X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

nativa, ciudad jara y valira

La Raíz germina: así son las segundas vidas musicales de sus miembros

Más electrónica, menos reivindicación y la misma energia son los ejes de estos nuevos proyectos

2/01/2020 - 

VALÈNCIA. En noviembre de 2018, La Raíz, uno de los grupos más populares de la escena rock nacional de los últimos años. Lo hacían después de "12 años de trabajo sin descanso": "No sabemos el final de la historia todavía; ésta se escribirá después de una parada que, ahora mismo, necesitamos", rezaba el comunicado. La banda de Gandía quería tomarse un tiempo muy largo para reencontrarse en un futuro, pero de paso, también para explorar diferentes caminos con otros proyectos. Un año después, hasta tres proyectos han surgido de la iniciativa de los diferentes miembros de la banda máter, con sonidos, propuestas y pretensiones diferentes. Valira, Nativa y Ciudad Jara son la segunda vida de La Raíz, pero ¿cuál ha sido el camino de cada uno? ¿de qué manera toman distancia del proyecto original?

Nativa, el proyecto del grueso de miembros de La Raíz

"Nativa fue el proyecto en el que nos encontramos varios miembros de La Raíz que partíamos de la misma idea, la de seguir haciendo música y seguir ligados a la profesión que nos encanta", comenta Jose Carlos García "Sen-K". La formación la completan Adri Faus, Xavi Banyuls, Edu Soldevila y Julio Luis Maloa, todos provenientes de La Raíz. En julio echaron a andar con la publicación de su primer single, Rua Na Selva y en septiembre lanzaron su primer disco, Nadie, a través de la discográfica Propaganda pel Fet. 

La esencia sonora del anterior proyecto se mantiene en cierta medida, siempre ligada a la escena de rock alternativo, pero la diferencia parte de la introducción de elementos electrónicos donde antes solo había elementos orgánicos. Las letras se muestran "algo menos reivindicativas aunque manteniendo nuestra seña: el positivismo a la hora de mirar la vida y la denuncia de las injusticias". "El mensaje es agitar conciencias", concluye Sen-K.

En todo caso, este renacimiento espera una vida larga y fructífera. Ya lo está haciendo y presentarán el disco en algunas de las salas donde viajaban con La Raíz: "nos hemos cambiado las salas, y vengas de donde vengas, los principios son siempre difíciles, pero la respuesta del público ha sido muy inmediata y acogedora. Desde que presentamos el proyecto se notaba que la gente tenía ganas".

Ciudad Jara, Pablo Sánchez se despliega

El cantante y compositor de la banda máter, Pablo Sánchez, necesitaba parar. El ritmo de las giras, una reciente paternidad, y las ganas de "dejar atrás unas miras demasiado fijas y etiquetadas" fueron algunas de las principales causas del parón de La Raíz. Un año después, presenta el proyecto con el que vuelve a la música, uno especialmente ligada a él, Ciudad Jara, del que ya ha ofrecido un par de adelantos y cuyo disco se publicará en febrero de 2020.

"Ciudad Jara es un proyecto mucho más personal, que me da más libertad para explorar qué es lo que quiero componer. El sonido sigue partiendo del rock, pero el abanico es mucho más amplio", comenta el propio Pablo Sánchez. Siglos de golpes es esencialmente rock y La canción del pensador parte del folk y la canción de autor. Igual como Nativa, Ciudad Jara introduce elementos de la electrónica sin olvidar una base orgánica. El disco será una abanico estilístico y sus letras parten de referentes poéticos e intimistas como Alfonsina Storni, Ángel González o Miguel Hernández: "el mensaje no es tan de masas, no tan de batalla, pero sigue estando el compromiso, la transgresión y la imaginería de La Raíz".

Y aunque Sánchez asegura que "ponerse metas sería incoherente con su forma de pensar" se encuentra muy a gusto con este primer proyecto, que comenta que "si bien en un primer momento, se pensó más íntimo, ha salido un disco potente que está preparado para los grandes festivales".

Valira, la relectura pop

Por último lugar, Valira fue en realidad el primer proyecto que surgió tras la parada indefinida de La Raíz, en marzo de 2019. Este es el proyecto de Juan Zanza, guitarrista de la banda original, que vuela solo con una nueva formación. En Ecos de aventura, su primer disco, las guitarras no pierden protagonismo y rebuscan en raíces más rockeras, aunque con un producto final que no está muy lejos del pop. Valira ya ha pasado por festivales y salas con una buena acogida del público, que ha descubierto una voz que no tenían muy escuchada en La Raíz.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email