GRUPO PLAZA

un ciclo recordará parte de su filmografía

La Mostra recupera sus 'Quaderns' con un monográfico de Lluís Rivera 

27/09/2022 - 

VALÈNCIA. Lluís Rivera. 50 años al margen es el ciclo con el que la Mostra de Valencia, programada del 20 al 30 de octubre, reivindicará la figura de uno de los cineastas clave del cine experimental español. Un recorrido vital y profesional por medio siglo de imágenes a contracorriente, muchas de ellas proyectadas únicamente en los cineclubs de los años setenta y ochenta, que el festival pondrá este otoño al alcance del público. De manera paralela, el certamen recupera este año su publicación Quaderns de la Mostra, que dedicará un volumen monográfico al director.

Alejada de los circuitos comerciales, modas y tendencias, la obra de Lluís Rivera (Valencia, 1947) se sustenta en una experimentación continua sobre el arte de hacer cine sin necesidad de contar historias. Ensayos cinematográficos que muestran cómo hacer y enseñar las cosas que pasan incluso cuando no pasa nada. Una investigación constante sobre el proceso manual de fabricación de las imágenes en las que Rivera reflexiona sobre el paso del tiempo y sus efectos, los espacios desaparecidos o la memoria histórica a través del collage, el reciclaje y manipulación de metrajes descartados o el juego entre los textos, el sonido y las imágenes.

La presidenta de Mostra de València, Gloria Tello, se felicita de que el festival permita “recorrer la trayectoria, tan apasionante como intermitente, de este verso libre del cine que inició su carrera profesional en la década de los 70 para revelarse como uno de los miembros más activos -y el único que sigue vinculado hoy al audiovisual- del denominado Cine Independiente Valenciano y de la Federación Valenciana del Audiovisual, y trabajó como realizador en Canal 9 más de veinte años”.

Formado como técnico publicitario, Rivera comienza a trabajar en la productora Novimag en 1971 y ese mismo año realiza su primer cortometraje, Piensa que mañana puede ser el primer día del resto de tu vida, una adaptación libre de La metamorfosis de Kafka, protagonizado por un joven agobiado por el autoritarismo de su entorno. Un año más tarde rueda uno de sus títulos mejor considerados: Travelling (1972), con el que entrará por derecho propio en la historia del cine experimental español. Una reflexión sobre el hecho cinematográfico en el que capta el proceso técnico de realización de una película con sus propios elementos como protagonistas. Una obra que se filma a sí misma y que formó parte del ciclo Cine experimental y de vanguardia que proyectó en 1983 el Centro Pompidou de París y las Filmotecas de Madrid, Barcelona y Zaragoza, y que fue incluida en Del éxtasis al arrebato, una selección de los trabajos más relevantes del cine español de vanguardia editada por el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona y proyectada en espacios como el Museo Reina Sofía de Madrid, el Australian Centre for the Moving Image de Melbourne o la National Gallery of Art de Washington.

Para mostrar la naturaleza del cine como mercancía de consumo, Rivera se embarcó después en Personajes para una historia (1974), en la que a partir de materiales descartados de rodajes comerciales construye una película bajo la tesis de que cualquier cosa que saques de contexto puede convertirse en espectáculo, desde la producción de un mueble o la realización de un peinado. Su proceso de experimentación prosigue con Una jornada más (1976), siete secuencias que narran el día de una persona corriente y cuya primera versión tuvo como única banda sonora las conversaciones de la policía durante una manifestación.

Los espectadores podrán disfrutar, además, de sus trabajos desarrollados con la llegada del nuevo siglo, caracterizada por ejecutarse en el contexto doméstico que propició la accesibilidad de las herramientas digitales y que acentuó su autonomía hasta convertirlo en un verdadero outsider. Fruto de este contexto es La vida es eso que pasa mientras tú estás haciendo otra cosa (2002), un plano fijo de un mueble con compartimentos que conforman una multipantalla en la que se simultanean imágenes mientras se oyen diálogos escritos por Carles Alberola; Desde la terraza (2005), el diálogo entre un padre y un hijo en una azotea con vistas a la ciudad de València; o La víspera (2009), reconstrucción documental de una detención sufrida en 1972,  donde el cineasta evoca sus años de militancia política.

Tras su jubilación laboral, Rivera prosiguió con títulos como Cos mortal (2010), adaptación del poema homónimo de Vicent Andrés Estellés en el que recorre las calles de València rindiendo a su vez homenaje a Ovidi Montllor; Sólo una vez al año (2011), una invocación a la memoria para revisitar espacios y encuentros sexuales pasados; o A Day in the Life (2012), una reflexión personal sobre los atentados del 11 de septiembre; La visita (2014), un recorrido por el estado ruinoso de la antigua Imprenta Vila; Bé inmaterial (2017), en el que recicla imágenes televisivas para resignificar los rituales de la tradición festiva de la mascletà: o Vis a vis (2019), construida con el remontaje de material de diversos films para adultos.

El ciclo monográfico recoge también 40 años con el culo al aire (2019), documental retrospectivo sobre la génesis y el rodaje del film de Carles Mira en el que Rivera participó como regidor. Y el último trabajo y único largometraje del director, AutoBioFilmoGrafía (2021), cerrará este ciclo con una recapitulación en primera persona de más de cuarenta años de su cine, desde sus trabajos, encargos y proyectos propios hasta imágenes, fragmentos de sus creaciones y de la sociedad de su tiempo.

La 37ª edición del festival cuenta con la colaboración del Institut Valencià de Cultura (IVC), Rambleta, València Film Office, Barreira Arte + Diseño y À Punt Mèdia como medio oficial.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme