GRUPO PLAZA

la comisión delegada prevé dar luz verde el proyecto antes de su exposición pública

La Torre Eólica de La Marina ve la luz

9/02/2021 - 

VALÈNCIA. La Torre Eólica proyectada en La Marina empieza a ver la luz. La Comisión Delegada del Consorcio València 2007 -que gestiona este enclave- prevé dar luz verde a la concesión este miércoles después de haberse cerrado los últimos flecos acerca del canon variable que deberán abonar los promotores. Esta aprobación supone el paso previo al plazo de exposición pública.

Esto debería haberse producido ya hace aproximadamente un año, en marzo de 2020. Sin embargo, los promotores pidieron, para hacer viable el proyecto, la rebaja del canon variable suplementario al canon fijo de más de 80.000 euros. Un aspecto sobre el que la Comisión Delegada no manifestó ningún rechazo pero exigió que fuera una auditora externa la que presentara informes económicos que avalaran esta minoración.

Según explican fuentes del Consorcio, estos informes ya obran en la mesa de la Comisión Delegada, de manera que este miércoles lo previsible es aprobar el proyecto antes de que salga a exposición pública. La ratificación de la Torre Eólica se producirá unos dos años después de que el organismo diera el primer visto bueno al planteamiento de este hito arquitectónico, diseñado por el despacho de arquitectura del valenciano Fran Silvestre con el respaldo financiero de Net de Gerrers.

Así pues, finalmente, la concesión por parte de La Marina para el desarrollo del proyecto tiene un plazo de 30 años. Al pago de los 80.000 euros se le sumará así un canon variable que no ha trascendido, y según la documentación de hace un año -que presumiblemente no ha cambiado en términos generales-, el plazo de carencia a partir del cual la concesionaria empezará a abonar el canon correspondiente será de dos años.

 Figuración de la Torre Eólica

El presupuesto planteado supera ligeramente los 20 millones de euros y según la concesión, se contempla también la construcción de locales o espacios para ser cedidos en arrendamiento a terceros que obligatoriamente serán "empresas relacionadas con el sector de la energía, la tecnología, innovación, investigación y start-up". Una medida mediante la cual el Consorcio pretende incidir en el carácter de polo de desarrollo tecnológico e innovador de La Marina.

La Torre se ubicará en un estrecho espacio en el extremo este de la bocana del recinto marítimo, un enclave baldío y adentrado en el mar pero ideal para el proyecto por la fuerza del viento en el lugar. La combinación de energías eólica y fotovoltaica aspira a lograr una producción de 5,4GWh al año, aproximadamente lo que genera un molino eólico convencional de eje horizontal de gran tamaño. 

El 75% del total de la energía la producirían los alrededor de mil molinos eólicos de eje vertical instalados en la torre; y el 25% restante lo lograrían las placas solares dispuestas en la superficie de la estructura. Así, el monumento aspira a convertirse en un centro de investigación de energías limpias, además de en una importante referencia visual.

Quizá también en un punto turístico en sí mismo, ya que sus impulsores habían contemplado la creación de un mirador en la parte superior de la inmensa torre, que supera ampliamente los 127 metros del puente de l'Assut de l'Or, actualmente el punto más alto de la ciudad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email