GRUPO PLAZA

crece el malestar por la discusión pública con el secretario autonómico de turismo 

La tasa turística se enquista como punto negro del Botànic: Compromís enseña la puerta a Colomer

Foto: MARGA FERRER
23/07/2022 - 

VALÈNCIA. La semana podía haber sido redonda, o al menos muy buena para el Govern del Botànic. Después de la crisis sufrida en junio con la dimisión de la vicepresidenta del Consell y referente de Compromís, Mónica Oltra, el pacto entre fuerzas progresistas ha ido entrando en una fase de cierta estabilización. La entrada como sustituta de Aitana Mas ha favorecido en cierta medida que se alivie tanto la presión mediática como la siempre difícil relación entre el PSPV y sus dos socios de gobierno, Compromís y Unides Podem.

Así, esta semana el Consell volvía a la carga buscando tomar el mando de la agenda política: el anuncio de próximos rodajes en Ciudad de la Luz, la presentación de la siguiente edición del Benidorm Fest, la visita de Pedro Sánchez a Morella con la conclusión de las obras de la N-232 o el impulso de un centro de formación para la gigafactoría de baterías de Volkswagen, han sido algunos de los hitos que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha tratado de exprimir esta semana.

Sin embargo, esta planificación de puntos informativos positivos se ha visto ensombrecida por momentos con el conflicto abierto en el Botànic en relación a la tasa turística. Una batalla librada entre dos bandas: por un lado, los favorables a este impuesto, Compromís y Unides Podem; por otro, los contrarios a la medida, el sector hotelero encabezado por Hosbec y el secretario autonómico de Turismo, el socialista Francesc Colomer.



Cabe recordar que el PSPV-PSOE, liderado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se ha mostrado reacio a este impuesto y durante varios años ha logrado sortearlo pese al interés de sus socios. Finalmente, se alcanzó un acuerdo para que la tasa turística sea aplicada por los ayuntamientos que así lo consideren a partir de 2024. No obstante, hasta el momento sólo se ha aprobado en Les Corts la toma en consideración de la propuesta, por lo que está abierto el periodo de enmiendas.

En este sentido, distintos altos cargos socialistas consultados por este diario consideran que el "pecado original" del problema de la tasa se sitúa en el pacto alcanzado el pasado mes de diciembre por el entonces portavoz socialista en Les Corts, Manolo Mata, con los socios del Botànic, Compromís y Unides Podem. Ahora bien, pese a los intentos socialistas de tratar de volver a retrasar el debate, se han visto atrapados por la presión de sus compañeros de viaje y por el citado acuerdo alcanzado.

Ante esta situación, en la cúpula del PSPV y en Presidencia de la Generalitat, han apostado por cumplir el acuerdo y tratar de que, cuando llegue el momento, no se aplique en los consistorios donde se gobierna. Al margen de esto, fuentes socialistas admiten que se pretenden evitar más batallas que pongan entre dicho el Botànic a menos de un año de elecciones. En este sentido, desde el PSPV entienden que la nueva vicepresidenta del Consell, Aitana Mas, no va a ceder -y menos recién llegada al cargo- descafeinar o retirar una medida tan exigida por su partido: así, los socialistas entienden que no remover el debate contribuirá a mejorar la estabilidad del Botànic.


No obstante, en la formación socialista no todos están de acuerdo con este "sacrificio". Colomer se ha erigido como el principal defensor de la reivindicación del sector turístico, especialmente Hosbec, en la oposición a la tasa. Bien es cierto que, además, una parte importante de los socialistas e incluso el propio presidente Puig, están en esta postura, especialmente en este momento de crisis derivado de la pandemia y la guerra de Ucrania; sin embargo, la estrategia marcada parece dirigida a no conducir al Botànic a un enfrentamiento cuando se ha votado la toma en consideración de la medida en Les Corts.

En cambio, Colomer no ha dado ni un paso atrás. Prueba de ella fue la presentación este miércoles del estudio encargado y pagado por su departamento a investigadores de la Universidad de Alicante sobre la tasa turística, que señalaba los efectos nocivos que en la mayoría de los casos podría conllevar la medida. Un acto que no gustó en Presidencia de la Generalitat -compañeros de partido de Colomer- pero tampoco a los socios de Compromís y Unides Podem, que salieron en tromba a criticar al secretario autonómico de Turismo.

Aitana Mas. Foto: GVA

Por si fuera poco, este mismo viernes la portavoz del Consell, Aitana Mas, de Compromís, fue preguntada precisamente por la posición de Colomer en este asunto: "Si alguien no se siente cómodo con los acuerdos en el marco del Botànic de manera unitaria, con codecisión, consenso y diálogo; si no se siente de acuerdo, evidentemente deberá tomar decisiones personales", señaló en lo que pareció una fórmula elegante para enseñar la puerta de salida al secretario autonómico de Turismo. 

En este sentido, cabe recordar que Colomer ha llegado a plantear la posibilidad de dimitir si sale adelante la citada tasa: en cuanto a Puig, opinan que el presidente no contempla destituirle de su puesto, aunque sí admiten que ha crecido el malestar por los rifirrafes de los últimos días.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme