Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La mitad del Consejo Rector de À Punt ya está en funciones

5/11/2019 - 

VALÈNCIA. La mitad del Consejo Rector de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) ya está en funciones. Este domingo vencía el plazo para que Les Corts Valencianes ratificaran o relevaran en su puesto a cuatro de los nueve consejeros actuales que tiene À Punt: el vocal propuesto por el PSPV, Marc Pallarés; el elevado por el PPCV, Vicente Cutanda; el de Compromís, Rafa Xambó; y Mar Iglesias, quien ocupa el cargo de consejera en representación del Consejo del Audiovisual (CA), órgano todavía por constituir. 

Una renovación -o en su defecto revalidación, ya que la normativa no impide volver a presentar a los mismos candidatos- a la que obliga la ley de creación del ente. La norma que dio vida a la nueva radiotelevisión valenciana especificaba en su artículo 14.6 que el Consejo Rector debía "renovar parcialmente cada tres años, cinco y cuatro consejeros o consejeras, simultaneándose esta última renovación con la de la Presidencia". Teniendo en cuenta que el órgano se compuso en octubre de 2016, el pasado mes de 3 mayo se realizó un sorteo para elegir a qué cuatro consejeros cambiar antes de que venciera el periodo y resultaron electos Pallarés, Cutanda, Xambó e Iglesias. 

Con esto, la sucesión de estos cuatro miembros del órgano directivo debía haberse hecho efectiva antes del pasado domingo -puesto que desde que se hacía el sorteo, podrían pasar seis meses-. Por lo que, como ya viene siendo costumbre, los grupos parlamentarios de Les Corts han dejado vencer el plazo sin haber acometido la reforma a la que obliga la ley que los propios partidos aprobaron en julio de 2016. Lo mismo sucedió con el Síndic de Greuges, que llevaba en funciones desde julio y se resolvió en octubre; el Consell Jurídic Consultiu -cuya renovación se acometió con un año de retraso-; o el Consell Valencià de Cultura (CVC), que el Botànic tardó más de ocho meses en renovar en la legislatura pasada

De momento, la única certeza es que tanto el PPCV como el PSPV quieren mantener a sus representantes en À Punt, por lo que habrían llegado a un pacto hace semanas para votar mutuamente a sus candidatos cuando llegue el debate. Sin embargo, la mayor incógnita es qué va a hacer Compromís con su consejero Rafa Xambó. En las filas valencianistas existe división al respecto, pues aunque una amplia mayoría estaría de acuerdo con que deben cambiar a su candidato, fuentes parlamentarias también admiten que sería "complicado" explicar que el único consejero que cambie en esta remesa sea el propuesto por la UTE electoral formada por Bloc, Iniciativa y VerdsEquo. 

Para explicar este retraso, además, diputados valencianistas explican que "ahora mismo" están centrados en la campaña electoral de los comicios del próximo 10 de noviembre. No obstante, cabe apuntar que sus señorías son conscientes de que se debía acometer esta reestructuración desde mayo. También justifican que hacer frente a este trámite no es "en absoluto" sencillo, dada la amplia mayoría requerida para que un aspirante resulte electo. 

La ley establece que para su elección, los grupos deben presentar candidatos con, al menos, la firma de otro partido ante la comisión de RTVV y del Espacio Audiovisual de Les Corts. Una vez comparezcan los aspirantes, deberán someterse a votación en un pleno y es necesario que reúnan dos tercios de los apoyos de la cámara. De no obtenerse en una primera vuelta, se volvería a votar un mes después, en cuyo caso la mayoría requerida sería de tres quintos. 

Con estos mimbres, los valencianistas no quieren precipitarse. Y aunque saben que tienen la pelota en su tejado -pues el único consejero en tela de juicio es Xambó, no solo por las dudas en su grupo parlamentario sino también porque no es seguro que obtuviera el apoyo de los otros partidos que en su día le votaron-, subrayan que ningún grupo parlamentario se ha puesto en contacto con ellos para iniciar los trámites para renovar la mitad del órgano. De la misma manera, también subrayan que aunque socialistas y populares han acordado apoyar mutuamente a sus candidatos, sus votos no bastan para que salgan adelante Cutanda y Pallarés, ya que el PSPV tiene 27 diputados y el PPCV, 19, y necesitan 67. 

Un mensaje indirecto para recordar al grupo que lidera Manolo Mata que los apoyos de Compromís y Unides Podem son necesarios para que su vocal en el Consejo Rector vuelva a repetir en el cargo. Ahora bien, independientemente de quién mueva ficha primero y de este cruce de acusaciones por 'quién no se ha puesto en contacto con quién', lo cierto es que la ley ya se ha incumplido y el Botànic II vuelve a no ser escrupuloso con el cumplimiento de los plazos. La renovación ya será en tiempo de descuento. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email