X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de enero y se habla de à punt CVMC bloc Compromís
GRUPO PLAZA

opinión

La magnitud de los bancos centrales

El experto de XTB analiza el papel determinante de cuatro de los grandes bancos centrales del planeta como son la Reserva Federal estadounidense, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el Banco Nacional de Suiza

18/02/2019 - 

MADRID. El impacto de los bancos centrales en las economías a nivel mundial -y el control que éstos ejercen sobre la misma con las diferentes políticas monetaria que ejecutan- se han ido incrementando con el paso del tiempo, ganando los bancos centrales un protagonismo nunca antes visto. La actuación siempre depende de las necesidades que se vayan dando dentro de la economía, siendo la herramienta principal la modificación de tipos de interés. El peso de los bancos centrales ha tomado un protagonismo insólito y actualmente son los que manejan la economía a nivel mundial, condicionando y sosteniendo en gran medida los mercados de renta fija y renta variable. Para ver dicho impacto vamos a analizar la situación de los balances de muchos de ellos. 

En el caso del Banco Central de Japón (BOJ), actualmente posee un balance superior al tamaño de la economía de su país, con más de 4,31 billones de activos, teniendo en posesión un 45% de toda la deuda del país. Además de este dato relevante, pose más de 227 billones de dólares invertidos en renta variable, cifra que representa el 4% de la Bolsa de Tokio, siendo el BOJ uno de los principales accionistas de más de un tercio de las compañías cotizadas de la bolsa de Japón. 

En los informes que presenta anualmente el ente económico nipón, las compras de renta variable por parte del BOJ llegan a los 53 billones de dólares al año, siendo los ETFs (fondos cotizados) su instrumento preferido para realizar estas compras. Las compras se incentivan cuando hay recortes sustanciales dentro de la renta variable, momento que aprovecha el Banco de Japón para realizar compras masivas. Esto provoca una descorrelación entre la evolución real de la economía y lo que sucede en el mercado de renta variable. Ante estos hechos, nadie debe dudar del gran condicionamiento que provocan los bancos centrales sobre la economía y los mercados en general, siendo los entes económicos los principales interesados en el buen comportamiento de las bolsas.

En el caso del Banco Nacional Suizo (BNS) tiene un balance de 700.000 millones de euros de activos, mientras que la economía del país helvético tiene un tamaño de unos 530.000 millones de euros. Siendo el balance superior a la economía del país. La mayoría del balance está invertido en divisas, lo que le permite controlar la cotización del franco suizo frente a la moneda única y el billete verde, provocando en muchos momentos niveles artificiales de cotización. 


El Banco de Suiza también invierte en bolsa y actualmente tiene inversiones en renta variable estadounidense por valor de 87.5 billones de dólares, concretamente en valores específicos. Este es el mismo caso que el BoJ ya el interés sobre los mercados y su buen comportamiento es claro también por el BNS.

En cuanto a la FED, el banco central estadounidense, es el único banco central que está reduciendo sustancialmente su balance, pero tiene actualmente un tercio de la deuda doméstica. Las dudas se siembran en torno a reducción de activos por parte de la FED que se plantea una reducción a un ritmo más leve, del comentado anteriormente y establece su intervencionismo como algo habitual.

Cantidades ingentes de dinero

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) ha frenado su programa de política expansiva, pero aún no ha reducido su balance. Siendo este punto de suma importancia para el ente económico europeo, ya que posee más de un 22% de todos los bonos corporativos emitidos a distintos plazos.

Todas estas actuaciones por parte de los bancos centrales tienen impacto a nivel mundial y podemos verlo extrapolando dos datos antes comentados  y compararlos. El balance de los principales bancos centrales y la correlación directa que tiene el incremento de estos con un buen comportamiento de la renta variable. Este hecho es una realidad y a nadie le debe extrañar el claro interés que los bancos centrales tienen en que los mercados financieros tengan un buen comportamiento. Esto debe apoyar la idea de seguir teniendo una buena valoración sobre los mercados financieros, pero debe llevar a debate la idea de en qué situación se encontraría la economía sin el respaldo de estos.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email