GRUPO PLAZA

LA SEÑORA SIEMPRE TIENE LA RAZÓN

La ilustración de la Valencia ilustrada

“¡Qué tarde más mal perdida! ¡Hubiéramos ido al Corte Inglés, que tenía que comprar unas cosas! Cariño, ¿pero qué hacemos aquí?”

27/02/2016 - 

VALENCIA. Así intentaba una señora bastante joven que su marido dejara de interesarse, el sábado pasado, por entrar en los abarrotados locales del Mercado de Tapinería. Ella sólo veía a un montón de gente esperando para gastar unos euros en Dios-sabe-qué-cosa-solidaria. Una más, pensaría ella. Siempre pidiendo: sales a la calle y no hay más que gente vendiéndote flores, lazos, gafas. ¡Si hasta por Facebook te piden dinero! Con lo bien que se está en unos grandes almacenes donde nadie te pide nada.

Sí, se entiende mal la manera de ofrecer solidaridad. El billete que se da al necesitado no hay que acompañarlo de comentarios, ni de expresiones de solemnidad, ni de escepticismo, ni de falsa modestia. Hemos de considerar el gasto como un impuesto adicional de circulación que la persona decentemente vestida, con un empleo fijo, una renta casi segura, domicilio y un sistema nacional de apoyo social, paga a una serie de individuos expulsados de la sociedad por el orden constituido. Y eso no le parece bien a todos: oiga, que trabajen, que yo ya pago mis impuestos.

Pero el orden mundial establecido en estos últimos años exige no pocas llamadas de atención y miradas no sólo hacia nosotros mismos sino también hacia los castigados países de África y Oriente Medio. Casi 60 millones de personas en todo el mundo han sido obligadas a dejar sus hogares destruidos por los bombardeos. Buscan una vida fuera de sus fronteras por el miedo a ser aniquilados. Huyen por sus ideas políticas, raza, religión, género u orientación sexual. Mueren huyendo en pateras miserables equipados con salvavidas falsos que algún tipo sin alma les ha vendido. Para lo que nos atañe más de cerca a los europeos, también huyen por la guerra que lleva destruyendo Siria desde hace cinco años. Otros países más cercanos como Arabia Saudí, Qatar, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos han dado la espalda a los desesperados. Los plazos para la ayuda, después de largos acuerdos, se retrasan debido a la restricciones económicas de la crisis, y también por algunas políticas de tintes xenófobos tras los atentados ocurridos en Francia. El caso es que, al final, la Unión Europea ha acogido sólo a 160 refugiados sirios de los 160.000 que había prometido ayudar y España únicamente a una veintena de refugiados de los 16.000 con los que se había comprometido.

Preocupada por esto, La Associaciò Professional d´il.lustradors de Valènciase decidió a lanzar la campaña “Refugio Ilustrado” -dibujantes por laspersonas refugiadas- que donará íntegramente su recaudación a la plataforma ciudadana “Valencia Ciudad Refugio”. El 20 y 21 de febrero pasados tuvo lugar el evento de dibujo en directo en el Mercat de Tapineria de Valencia: sesenta profesionales de la ilustración y el cómic se reunieron alrededor de unas mesas para realizar dibujos con dedicatoria -algunos sin ella, debido a la enorme demanda- por el precio simbólico de diez euros. Incluía, mediante la compra de un ticket, una bebida por un euro y entrar en el sorteo de un tablero del juego de la oca con cada casilla dibujada por uno de los participantes, que fueron (tomen aire):

Raúl Salazar, Calpurnio Pisón, Cento Yuste, Zesar, Paco Roca, Sergio Meliá, Luis Yang, Toni Cabo, Jesús Huguet, Veronica Leonetti, Aitana  Carrasco Inglés, David Belmonte, Gerard Miquel, Manel Gimeno  Arándiga, Xèlön Xlf, Núria Tamarit, Sergio Bleda Villada, Ortifus, Sergio  Vilar, Elena de Fuentes, Francisco Ruizge, Omega TBS, Enric Redón,  Xulia Vicente Jiménez, Sento Elenae, Cristina Duran, Ada Sinache,  Manuel Benet, Juan Berrio, Paco

Zarco, Chris Stygryt, Max Vento Escartí, Adrián Bago González, Andrés Carrasco, Carlos Ortin, Nacho Casanova, Gerardo Sanz, Sergio Córdoba, Ángel Charly Muñoz, Arimations Jordan, César Sebastián, Juaco Vizuete,René Parra Lambíes, Julia Cejas, Julio Antonio Blasco López, Sergio Utrera, Paco Sales, Rubén Gil López, La Silfide Oscura, Lalo Kubala, Lirios Jordà Bou, Pau Valls, Mique Beltrán, Paco Giménez, César Tormo, Paula Pérez, Elías Taño y Sandra Ortuño y muchos otros que se pasaron y acabaron dibujando por gusto de ayudar. Yo me llevé un dibujo del bufón Juan de Pareja, de Velázquez, pero realizado por Martín Forés, que hace además unos trampantojos murales de lo más bonito.

También recibieron en la asociación ilustraciones de fuera de Valencia, que serán seleccionadas por la asociación antes del día 1 de marzo que serán expuestas en la exposición anual que la APIV organiza en la Feria del libro de Valencia en el próximo mes de abril. El primer artista invitado ha sido el pintor y grabador sirio Yaser Safi, con su obra Militarization, de 2014. Este joven artista de Damasco ha expuesto sus trabajos en Siria, Egipto, Dubai, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Bélgica o EE. UU. y su trabajo de toques turbadoramente infantiles dan que pensar sobre el horror que están viviendo los niños durante esta guerra. También los ilustradores españoles Juan Berrio, Cristina Peris, Inma Serrano, Tutticonfetti o Esther Pérez-Cuadrado se han sumado a esta propuesta.


En Tapinería no se trataba tan solo de recaudar fondos. Su objetivo era, y seguirá siendo, el de sensibilizar a la gente para conocer los matices invisibles de los refugiados que han pasado un crudo invierno en las fronteras donde se les ha cortado el paso, reflexionar sobre su criminalización y crear una nueva cultura de bienvenida lejos de la apatía que han creado las por ahora inoperantes resoluciones del Gobierno.

Y la convocatoria se petó. Más de ochocientos visitantes. En la mañana del sábado se agotaron los 500 tickets que se habían imprimido y hubo que hacer 500 más para la agotadora pero gratificante jornada de la tarde.

En principio los dibujantes, además de salir de sus cuevas y superar el miedo escénico, sólo tenían que realizar un boceto rápido para aquel que hubiera comprado su ticket de diez euros, pero algunos realizaban verdaderas obras de arte, tardaban en ceder su silla al siguiente ilustrador por la cola de admiradores que esperaban su turno, con lo que todos trabajaban el doble ante la paciente mirada de los que querían su dibujo. Todos con una sonrisa dibujada -nunca mejor dicho- en la cara.

Así que se saturaron los locales de dibujantes, nadie respetó los turnos planificados respetuosamente y el asunto se extendió debido a la mayúscula generosidad de los artistas. Paco Roca iba a toda caña, en su estilo limpio y divertido; como no, hubo algún niño que le pidió un Son-Goku y se lo hizo con una sonrisa. Incluso algún papá le dijo “¿Me haces un retrato de mi hijo?”. No fue el único y más de uno se llevó un retrato instantáneo hecho por estos profesionales del lápiz. La organización, coordinada por el cariñosísimo ilustrador Javier Gay Llorente, intentaba cuidar a los artistas llevándoles botellines de agua, cerveza o papel y aunque los turnos que tenían eran de veinte minutos, casi todos se quedaron horas y horas.

Allí estaba todo el mundo y no había manera de dar un paso sin saludar cinco o seis veces creando corrillos de saludos que eran como un baile de minuet: estaba Manuel Garrido, ilustrador y gerente de la Associació Professional d'Il·lustradors de València; la escritora y presentadora de televisión Fani Grande con el camarógrafo Ricardo Macián, autor del documental “Los Ojos de Ariadna” sobre la recuperación de la Filmoteca afgana; el fotógrafo José García Poveda, “El Flaco”; la arquitecta Sonia Rayos; el periodista y locutor de radio Ramón Palomar; Sagrario Garí, doctora en Farmacia de la jet de Xàtiva; Manuel Ventimilla, profesor de Arte Contemporáneo que colabora con el MuVIM); Lalo Narbona, músico y hombre multimedia; La periodista María Josep Poquet con su familia; el afable Francisco Javier de Rojas, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Valencia director de la cátedra Ignacio Pinazo; Cristina Durán, de La Grúa Estudio, miembro fundador de la APIV; Manuel Garrido Barberá y Paula Pérez también de la APIV hicieron muchas horas extras fuera de su horario ayudando en la organización.


Nunca pensé que me iba a codear con la jet valenciana, pero allí estaba ni más ni menos que Pilar Almunia y Aguilar-Tablada, VIII marquesa de Tejares, la ex-esposa del Dr. José Viña Ribes, Catedrático de Fisiología de la Universitat de València. No en vano uno de los dibujantes que estaba a pie de obra es nieto del eminente jefe de servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital General de Valencia, cuyo hijo, cuando las monjas de La Salud no querían dar servicio a los neonatos y convirtieron el hospital, dejó dicho hospital católico de la muy ahorrativa Orden de Santa Ana porque no había tal unidad e incorporarse a la unidad de neonatos en el Hospital 9 de Octubre.

Otros médicos pioneros compañeros de este gran médico, don Juan Jose Barcia Goyanes, neurocirujano, el doctor don Vicente Sáez Merino,  internista, junto con el maestro de la cirugía, el doctor don Benjamín Narbona, creador de la técnica de la corbata para la intervención de la hernia de hiato, don Vicente Vento, jefe de servio de Anestesia y Reanimación, y Don José Cano, padre del director de cine Pepe Cano, hicieron del Hospital General un gran hospital creando una escuela como ninguna.

El presidente de la Asociación Profesional de Ilustradores de Valencia, Miguel Ángel Giner Bou, tuvo unas palabras amables para todos los que colaboraron en este acto de humanidad y compromiso con los demás, orgulloso de los que se dedican a la profesión del ilustrado y lo hizo con gran alegría en el corazón. Se recaudaron aproximadamente unos 5.500€, a falta de que la plataforma ciudadana lo confirme con añadidos.

Quedó demostrado que su sector es uno de los más solidarios que existen y que los dibujantes valencianos están en el otro extremo de toda la basura que está saliendo ahora en esta comunidad. Así que agradeció a Juan Berrio, ilustrador, fotógrafo y publicitario de Valladolid, por ceder su ilustración para la imagen del evento y por venir personalmente a Valencia desinteresadamente; a J.C. Yojimbo de Yojimbo Cómics; Al ilustrador Francisco Ruizge, de Callosa del Segura, por ser el padre de la iniciativa. A Javier Gay Lorente por las horas dedicadas a organizar y montar la exposición y el portafolio de autores; a Francisco Salcedo Art; al fotógrafo Juanjo Laudes de Look at the bird; a la plataforma Ciutat Refugi, por su trabajo; a Tapinería, por ceder los locales y a los colaboradores Cerveza Tyris, Gráficas Vernetta que cedieron -muy importante- el papel, a La Bernarda, Diazotec, el Bar & Kitchen y al grupo La Reina Roja, que tocó en directo para cerrar el evento.

FIESTA DE MC DIEGO A MODESTO GRANADOS EN EL COPÓN

Tuvo después lugar una fiesta sorpresa homenaje organizada por Mac Diego, quien participó también activamente en la organización de Refugio Ilustrado pero que no he nombrado para no repetirme, porque Mac está en todo.

Tuvo lugar en el el bar de Food´n´Roll El Copón, de la calle Calatrava 4, llevado por Roberto “El Gato”, líder del grupo “Los Vicentes” (por eso se puede encontrar un retrato de San Vicente hecho por Forés en este bendito local) con su socio Sinuhé, con la colaboración de el tatuador Benji Aranda, que además tunea bicicletas y las convierte en obras de arte o el músico Sotos, entre otros muchos. Allí se puede comer, beber y celebrar y es lo que Mc Diego había planeado para su amigo el diseñador gráfico Modesto Granados, que va a someterse a una delicada operación médica y sus amigos querían así darle ánimo.

Allí estuvieron muchos de los ilustradores amigos de Modesto, como Paco Roca, que me contó que va a realizar un proyecto con el músico José Manuel Casañ; Manolo Ventimilla, catedrático; la diseñadora Lilian Gulin; Calpurnio, dibujante; Eva Peydró de la revista Hype, que anda metida en un proyecto audiovisual; Marisa Gallén, diseñadora entre muchas cosas del reciente logo del 9 d´octubre; el generoso guionista Pau Martínez; Fede Reyna con su pareja Eva Guadalupe, que está preparando a fuego lento el nacimiento de su hijo Pablo después de Fallas, acompañados por los encantadores padres de Fede, José Reyna y Lourdes Espinilla. Echamos de menos a Neni Reyna, pero estaba agotada por su pasión por los equinos, que no le deja ni un momento libre; Xavi Calvo, el diseñador; la pianista dedicada a la oftalmología Pilar Estrela; la diseñadora en sedas naturales Inma Mañes; la diseñadora gráfica Isabel Casa Álvarez; el escritor Santiago Posteguillo; Amparo Peguero del mundo de la moda y diseñadora de vestuario;; el domador de drones Pepe Zeppeline; el artista Ulises Pistolo; Las atractivas hermanas y modelos Carmen y Marta Ferrando; casi todo el equipo de rugby de Les Abelles, muy cachas, que hicieron unos cuantos tackles, y triunfaron. Alguien me dijo que Paco Arnal, “Paquete”, reabre en abril la discoteca “Un Sur”. Un bonito nombre para recordar que eso de El Sur sigue existiendo, ahora extendiéndose hacia el este y por todos los puntos cardinales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email