GRUPO PLAZA

comunicado conjunto 

Las artes escénicas cargan contra la gestión de los teatros municipales

15/12/2021 - 

VALÈNCIA. Los teatros municipales encararon hace apenas unos meses una profunda transformación que cambiará por completo su futuro. Tal y como avanzó este diario, la salida de Marta Banyuls al frente de La Mutant llevó a la concejalía de Acció Cultural, liderada por Maite Ibáñez, a poner en marcha antes de lo previsto un plan en el que llevaban tiempo trabajando. Con el objetivo de acabar con el cambio de direcciones cada tres o cuatro años (procesos que, en muchos casos, ha provocado largas transiciones sin 'líder', como es el caso actual de La Mutant) desde el Ayuntamiento de València plantean crear una plaza nueva que formará parte del organigrama del Ayuntamiento y que dará a los teatros una dirección indefinida. Esta fórmula se dibuja tanto para La Mutant, el Teatre el Musical (TEM) o el futuro centro de producción Bombalino. Sin embargo, la medida no ha sido bien recibida por algunos sectores de la artes escénicas, que la califican de un “paso atrás” en la calidad cultural de la ciudad.

“[La medida] es contraria a la naturaleza de un teatro y un mecanismo que favorece la endogamia, limitando las posibilidades del espacio escénicos y convirtiendo la cultura en una cuestión política”, expresan en un comunicado conjunto firmado por cuatro asociaciones del sector (COMITÈ ESCÈNIQUES, Associació de Creadors i Creadores d’Arts Escèniques Valencianes; AVED, Associació Valenciana d’Empreses de Dansa; APCCV, Associació de Professionals del Circ de la Comunitat Valenciana; y FETI, Federació d’Espais Teatrals Independents). “Que las administraciones públicas opten por este tipo de dirección con una única persona al frente y por un periodo temporal indeterminado, como se está haciendo en el Teatro Escalante de la Diputació de València, se acerca más a las líneas políticas más conservadoras y pone en tela de juicio la diversidad a la cual la ciudadanía tiene derecho”, reza el texto.

Es, efectivamente, el Escalante otro de los teatros valencianos -aunque en este caso dependiente de la Diputación- que se encuentra actualmente ‘en transición’. En este caso, el teatro ha tenido hasta tres directores -Josep Policarpo, Gabi Ochoa o Marylène Albentosa-  en los últimos años. Cada uno con un tipo de contrato y duración distinto, una inestabilidad que la corporación provincial ha querido atajar con la creación de un puesto de coordinación artística de teatros, una plaza que será cubierta por el sistema de libre designación entre el funcionariado -exceptuando el sanitario- de toda la Administración Pública. 

El caso de La Mutant y el TEM, dependientes del Ayuntamiento, es algo diferente, pues el proceso estará abierto a profesionales externos, más allá de los funcionarios. Sin embargo, la creación de una plaza a largo plazo no ha sido bien recibida por todos los representantes del sector de las artes escénicas, que creen que esta opción limitará profundamente el devenir del proyecto cultural. “No es la primera vez que un espacio público de artes escénicas se enfrenta a esta situación de una dirección única e ilimitada y volver a ella condiciona la realidad escénica, supeditándola a una debilidad alejada de la calidad”.

Maite Ibáñez. Foto: ESTRELLA JOVER.

La Mutant, pendiente de un cierre por obras

Estos cambios en la dirección dejan como principal afectada a La Mutant. Y es que la salida de Banyuls dio como resultado el inicio de este nuevo proceso para consolidar la dirección, pero, ¿qué pasa hasta entonces? Actualmente la sala no cuenta con director y es, de hecho, el propio equipo de la concejalía y el director del TEM, Juanma Artigot, quien está asumiendo esas labores. Esta situación habría afectado a la propia programación y es que, según afirman las asociaciones, algunas de las compañías comprometidas para 2022 por la anterior directora “se encuentran ahora sin ninguna confirmación”, algo que pondría “en peligro” su supervivencia.

Sobre esta cuestión, fuentes de la concejalía de Acció Cultural consultadas por este diario confirman que Marta Banyuls contactó a algunas compañías antes de su marcha, dejando sobre la mesa algunas propuestas de cara al próximo año, aunque en ningún caso se cerró ningún contrato. Con todo, la intención de la sala es asumir toda esa programación ideada por la anterior directora artística, aunque el encaje en el calendario es un dolor de cabeza distinto. Y es que el teatro está pendiente de unas obras que inhabilitará su escenario durante algunas semanas, unos trabajos inicialmente proyectados para el mes de diciembre pero que, finalmente, llegarán en enero, con lo que afectará a la programación del inicio de año y deja alguna incógnita por resolver de cara a 2022. 

Las críticas a la gestión de los teatros municipales pasan por sus cambios en la dirección... aunque no solo. Tal y como apuntan las distintas asociaciones del sector, el servicio técnico de ambos teatros -el TEM y La Mutant- no está adjudicado a ninguna entidad y "lo asume actualmente los creadores programados, que deben avanzar su coste económico". Este se incluye en el caché de la compañía y, aunque lo asume en última instancia el Ayuntamiento, "muchas de estas compañías se enteran de esta particular forma de pagar el servicio técnico del teatros solo unos días antes de presentar la factura", reza el comunicado. Por su parte, desde la concejalía explican que se ha recurrido a esta fórmula, incluir a la ficha artística la técnica, a causa de la reciente finalización del contrato con la empresa técnica y con el objetivo de "no cancelar". De igual forma, ante las críticas del sector, resaltan que las compañías "no han sufrido ningún perjuicio ni variación económica". Se espera que a partir del 1 de enero se retome este servicio. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email