Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 29 de mayo y se habla de gandia DESCONFINAMIENTO coronavirus pcr herencia
GRUPO PLAZA

La nueva condena a Blasco abre varios escenarios sobre su posible entrada en prisión

28/04/2020 - 

VALÈNCIA (EP) La nueva condena al exconseller de Solidaridad y exportavoz del PP en las Corts, Rafal Blasco, por las piezas 2 y 3 del caso Cooperación abre varios escenarios sobre su posible entrada en prisión para cumplir la pena de un año que le ha impuesto la Audiencia Provincial de Valencia.

Blasco arrastra dos condenas por el caso Cooperación. La primera, por la pieza 1 relativa a fraude en subvenciones a ONG, la mayoría para proyectos en Nicaragua, por la que se le impusieron seis años y medio de prisión, y por la que encuentra actualmente en régimen de semilibertad tras salir de la cárcel el pasado mes de febrero de 2019 al haber cumplido la mitad de la pena fijada. Y la segunda, por las piezas 2 y 3 del mismo procedimiento, por la que ahora se le ha condenado a un año más de prisión.

En este punto cabe recordar que se trata de una misma causa con similares delitos y hechos y que, como máximo, a Blasco se le podía condenar a ocho años --la pena más alta del delito de malversación--. Como ya se le impusieron seis y medio en el primer proceso, solo le podía recaer un año y medio más a no ser que se añadieran nuevos delitos, según recoge la reciente sentencia de la Audiencia que decidió dejar en un año esa nueva condena.

En esta situación, y al ser la pena por la que ha sido condenado ahora inferior a dos años, se plantean dudas acerca de su posible ingreso en prisión para cumplirla.

Así, Blasco podría volver a ingresar en prisión si la sentencia se declara firme --es decir, cuando lo dictamine el Tribunal Supremo ante los recursos que se han anunciado por parte de las acusaciones--.

Pero depende de varios factores, según han apuntado expertos juristas consultados por Europa Press. La mayoría de ellos coincide en que pese a que la nueva sentencia es por un año, al tratarse de una causa global, se debería tener en cuenta que la condena final es de siete años y medio --es decir, seis años y medio por la pieza 1 y otro año más por las piezas 2 y 3--.

Si se acoge esta premisa, el exconseller debería volver a ingresar en prisión para terminar de cumplir la pena fijada. De lo contrario, según estos expertos consultados, se estaría favoreciendo al reo y la división de piezas efectuada en el procedimiento. Tiene antecedentes y no se tratan de nuevos delitos, insisten.

Sin embargo, Blasco, condenado por malversación, prevaricación y falsedad en relación con fraude de subvenciones a ONG y un proyecto fallido del hospital de Haití, podría evitar la prisión pese a esta premisa si desde Vigilancia Penitenciaria se tiene en cuenta su edad (75 años) y se valora su estado de salud.

Y queda pendiente su responsabilidad civil que, en este último caso, la Audiencia no ha llegado a fijar y lo ha dejado pendiente para la ejecución de la sentencia al no ver informe pericial de la Abogacía de la Generalitat y al estimar que existe un procedimiento abierto en el Tribunal de Cuentas.

Sobre este punto, la Generalitat ya ha anunciado que piensa presentar ante la Audiencia un escrito de aclaración para pedir que se fije la responsabilidad civil, ya que sí se cuenta con un informe de un perito y, además, recuerda que la causa abierta en el Tribunal de Cuentas es por la pieza 1 de la causa.

Tres años y siete meses en prisión 

Rafael Blasco ingresó en prisión el 15 de junio de 2015 tras confirmar el Tribunal Supremo la condena por la pieza 1 del caso Cooperación aunque la rebajó en un año y medio, puesto que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) le había fijado ocho años.

En el establecimiento penitenciario de Picassent ha permanecido durante tres años y siete meses, hasta que en febrero de 2019 consiguió el tercer grado tras cumplir algo más de la mitad de la condena impuesta y aprobarlo la secretaria general de Instituciones Penitenciarias. Su condena por estos hechos acaba en diciembre de 2021 y se acordó que la liquidase en un Centro de Inserción Social (CIS).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email