X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

recuerdos que son cine

La Filmoteca proyecta un relato sobre la Transición a partir de Super8 'amateurs'

El IVC ha cedido para la producción de Elena Oroz i Xose Prieto Souto imágenes cedidas que recogen algunas de las reivindicaciones históricas de la Comunitat

20/02/2019 - 

VALÈNCIA. "En 1976 el cineasta amateur Alberto Sánchez Millán recibió el encargo por parte de Televisión Española de filmar un concierto de José Antonio Labordeta en Zaragoza. Por seguridad, decidió que dos cámaras registraran el evento, una de 16mm y otra de 8 mm. Lo que en principio iba a ser un homenaje al cantautor devino, según las autoridades, en un mitin político que concluyó con cargas policiales. Los organizadores fueron multados con 150.000 pesetas y el gobernador civil de Zaragoza prohibió un segundo recital ya previsto. El ente público, por su parte, censuró el material fílmico y, como el propio Sánchez Millán recordará años después en un documental, gracias al Single-8 se conservan unas imágenes históricas que “merece la pena haber guardado”. Así empieza a relatar Elena Oroz Vestigios en Super-8: una crónica amateur de los años del cambio el proyecto que la Filmoteca proyecta el viernes, 22 de febrero, a las 18 horas, en sesión única y que Oroz co-dirige con Xose Prieto Souto.

Esta película de investigación y documental de montaje Oroz y Prieto Souto han seleccionado una serie de filmaciones en super-8, registradas por aficionados entre 1976 y 1979, y facilitadas por Filmoteca Española, el Centro Galego de Artes de Imaxe, Filmoteca de Andalucía, Filmoteca de Castilla y León, IVC La Filmoteca, Filmoteca de Navarra y otros fondos privados. Estas filmaciones ofrecen una mirada desde muy distintas perspectivas al cambio político vivido durante la Transición, así como al devenir de la vida cotidiana.

Según los comisarios de la exposición, las anécdotas que se muestran condensan "las tensiones del período transicional y que se vislumbra tras las filmaciones de carácter amateur y doméstico que se recogen en la sesión". "Desde el punto de vista historiográfico, junto con la “mirada desde abajo” y el enfoque micro-histórico, se han contemplado estos materiales como parte de un archivo latente y disperso a lo largo de toda la geografía del Estado. Su apertura solo ha sido factible gracias al trabajo de conservación de las filmotecas participantes y de los particulares implicados", añaden.

Al final, este proyecto enmarcado en las celebraciones por el 40 aniversario de la Constitución Española, busca no ser únicamente huellas del pasado o documentos históricos, sino hablar desde lo personal de lo político, de la afectividad y de una estética que refleja una coordenada espacio-temporal concreta, que no puede ser imitada por su carácter genuino, escapando así de la nostalgia banal de la que parten muchas revisiones históricas. 

Aquella manifestación históricas, aquellas calles sin tuberías

La sesión será presentada por María Jesús Piqueras, técnica del Archivo Fílmico de La Filmoteca, que participa en el proyecto aportando imágenes de películas en super-8 de sus fondos, que son reflejo de la realidad valenciana de aquel periodo histórico. Y aunque se engloba en proyecto mucho mayor, en el que participan filmotecas de toda España, desde el IVC se empezó una línea de reivindicación del archivo amateur a través de la extensísima base con la cuentan en sus archivos.

La aportación valenciana al documental que se proyectará el viernes consiste principalmente, y a diferencia de las otras Filmotecas, en el trabajo profesional del director y documentalista Lluis Rivera, que hace años depositó la práctica totalidad de su obra en la institución pública. "La Filmoteca cedió imágenes de todo tipo", explica: hay dos cortes especialmente significativos: uno es una colección de brutos del barrio de la Malvarrosa en una época en la que no había alcantarillado, con los colectivos, y se filma un barrio muy degradado; otro es una crónica en Súper-8 del 9 d'Octubre de 1977, el primero que se celebró y que ya se ha convertido en una de las fechas más señaladas de la historia reciente.

También hay imágenes de un 1 de Mayo depositadas en la Filmoteca por el periodista Salvador Dolz, que no filmó las imágenes sino que las va encontrando en rastros y las cede a la Filmoteca. Finalmente, se podrán ver también imágenes de una manifestación del Moviment de Liberació Sexual del País Valencià de 1979 cedidas al proyecto directamente desde el colectivo Lambda.

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email