X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el president valenciano propone una negociación a partir del estatut de 2006

La receta de Ximo Puig para arreglar lo de Cataluña

3/10/2017 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, se pronunció este lunes sobre la negra jornada de la víspera en Cataluña y lo hizo no para buscar culpables sino para proponer una solución, su solución. "Esta es mi opinión, pero hay otras. Y se deben discutir. Lo que no tiene sentido es el inmovilismo", advirtió.

Lo hizo en una conferencia pronunciada en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, en València, ante más de 200 asistentes, en la que reiteró su conocida tesis de que España debe avanzar hacia "un Estado de las Autonomías del siglo XXI, un estado federal". En su opinión, el problema catalán "debería servir para acelerar las reformas que necesita todo el sistema autonómico". 

La propuesta de Puig se basa en "al menos tres puentes" para superar el problema territorial: constituir una mesa de diálogo entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña, abordar la reforma constitucional "tantas veces aparcada" y, en tercer lugar, impulsar de forma inmediata la reforma del sistema de financiación como primera condición para el resto de reformas.

Partir del Estatut de 2006

Respecto a la constitución "en el plazo más breve posible" de una mesa de dialogo entre la Generalitat y el Gobierno de Mariano Rajoy, Puig afirmó que debería ser "una mesa de diálogo sincero, sin líneas rojas y en la que se abandonen los maniqueísmos". 

Una mesa que "humildemente" propuso que se haga tomando como base el Estatut de Autonomía de 2006, recurrido ante el Tribunal Constitucional, que lo anuló parcialmente. 

Momento de la conferencia. Foto: FÓRUM EUROPA

"Sé que desde ese momento han ocurrido muchas cosas, quizás demasiadas cosas, pero es el último espacio de acuerdo que ha existido y parece razonable que empecemos a hablar desde este", expuso.

Reforma constitucional

El segundo de los puentes que planteó el presidente valenciano fue la necesidad de abordar la reforma de la Constitución y la modificación de su título VIII. 

"La tantas veces propuesta reforma de la constitución ha de dejar de formar solo parte de los discursos para pasar a entrar en la agenda política inmediata", proclamó.

En su opinión, debería ser una reforma que permita conjugar la diversidad territorial y la igualdad de los ciudadanos. "Una diversidad territorial con distintas manifestaciones, con hechos lingüísticos y culturales diferentes que han de ser también los de la administración central", puntualizó.

"La diversidad territorial tiene que encajar con la igualdad de las personas, y para que ello ocurra, necesitamos una lealtad institucional cuyo contenido también debería quedar reflejado en el texto de la Constitución", añadió. 

Entre sus propuestas en este punto destaca la de que las CCAA tengan un peso distinto al actual sobre aquellas decisiones que inciden sobre sus competencias, con "espacios de diálogo permanente y vinculante, donde la Administración central no se reserve la mitad más uno de los votos".

Financiación sin un cupo catalán

El tercer puente que planteó consiste en activar inmediatamente la reforma de la financiación autonómica como primera condición para el resto de reformas. "No es necesario más tiempo para actuar, más bien al contrario, llegamos demasiado tarde", lamentó. 

Puig celebró la "rectificación" del Gobierno de Rajoy a las informaciones que aseguraban que se estudiaba un cupo catalán como posible respuesta a la crisis actual. "No estaríamos entendiendo nada si intentáramos solucionar el agravio a un territorio agraviando a todo el resto", manifestó.

Afirmó que la solucion debe ser "estructural" para todas las CCCA y debe partir del hecho de "que la Administración central comprenda no sólo que hemos de repartir mejor los recursos del Estado, sino que de esos recursos totales las autonomías tienen que recibir un porcentaje mayor". 

"Creo que hace falta recorrer esos puentes, impulsar esa España policéntrica, ese Estado federal cohesionado, solidario, responsable y plural", concluyó Puig. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email