X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

para frenar su desaparición

La penúltima bala del Círculo de Bellas Artes de València

18/01/2019 - 

VALÈNCIA. La cuantiosa deuda del Círculo de Bellas Artes de València parece tener un solo fin: la desaparición de la centenaria entidad. Tal y como avanzó este diario en primicia, la asociación cultural debe hacer frente a una deuda de 1,8 millones de euros tras haber incumplido el acuerdo por el que hace aproximadamente dos décadas recibió una jugosa subvención de la Generalitat Valenciana para renovar su sede. El acuerdo especificaba que la entidad debía tener la autorización de la administración en caso de vender el inmueble, una venta que, ahogados por las deudas, sucedió en 2016. Eso sí, sin autorización de la conselleria de Cultura. Con todo, es el próximo mes cuando finaliza el plazo para que la asociación dirigida por Gerardo Stübing aporte la mencionada cantidad, antes de que la Agencia Tributaria se haga cargo del caso. Sin embargo, el propio presidente ha aclarado que no tienen la capacidad económica de hacer frente al pago.

“La única solución es que haya una intención política de dar una solución, utilizando el patrimonio artístico como moneda de cambio para poder saldar la deuda”, explicaba Stübing en una entrevista concedida a Cultur Plaza. La propuesta de ‘pagar’ con la colección de obras de arte de la entidad, entre las que se incluye alguna obra de Sorolla o Pinazo, sin embargo, no va adelante. Con la cuenta atrás en marcha, el Círculo de Bellas Artes de València ha usado su penúltima bala, a través de la que espera sumar el apoyo de la sociedad con el objetivo de revertir su situación. De esta forma, la entidad ha impulsado una campaña para recabar firmas, a través de la plataforma online Change, en la que instan a la Generalitat a realizar una acción política “concreta y urgente” para encontrar solución a lo que consideran un “ultimátum absurdo” de la conselleria.

“De llevarse a cabo representa la extinción gratuita de esta centenaria asociación que tanto ha aportado, con sus periodos de luces y sombras, y que debe seguir aportando a la Cultura Valenciana”, apuntan los impulsores de la petición, que recabó varios centenares de firmas en sus primeras horas. Con esta presión buscan forzar una solución a su situación, a sabiendas de que legalmente tienen las de perder. “Jurídicamente la situación está clara. Si la Conselleria no quiere pactar una solución, no podemos forzarlo. Hemos incumplido esa cláusula, eso innegable. Plantear un contencioso en esas condiciones sería alargar la agonía”, explicaba Stübing, quien también declaró haber sido desconocedor de la mencionada cláusula antes de la venta del inmueble, una subvención que fuer recibida años antes de que él fuera presidente de la asociación.

Entretanto, la ‘bala’ final la fijan en Presidencia de la Generalitat Valenciana. Fue a Ximo Puig a quien hace algunas semanas dirigieron un escrito pidiendo que mediara en la situación, pues la conselleria de Cultura descarta aceptar la colección artística como ‘pago’ de la deuda de 1,8 millones de euros. De esta forma, la asociación artística espera frenar su desaparición. Por lo pronto, recibida la petición del Círculo de Bellas Artes, Presidencia se pondrá en contacto próximamente con la entidad para tratar el asunto.

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email