X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

La importancia de tener en cuenta las rentabilidades de los bonos

Las rentabilidades en Estados Unidos se han movido en línea con la mejora de la economía pero la cosa puede cambiar, según advierten los expertos de DWS

6/11/2018 - 

MADRID. Las rentabilidades de los bonos del Tesoro en EE UU a diez años han subido cerca de 80 puntos básicos en lo que va de año. Algunos analistas señalan a estas subidas como responsables de las turbulencias vividas en los mercados en febrero y octubre. Y seguramente la debilidad del último dato de venta de nueva vivienda en Estados Unidos (en septiembre cayeron cercano al mínimo registrado en los dos últimos años y medio) pueda deberse a algún otro motivo, y no solo al incremento de precios.

La subida de 70 puntos básicos en las rentabilidades de los bonos del tesoro a 30 años registrada en 2018, que sigue siendo el índice de referencia para el 90% de las hipotecas en Estados Unidos. Por tanto, tener en cuenta las rentabilidades de los bonos puede no ser una mala idea.

Al comparar las rentabilidades de los bonos del tesoro de EE UU a 10 años con el cambio respecto al año pasado del US Leading Index, publicado por Conference Board, el grafico de la semana pasada de DWS muestra una notable correlación desde el inicio de la década.


¿Qué pasará a partir de ahora? En 2018 la economía estadounidense se está disparando en todos los cilindros. Después de un elevado crecimiento anualizado del 4,2% en el segundo trimestre, el Bureau of Economic Analysis registró una estimación inicial de 3,5% para el tercer trimestre. No es de extrañar, teniendo en cuenta los fuertes estímulos, debido principalmente a la reforma fiscal. 

No obstante, de cara al futuro, Josh Feinman, economista jefe de DWS para EE UU, recuerda que es probable que el dato actual sea tan positivo como es posible. Y de hecho, el rápido movimiento a seis meses registrado por el principal indicador en EE UU apunta hacia una cercana desaceleración. Por lo tanto, según Bill Chépolis, responsable de renta fija de DWS para EME, no se debería extrapolar el reciente aumento de las rentabilidades.

Hemos estado observando durante algún tiempo que los tipos a corto, que la FED ha subido más de 200 puntos básicos, pueden tener un impacto significativo en el crecimiento. Esto se puede ver también en las tendencias recientes en ventas y producción de automóviles.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email