Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La subida de impuestos dispara las consultas entre los expertos jurídicos

27/05/2020 - 

VALÈNCIA.  En los últimos meses, han circulado numerosos rumores sobre una posible subida de impuestos, sobre todo, a los grandes patrimonios. Aunque todavía no sabemos con certeza si estos incrementos se formalizarán, adicionalmente todo apunta a que las tarifas del IRPF serán aumentadas sensiblemente en la parte estatal.

Estas medidas, impulsadas desde el Gobierno de España buscan una mayor equiparación tributaria entre las rentas del trabajo y las rentas del capital. De este modo, se pretende aumentar la recaudación mediante la revisión de figuras impositivas ya existentes, tales como el aumento de los tipos de gravamen en el IRPF, el incremento del tipo mínimo en el Impuesto sobre Sociedades o una mayor unificación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (por ejemplo, eliminando bonificaciones).

Además, el ejecutivo central plantea la creación de nuevas figuras como las llamadas coloquialmente Tasa Tobin, la Tasa Google o el famoso Impuesto a las Grandes Fortunas (aportación concreta de Unidas Podemos).

No obstante, la realidad es que la subida de impuestos no implica necesariamente un aumento de la recaudación, sobre todo, si no se pone el acento en medidas de corte económico coherentes y acompasadas a las medidas fiscales, explican Enrique Lucas y Borja López, socios del despacho de abogados Anaford. Además, en todo caso, nuestro defecto de recaudación en comparación con otros estados de nuestro entorno nunca se explica por la falta de Impuesto a las Grandes Fortunas.

Entre todas estas medidas que se han planteado en los últimos meses, el nuevo Impuesto a las Grandes Fortunas ha acaparado muchos de los titulares. Este nuevo tributo tendría un mínimo exento por primera vivienda de 400.000 euros y gravaría un 2% los patrimonios de más de un millón de euros, con un 2,5% los patrimonios de más de 10 millones de euros, con un 3% los superiores a los 50 millones y con un 3,5% a partir de los 100 millones. Este gravamen, que sustituiría al vigente Impuesto sobre el Patrimonio, no sería susceptible de bonificación por las comunidades autónomas y recaudaría, según prevé Unidas Podemos, unos 11.000 millones de euros, lo que equivaldría al 1% del PIB.

López, cree que “un impuesto que trate de gravar el patrimonio con tasas de hasta el 3,5% lo que puede provocar, y seguramente provocará, es que ciertas personas se cuestionen sobre la conveniencia de seguir residiendo en España y, adicionalmente, la “no venida” de otros a España. Esta reflexión debe ir acompañada de todas las dudas técnicas adicionales que se suscitan, tales como la propia definición de patrimonio como decíamos, la forma de valorarlo en su caso, las bonificaciones o exenciones de patrimonio empresarial activo o puntos de conexión a efectos autonómicos o internacionales, entre otras”.

Desde el despacho Anaford, con oficinas en España y Suiza y con gran experiencia asesorando a cliente privado tanto a nivel nacional como internacional, confirman que en las últimas semanas se han multiplicado las llamadas de clientes alarmados por los mensajes lanzados por el Gobierno e interesándose por la posibilidad de transferir su patrimonio financiero al extranjero, así como de efectuar un traslado de residencia.  

“Nuestro consejo en este momento no puede ser otro que la prudencia. No contamos más que con anuncios, muchos de ellos con un claro componente político, de creación de nuevas figuras impositivas con muchas lagunas y difícil encaje en el marco legal vigente si se implementan como se han anunciado. Tomar decisiones ahora, careciendo si quiera de borradores de anteproyectos normativos, resulta aventurado y podría llevarnos al efecto contrario al pretendido. Resulta altamente probable que se produzcan modificaciones en el sistema impositivo en los próximos meses, hay que esperar a que se vayan concretando para analizar el impacto que tendrán en cada caso concreto y poder entonces tomar decisiones en base a un asesoramiento profesionalizado”, enfatiza Lucas.

No obstante, desde el Despacho inciden en que es recomendable hacer un análisis de la composición patrimonial de cada cliente para poder anticipar el impacto de una posible subida impositiva y tener un margen de reacción más amplio. Del mismo modo, es básico recibir un buen asesoramiento para conocer de antemano las implicaciones derivadas, por ejemplo, del traslado de residencia a otro país o de la mera transferencia de posiciones financieras al extranjero. Hay muchos factores a tener en cuenta que la mayoría de la gente desconoce y que de no hacerse un estudio minucioso en cada situación pueden provocar que una deslocalización sea ineficiente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email