocio constructor y de servicios del grupo Mosaiq

Foto: EVA MÁÑEZ
26/12/2018 - 

VALENCIA. La familia Batalla ha llegado a un acuerdo con Atitlan según el cual gestionará en propiedad el 100% de las acciones de las empresas del Grupo Mosaiq (antigua Obinesa) que conformaban la división de Construcción y de Servicios, según ha informado en un comunicado. Dentro de la división de Construcción y de Servicios, el grupo cuenta con Becsa, Durantia, el área de materiales, Indertec, Área Desarrollo y Casva.

La operación se instrumenta mediante un dividendo antes de final de año, en virtud del cual la familia Batalla recibirá las acciones de las empresas mencionadas y Atitlan una compensación económica.

José María Martínez, hasta ahora director general del grupo, continuará como primer ejecutivo del negocio constructor y de servicios y como consejero en el Grupo Mosaiq.

El grupo Atitlan, participado por Roberto Centeno y Aritza Rodero compró en 2017 el 55% de Obinesa -la antigua Lubasa-, tras lograr una quita de su deuda de 360 millones de euros, lo que le dio el control de las constructoras Becsa y Durantia, la azulejera Saloni y la división de materiales Origen. El pasado mes de agosto, el grupo ya rebautizado como Mosaiq cerró la venta de Saloni al grupo Victoria PLC por 97 millones de euros, lo que dejó en manos de la firma británica dos de las grandes castellonenses de la cerámica: la propia Saloni y Keraben.

Roberto Centeno. Foto: EVA MÁÑEZ

Atitlan y la familia Batalla mantienen su asociación para la promoción del negocio medioambiental, "con el firme objetivo compartido de crecer tanto orgánica como inorganicamente", según el comunicado. Dentro del negocio mediambiental, que continuará llamándose grupo Mosaiq, cuentan con empresas como Centre Verd, Tetma o Reciclados Palancia Belcaire (RPB). RPB, que gestiona los residuos del sur de la provincia de Castellón y norte de Valencia, destaca como una planta de referencia a nivel nacional en el tratamiento mecánico-biológico por su extraordinaria capacidad de recuperación de residuos. Tetma, por su parte, se dedica a la gestión de residuos municipales y está presente en múltiples municipios de la Comunidad Valenciana. La empresa ha apostado firmemente por el empleo de las últimas tecnologías en varios frentes, como el sistema informatizado de ecoparques, el uso de contenedores con sistema de identificación de usuarios, o el despliegue de vehículos eléctricos para el servicio.

El negocio de construcción y servicios

Becsa y Durantia son enseñas con una dilatada trayectoria en el desarrollo de infraestructuras públicas y privadas –carreteras, aeropuertos, urbanizaciones, proyectos medioambientales e infraestructuras marítimas e hidráulicas–, mantenimiento y conservación integral de infraestructuras y carreteras –actividad para la que el grupo está dotado de un extenso parque de maquinaria, plantas de fabricación de productos asfálticos y laboratorio propio– y construcción de naves para la industria, centros comerciales, parques logísticos, instalaciones deportivas, rehabilitaciones, grandes infraestructuras para procesos químicos o plantas de tratamientos de residuos.

El área de materiales, cuya base de desarrollo fue la apuesta por las materias primas, continúa la integración vertical de todas sus actividades, consolidando su posición en el sector de los áridos, cemento, hormigón, morteros y colas de altas prestaciones técnicas.

Indertec, empresa que surgió originalmente con el fin de dar servicio a las necesidades del propio grupo, se ha convertido en un proveedor en las áreas de ingeniería, montaje, mantenimiento y servicios energéticos. La División también cuenta con Casva, operador en el negocio de seguridad, tanto en el negocio privado como en el corporativo.

Desde hace una década la compañía decidió apostar por una nueva marca, denominada Área Desarrollo, para operar como consultora inmobiliaria integral, para dar soporte y servicio de consultoría y project management, tanto a fondos de inversión, family offices e inversores nacionales e internacionales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email