GRUPO PLAZA

aniversario de la recuperación del toque manual

La música más antigua de València

11/06/2021 - 

VALÈNCIA. Estamos acostumbrados a dibujar los mapas de la ciudad de acuerdo a sus rutas, a sus edificios más característicos o zonas verdes, un recorrido físico que, sin embargo, no llega a ser el fiel retrato de su realidad. Tras Google Maps hay mucho más. Los olores y sonidos son tan importantes para confeccionar la personalidad de una ciudad como sus elementos físicos, un mapa intangible que en este año de silencio forzado ha obligado a agudizar el oído. Pero los sonidos nunca se fueron, tales como los de esas campanas que siguen marcando el ritmo de València. Este año, en la fiesta de la Octava del Corpus del Real Col·legi del Corpus Christi, celebran los cincuenta años de tocar, ininterrumpidamente, sus antiguas campanas y lo hacen como mejor saben: haciendo sonar los bronces del Colegio fundado por el Patriarca San Juan de Ribera.

En 1971, después de algunos años de silencio de las campanas, coordinó los toques el que era entonces campanero de San Valero de Russafa, Enrique Martín Diego, uno de los últimos de la ciudad, dando paso después a los llamados ‘Campaneros del Patriarca’. “Quisimos, despacio y año tras año, crear un grupo de voluntarios, que tocara las campanas como los antiguos, "por afición", y también con un deseo, en aquel momento innovador, de considerar las campanas, las instalaciones y los toques como Patrimonio Cultural”, explican. Por eso, y desde los primeros años, participaron en los toques gente de muy diversa procedencia y de oficios muy variados, incluso profesores de universidad, una afición compartida que dio lugar a las primeras tesis doctorales sobre el tema.

Sin embargo, la sombra de la mecanización estaba bien presente y no eran pocos los que, desde fuera, no comprendían que el toque fuera de manera manual y, recuerdan los Campaners de Patriarca, hasta les llegaban a cuestionar si estaban “atrasados, porque en su pueblo - o ciudad - acababan de motorizar las campanas, y era una comodidad y una maravilla”. A pesar de todo, el trabajo siguió adelante y con tesón se sentaron las bases del modelo de participación y gestión de las campanas y sus toques. Así, a raíz de estos primeros campaneros, siguieron otros grupos de campaneros, como los Amigos de las campanas de Segorbe y los propios Campaneros de la Catedral de València, a los que han seguido más de 30 grupos en la Comunitat Valenciana. Estas asociaciones culturales, formadas por voluntarios y voluntarias mantienen de forma regular calendarios de toques en sus torres, divulgando el conocimiento y generando un interés creciente entre la sociedad y las instituciones.

“Nosotros pensábamos, y continuamos pensando, que la modernidad - si tal cosa existe - consistía en quitar los motores y a volver a tocar manualmente las campanas […] Los mecanismos tienen que respetar, como hemos dicho tantas veces, la instalación original y los yugos de madera; tienen que reproducir los toques tradicionales y no tienen que impedir para nada los manuales”, defienden los Campaners de Patriarca. Y es que la utilización de unas campanas tan antiguas como estas obliga a interpretar técnicas y toques de la época, siendo al menos cuatro de las campanas actuales las ya sonaban, con la misma voz, en tiempo del Santo Fundador del Colegio. “Estamos escuchando la música más alta y antigua de la ciudad, cada año”.

La torre del Patriarca ha sido un lugar privilegiado para la realización de grabaciones y filmaciones de sus toques: "Campanes de la Huitava", se hizo aquí en 1988, mientras que la primera película breve sobre este asunto fue realizada en esta torre, por un equipo de cineastas franceses en 1986. Las investigaciones necesarias para llevar adelante la recuperación de los sonidos más antiguos han llevado a los actuales campaneros a consolidar un modelo también de investigación y divulgación online. Además, ya han sido diversas las tesis doctorales defendidas por miembros campaneros, aportando una mirada multidisciplinar hacia todas las vertientes del patrimonio campanero, desde la Antropología, hasta la Musicología, Historia del Arte, etc. “El fenómeno campanero deposita mucho de su presente y futuro en la apreciación de la sociedad, uno de los más importantes éxitos de nuestra tarea, el aprecio de los vecinos y vecinas hacia el patrimonio campanero”.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email