Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de octubre y se habla de coronavirus notarios impuestos ghatto
GRUPO PLAZA

La Unión Europea combatirá los incendios con una flota común de aviones de extinción

7/06/2020 - 

BRUSELAS. Europa asistió alarmada a los incendios de 2017 en Portugal. Durante aquel tórrido verano, entre el 17 y el 24 de junio, una lengua de fuego recorrió la Nacional 236, “la carretera de la muerte”, provocando 64 muertos y 135 heridos entre los veraneantes que huían de los montes en llamas donde pasaban sus vacaciones. En nuestro caso, España se encuentra en el segundo puesto de los países con más incendios forestales, con unas 100.000 hectáreas arrasadas cada año. Es por ello que Bruselas decidió reforzar su sistema de protección civil de emergencias con una flota de aviones y helicópteros para la lucha contra el fuego.

De nuevo este año, ante el inminente riesgo de incendios forestales y el peligro de repetir otra catástrofe como la del país luso durante el próximo verano, la Unión Europea (UE) se prepara reforzando la flota aérea de lucha contra incendios del nuevo sistema rescEU. La UE financiará la compra por el Gobierno sueco de dos nuevos aviones de extinción de incendios que se añadirán a la reserva. Con esta adquisición se  eleva a 13 el número de aviones y a seis el de helicópteros de la flota de rescEU en 2020, financiados por la UE.

En los últimos años, unas condiciones climáticas extremas y la aparición de nuevas amenazas han puesto al límite la capacidad de los Estados miembros de ayudarse recíprocamente, sobre todo cuando varios países se enfrentan a la vez al mismo tipo de catástrofe. Solo en 2017, más de 200 personas murieron como consecuencia de catástrofes naturales en Europa y más de un millón de hectáreas de bosque quedaron calcinadas. 

Mientras que, durante 2019, la Comunitat Valenciana registró el menor número de incendios forestales de los últimos 33 años, bajando de las mil hectáreas quemadas. En este contexto, la Generalitat Valenciana ha reforzado las labores de prevención de incendios con cerca de 500 persones que se encargan de la vigilancia preventiva. La Conselleria d’Emergència Climàtica ha invertido casi cinco millones de euros este año en el mantenimiento y conservación de los caminos y pistas forestales.

No obstante, allí donde la disponibilidad de equipos es escasa o nula, rescEU interviene para facilitar capacidades adicionales que permitan afrontar las catástrofes en Europa. En palabras del comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarčič, «los incendios forestales pueden producirse en cualquier momento, y el cambio climático ha ampliado su extensión en Europa. Hemos de estar preparados para este verano». 

La capacidades de lucha contra incendios forestales de rescEU han ido aumentando desde que la Comisión Europea puso en marcha este proyecto en marzo de 2019 tras su anuncio en 2017, durante el gobierno de Jean-Claude Juncker. En el Mecanismo participan todos los Estados miembros de la UE así como otros países terceros: Islandia, Noruega, Serbia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Montenegro y Turquía. RescEU se amplía a estos Estados participantes como signo de solidaridad europea.

La UE financiará este verano la puesta en común de los aviones y helicópteros de siete Estados miembros para la flota antiincendios de rescEU en 2020, de modo que puedan desplegarse en los países que los necesiten. La reserva de lucha contra incendios de rescEU está compuesta por dos aviones de Croacia, dos aviones de Chipre, un avión de Francia, dos aviones de Grecia, dos aviones de Italia, dos aviones de España y dos aviones más seis helicópteros de Suecia.

Contribuciones voluntarias 

A través de este proyecto, se coordinan las medidas preparatorias y de seguimiento ante la temporada de incendios forestales del verano de 2020. Para ello, están implicados varios organismos de la Union Europea. El Centro de Coordinación de la Respuesta a Emergencias (ERCC en inglés) vigilará la evolución de los incendios y se mantendrá en estrecho contacto con las autoridades del país afectado. 

Al mismo tiempo se coordinan los servicios e instrumentos de seguimiento nacionales y europeos. El Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS en inglés) ofrecen una visión general de los datos europeos obtenidos a partir de los programas nacionales de lucha contra los incendios forestales.

Antes y durante la temporada de verano, se mantienen reuniones periódicas con los Estados miembros de la UE y los Estados participantes en el Mecanismo de Protección Civil de la Unión para intercambiar información sobre su grado de preparación y los riesgos de incendio. Además, también se puede utilizar el sistema de la UE de cartografía vía satélite Copernicus, para detectar incendios forestales.

El Mecanismo de Protección Civil de la UE se basaba hasta ahora en un sistema mediante el cual la UE coordinaba las contribuciones voluntarias de los Estados miembros y los Estados participantes en un país que solicitaba ayuda, a través del Centro Europeo de Coordinación de la Respuesta a Emergencias, con sede en Bruselas. De ahí la necesidad de crear un instrumento ad hoc preparado de antemano para el rescate. 

La finalidad de este instrumento europeo es crear una reserva de capacidades, la llamada reserva rescEU, que incluya aviones y helicópteros antiincendios, fomente la prevención de catástrofes y tenga preparadas con antelación las intervenciones necesarias. También  está preparado para activar una respuesta rápida a emergencias médicas, químicas, biológicas, radiológicas o nucleares, como ha ocurrido con la pandemia del coronavirus.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email