GRUPO PLAZA

año de transición

La Mutant, sin programación propia ni dirección temporal

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento frenan la contratación de un director temporal y la concejalía opta por concentrar su programación en la segunda mitad del año

15/01/2022 - 

VALÈNCIA. El pasado mes de septiembre La Mutant inició su enésima transición, forzada por la marcha prematura de su hasta entonces coordinadora artística, Marta Banyuls. Su salida dejaba a la sala municipal, que depende de la concejalía de Acción Cultural, sin nadie al frente, aunque sí con la programación definida hasta final de año, una programación que se apoyaba en gran medida en eventos externos y distintas colaboraciones. Ante esta salida la concejalía liderada por Maite Ibáñez puso sobre la mesa una respuesta, un proyecto en el que llevaba trabajando varios meses de manera silenciosa con el objetivo de dotar tanto a La Mutant como al Teatre el Musical (TEM) de una dirección estable y a largo plazo, creando una nueva plaza para cada teatro. Este proceso, en cualquier caso, es complejo y más largo que las contrataciones que se venían haciendo hasta ahora, con lo que desde el área se preveía realizar una contratación temporal para cubrir la falta de liderazgo artístico en 2022 hasta la llegada de la soñada solución definitiva. Sin embargo, eso no será posible.

Tal y como han confirmado desde la concejalía a este diario, los servicios jurídicos del Ayuntamiento han frenado esa posibilidad, con lo que La Mutant será gestionada en estos meses por los propios trabajadores del servicio de Acción Cultural, con el apoyo de Juanma Artigot (actual director del TEM), que ‘duplicará’ su labor. Esta decisión ha caído como un jarro de agua fría en el teatro, que continuará sin dirección artística hasta que se resuelva el proceso mayor, para el que se está trabajando con el área de Personal. Cabe destacar que el presupuesto municipal de 2022 ya incluye la creación de las plazas estructurales de los teatros, con lo que las plazas de coordinación artística están incluidas en la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento de València. Aunque la previsión inicial es que en verano el teatro municipal cuente ya con una persona interina, esto significaría que la sala estará al menos un año sin dirección, en el mejor de los casos.

La programación se limitará a las cesiones pactadas 

A esto se suma otra cuestión, y es que la sala permanecerá cerrada entre cuatro y cinco semanas para realizar algunos trabajos de adecuación del espacio, unos trabajos que se llevarán a cabo a o largo de estos meses, aunque todavía no están calendarizados. Teniendo en cuenta todo esto, la concejalía de Acción Cultural ha optado por renunciar a realizar programación propia durante este primer semestre de 2022, con lo que la sala bajará sensiblemente su actividad con respecto a otros cursos. Mantendrá, eso sí, las colaboraciones y cesiones apalabradas con proyectos externos, bien sea para realización de ensayos o para acoger algunas propuestas de diferentes eventos como el festival Dansa València o el Encuentro de Guionistas, que se enmarca dentro del Año Berlanga.

Pero, ¿y qué pasa con la programación a partir de septiembre? Hace apenas unas semanas distintas asociaciones del sector (COMITÈ ESCÈNIQUES, AVED, APCCV y FETI) emitieron un comunicado contra la gestión del teatro municipal en el que apuntaban que  algunas de las compañías comprometidas para 2022 por la anterior directora, Marta Banyuls, “se encuentran ahora sin ninguna confirmación”, algo que pondría “en peligro” su supervivencia. Efectivamente, Banyuls dejó un listado de propuestas para una futura programación, en caso de que la transición se alargara, aunque sin contratos firmados ni compromisos cerrados. 

Esta programación, finalmente, sí será asumida por La Mutant, aunque no en este semestre, sino que se traslada al siguiente bloque, entre septiembre de 2022 y enero de 2023. Las compañías ya han sido informadas de esto por parte de la concejalía, un movimiento que deja sin programación propia estos meses y con la que se asegura la de la segunda mitad del año. A esta programación ideada por Banyuls se podría sumar alguna propuesta recibida por los propios servicios de la concejalía o a propuesta del director del TEM. Los nuevos plazos, tras la negativa de los servicios jurídicos a una contratación temporal, dibujan que una nueva dirección interina llegará en verano para dar estabilidad a un teatro que vive ahora su enésima transición. Y es que esta no es la primera vez que la sala municipal se ve en una tesitura similar. La excoordinadora del TEM, Olga Álvarez, ya se tuvo que hacer cargo de La Mutant años atrás, con la reapertura de la sala, que permaneció cerrada durante más de un año por unas filtraciones de agua.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email