X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la recuperación del espacio público como herramienta contra la contaminación

La peatonalización de plazas contra el cambio climático

1/12/2019 - 

VALÈNCIA. Son numerosos los proyectos de reurbanización y peatonalización de plazas que el Ayuntamiento de València ha impulsado en los últimos años. El consistorio pretende consolidar la recuperación del espacio público para los viandantes como uno de los pilares de la lucha contra el cambio climático y la emisión de gases contaminantes. En este sentido, la vicealcaldesa de València y concejala de Desarrollo Urbano Sostenible, Sandra Gómez, reivindicó este viernes el modelo de 'ciudad de plazas' como instrumento para la “creación y recuperación de espacios públicos que promueven la convivencia y crean zonas libres de emisiones para combatir la emergencia climática”.

Actualmente hay una decena de proyectos ejecutados de plazas urbanizadas en diferentes barrios de la ciudad, dos proyectos de reurbanización en ejecución y un total de cinco proyectos a la espera de ser iniciados, en diferentes fases de redacción, aprobación o a la espera de inicio de obras.

La Plaza del Mercado de Rojas Clemente en el barrio del Botànic fue una de las primeras en ser peatonalizadas y, actualmente, cuenta con arbolado, zonas de estancia, juegos para los más pequeños y pequeñas y aparcamiento de bicicletas para fomentar el uso de las mismas. Similar situación vivieron las plazas del barrio de Cabanyal-Canyamelar, uno de los que requería una urgente intervención: la Plaça de Llorenç la Flor y la Plaça del Rosari han sido rescatadas del estado de degradación para convertirse en espacios limpios, agradables y al servicio de los vecinos del barrio.

Es así como se han ido reformando plazas de otros barrios como la Plaça San Jerònim, en Rascanya, la Plaça Riu Segura en Forn d’Alcedo, la Plaza San Felip  Neri, en Algirós o la Plaça Arquebisbe Olachea en el barrio de Sant Marcel.lí. Una de las últimas plazas que ha quedado abierta al público es la de San Sebastià, en el Botànic.

En proceso de ejecución destacan la Plaza Grup Marqués de Vallterra en El Perellonet y la Plaza Ceramista Gimeno, en Malilla, donde se encuentra el colegio público Rafael Mateu Cámara. Entre los proyectos pendientes cabe resaltar especialmente aquellos que conciernen al centro de la ciudad.

Entre ellos destaca la futura peatonalización de la Plaza de Sant Agustí y la urbanización de plazas tan icónicas como la de Ciudad de Brujas y el entorno de la Lonja y el Mercat Central. Todo ello sin olvidar de la total urbanización de la Plaza del Ayuntamiento, icono y punto de encuentro de todos los valencianos y valencianas.

Según Gómez, el principal objetivo "ha sido estudiar la ciudad, barrio a barrio, con el fin de recuperar espacios vitales para la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía y sumarnos a los objetivos de desarrollo sostenible”. La vicealcaldesa aplaudió este viernes que España acoja, desde este lunes 2 de diciembre y hasta el próximo 13 de diciembre la Cumbre del Clima 2019 (COP25).

Sandra Gómez. Foto: KIKE TABERNER

Asimismo, Gómez subrayó que desde la gestión urbanística, València se suma a estos objetivos con "la recuperación de las plazas como espacios donde poder construir lazos comunitarios estables y sostenibles",  para que  se constituyen como "herramientas perfectas para materializar este ideal de ciudad abierta que actúa contra el cambio climático".

"Es el espacio donde crecer, compartir, jugar, divertirse y aprender a convivir", destacó la edil de Urbanismo, quien también puso el acento en el papel que desempeñan como "espacios libres de emisiones que nos permiten luchar contra la emergencia climática". En esta línea, Gómez recordó también que las plazas "funcionaban como congestionados parkings de cemento y hormigón donde las aceras apenas ocupaban un espacio residual" y señaló que las necesidades "más urgentes se encontraron en los barrios".  

El objetivo con todo ello es, según la también vicealcaldesa de la ciudad, la consecución de “una València más humana, más sostenible y más inclusiva”. “El proyecto es una apuesta por recuperar el espacio público para mejorar la vida de los ciudadanos, priorizando el uso peatonal frente al de los vehículos y creando espacios diáfanos, habitables y agradables para todas las personas”, sentenció.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email