GRUPO PLAZA

por 3,7 millones de euros 

La Generalitat acuerda la compra de la colección Lladró para el Museo de Bellas Artes

Dentro de la colección, comprendida por más de 73 piezas, se encuentra Yo soy el pan de la vida, el Sorolla más grande que ha salido a la venta (415cm x 532cm sin marco) sin tener en cuenta las obras del catálogo de la Hispanic Society

10/07/2022 - 

VALÈNCIA. La Generalitat ha acordado la compra de la colección pictórica de la familia Lladró por 3,7 millones de euros. De esta forma el Museo de Bellas Artes podrá adquirir 73 piezas de un valor patrimonial incalculabe comprendiendo obras de Rubens, Juan de Juanes, El Greco, Pinazo, Benlliure y Segrelles entre más de una veintena de nombres, tal y como ha adelantado Levante MV y ha podido confirmar este diario. Además la colección cuenta también con unos juegos de cerámica de Mariano Benlliure y Gil (Juego de jarra y dos copas del 1911) y la escultura Valenciana de Pinazo datada del 1950.

Tal y como ha declarado el director del museo Pablo González Tornel a Culturplaza esta adquisición llevaba planteándose desde el año 2018, sin embargo no ha sido hasta septiembre del 2022 que este acuerdo ha bajado a tierra y ha tomado forma: “En septiembre comenzamos a tener reuniones en el museo, en las que contemplo que la situación ya es abarcable y factible. Ahí comienzan a realizarse los viajes a Madrid, para confirmar el buen estado de las obras y para comprender la colección en su totalidad”. 

Fuentes cercanas a la Generalitat han podido confirmar que la familia se encontraba totalmente dispuesta a realizar esta aportación, que se planteará con el acuerdo original de 3,7 millones de euros el próximo viernes 15, en el pleno: “Aún falta que la junta de adquisición de bienes confirme el valor de la colección, es un proceso que se llevará a cabo a lo largo de esta semana. De momento no hay nada firmado pero no se prevé que existan grandes cambios”.

A partir del mes de diciembre comienza el acuerdo entre Tornel y presidencia, generando una relación “sensible” y muy propensa a conformar un acuerdo clave: “Tuvieron plena confianza en mi para dictaminar el valor de las piezas por individual”, aclara Tornel, “y además pudimos acordar que la colección no se disgregaría”. Clave de esta voluntad de mantener la colección junta reside en la importancia de mostrarla dentro del contexto del coleccionismo y el patrimonio, aclara el director: “La comprensión de la obra en su contexto es clave comprender la colección de arte clásico a través de una de las familias más importantes del coleccionismo en España, es cuestión de un patrimonio incalculable”. Sin embargo aún es pronto para conocer la que será la disposición de las obras en el Bellas Artes, aunque el deseo de su director sea comprenderla expuesta de forma conjunta en su totalidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme