X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

cesará en los próximos días

La gerente de La Fe, Mónica Almiñana, renuncia al cargo

Foto: KIKE TABERNER
21/06/2019 - 

VALÈNCIA. La actual gerente del departamento de Salud Valencia-La Fe, Mónica Almiñana, renuncia al cargo. Así lo confirman fuentes de Sanidad, quienes señalan que su cese se producirá en los próximos días. Lo enmarcan en la nueva etapa que se abre con el actual Gobierno y en la que tienen una nueva estrategia para el buque insignia de la sanidad valenciana. 

La gerente de La Fe se reunía este viernes con los jefes de servicio para comunicarles la decisión, que deja vía libre a la actual consellera, Ana Barceló, para nombrar a un o una gerente de su confianza. La entrada de Almiñana en La Fe, quien llegó de la mano de la exconsellera Carmen Montón, no estuvo exenta de polémica. 

En primer lugar por su marcado perfil político y proceder de Cataluña, donde desarrolló su carrera profesional y al que poco después se sumó la salida de su cargo a convocatoria pública de libre designación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), a pesar de nombrarse su gerencia provisional. Un proceso al que se presentaron más candidatos pero en el que finalmente salió vencedora y refrendada por la Justicia, tras denunciar el proceso una de las aspirantes. 

Almiñana es médica especializada en gestión sanitaria y en desarrollo de políticas públicas en materia de sanidad y política social. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), fue consejera delegada del Consorci Sanitari Integral en Catsalut y Gerente del Área de Barcelona Sud del Servei Català de la Salut, además de senadora del Partido Socialista de Cataluña (PSC). 

Durante este tiempo, la gerente se ha mantenido en la dirección del departamento a pesar de la marcha de Montón y algunas situaciones incómodas como las del Instituto de Investigación Sanitaria la Fe, aunque en alguna ocasión se había mencionado su posible dimisión. Ahora, el cese de Almiñana deja vía libre para que Barceló sea quien defina la estructura desde el comienzo, sin herencias de anteriores mandatarios.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email