GRUPO PLAZA

love to rock

"La normalidad es esto": así ha vuelto el baile en la Comunitat

El festival Love to Rock ha sido el primero en celebrarse sin restricciones de baile en la Comunitat Valenciana

24/10/2021 - 

VALÈNCIA. Tras más de un año y medio la promesa del primer festival sin restricciones de baile se ha hecho realidad… El Love to Rock Experience ha sido el pionero en la Comunitat de cara a la nueva normalidad en el ámbito musical. El viernes 22 y el sábado 23 de octubre unas 4000 personas (por día) pudieron por fin bailar de pie y contar con libertad de movimiento dentro de los recintos del festival. Para que esto fuera posible todos los asistentes tuvieron que aportar el certificado válido de vacunación y se tuvo que delimitar la capacidad de los espacios a la mitad, para no sobresaturarlos.

Durante estos dos días pasaron por el escenario principal de la Marina Norte grupos como Novedades Carminha, La Casa Azul, Carolina Durante y León Benavente. El espacio de La Pérgola se reservó para los Djs y algunas bandas emergentes como Júlia e Is.las y en la terraza del Veles e Vents se ubicó el Export by Volumens, un espacio multidisciplinar que mezcló música, arte, tecnología y sesiones de VideoDJ. 

Con motivo de ofrecer una experiencia inmersiva el Love to Rock también puso al alcance de los asistentes ofertas de cara a actividades de deporte y ocio (como kayak, pilates o yoga), siendo la mayoría de estas realizables en la bahía de la Malvarrosa. Y propuestas como la del Gastrobar, una experiencia gastronómica que presentaba un menú degustación avalado por Javier Andrés, el galardonado Director Gastronómico del Grupo La Sucursal.

Foto: KIKE TABERNER

Sobre las medidas preventivas

Hace apenas medio año Love Of Lesbian dio el primer concierto masivo en España post-confinamiento. Gracias a los test de antígenos negativos y las mascarillas proporcionadas por la propia organización 5000 personas se reunieron en el Palau Sant Jordi para bailar por primera vez sin distancia de seguridad. Para asegurar que las FPP2 se mantuvieran puestas se prohibió el consumo en pista, pero este no ha sido el caso del Love to Rock. 

En cualquiera de los espacios se contemplaba un elevadísimo número de asistentes sin mascarilla, Sergi Almiñana (director del festival) considera que la mascarilla es una responsabilidad del público y que se trata principalmente de una norma preventiva: “Hay gente que se la quita cuando no está consumiendo, pero eso pasa a ser responsabilidad del público. La responsabilidad base debe aplicarse como cuando vamos a un espacio abierto como puede ser una playa, por ejemplo. Al final depende de cada uno, en un festival no podemos poner un policía por cada persona”. 

Almiñana considera que el requisito indispensable del certificado de vacunación es un factor clave para generar seguridad en el recinto: "Con el nivel de vacunación que hay en el país y la baja incidencia que hay en el momento contamos con factores para garantizar que un evento de este tipo no tenga por que ser un espacio de contagio. Hay que ir normalizando la situación... un festival con un formato de pie y movilidad no tiene por qué no ser seguro, al final la normalidad es esto". En cuanto a la ausencia general de mascarillas recalca que depende de los asistentes acatar o no las normas del recinto: "Hay que generar una situación de normalidad a través de una actividad preventiva, es necesario informar a la gente e intentar que cumplan las normas pero es imposible controlarlo todo".

Foto: KIKE TABERNER

Readaptación al concepto de festival

Para Almiñana, parte de la clave del éxito del Love to Rock han sido las ganas de "normalidad" que se percibían tanto arriba como abajo del escenario. Desde las gradas Laia González describió la experiencia como un viaje de vuelta al 2019, cuando aún no se sabía ni qué era la COVID. El cantante de Novedades Carminha, Carlos Pereiro, aclaró  que tras casi un año y medio tocando para gente sentada les resultaba increíble poder ver de nuevo a un público danzante, y con cervezas en la mano. León Benavente lo quiso describir como una percepción común: "Esta noche todos hablamos de lo mismo, de la sensación de estar otra vez en un escenario viendo las caras del público, y viendo cómo bailan y hacen lo que les da la gana". 

De cara a abrir este nuevo camino Almiñana considera que poco a poco el festival al aire libre y sin restricciones de baile ni movimiento se va a normalizar como un formato viable: "Hemos estado vinculados a muchas restricciones, y al ver esto de golpe nos parece un extremo. Poco a poco se irá normalizando, en parte en este tipo de acciones reside el motivo por el que nos hemos vacunado".

Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email