GRUPO PLAZA

el resultado en madrid consolida más aún a mazón como favorito para suceder a bonig

La victoria de Ayuso refuerza a Casado y ahoga las rebeliones en el PPCV

5/05/2021 - 

VALÈNCIA. La clara victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones autonómicas de Madrid celebradas este martes ayuda a clarificar también la situación del PP en la Comunitat Valenciana, dado el refuerzo que implica para el actual presidente nacional, Pablo Casado, y para su secretario general, Teodoro García Egea.

Un triunfo que significa mucho más que prorrogar el control que ostenta la formación popular en los últimos 26 años: el partido de la gaviota elimina a uno de sus rivales directos ante el electorado -Ciudadanos- y ofrece a su actual líder una verdadera oportunidad para tratar de plantar cara a Pedro Sánchez.


Un refuerzo que, además, permite a la dirección nacional ampliar su crédito en torno a las decisiones orgánicas como la que pretende culminar en la Comunitat Valenciana. El primer paso, era lograr que Isabel Bonig se retirara de la lucha por reeditar el liderazgo -ya anunciado- y convocara el congreso regional, algo que se concretará el próximo jueves en la Junta Directiva Regional ya fijada. El segundo, consiste en aupar a la presidencia del PPCV al líder provincial de Alicante, Carlos Mazón, apuesta clara de García Egea.

Un ascenso que en la mayoría de 'familias' políticas del PPCV se da por hecho, más por lealtad a Génova -la mayoría de grupos de poder actuales apoyó a Casado en las primarias de 2018- que por pasión ciega a Mazón, que tendrá usar sus habilidades para convencer de  su liderazgo a lo largo y ancho de la Comunitat Valenciana.

Público frente a la sede del PP en la calle Génova este martes. Foto: EFE/Mariscal


Ahora bien, la clara victoria de Díaz Ayuso en Madrid y el consiguiente refuerzo al proyecto de Casado otorga una estabilidad a la dirección nacional que, sin duda, contribuirá a ahogar las posibles rebeliones en las autonomías donde se produzcan procesos orgánicos.

En tierras valencianas, el alcalde de Ayora, José Vicente Anaya, ya ha anunciado su intención de disputar el liderazgo del PPCV. Una misión para la que ha encontrado el apoyo del primer edil de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, y que también se mira con buenos ojos por una parte importante del Foro 2020, donde figuran históricos como Francisco Camps, Pedro Agramunt o Juan Vicente Pérez.

No obstante, así lo creen distintas fuentes populares, la clara victoria de Ayuso y la posición en la que deja a la dirección nacional, contribuirá decisivamente a minimizar el clima de rebelión que había amenazado con instalarse en la Comunitat Valenciana.

Otra inyección de moral para el PPCV: Cs, herido de muerte 

Por otro lado, la debacle de Ciudadanos en Madrid -poco más de un 3% de los votos- con la pérdida de los 26 escaños de los que disponía en la Asamblea dibujan un futuro absolutamente oscuro para el partido que dirige Inés Arrimadas, que ya sufrió el terrible desplome en los comicios catalanes.

Una circunstancia que alimenta la moral del PPCV ante los cambios orgánicos que se avecinan en su congreso. Ciudadanos logró 18 escaños en las últimas elecciones autonómicas en 2019, solo uno menos que la formación popular encabezada por Bonig. Ahora bien, en aquel momento el partido que lideraba Albert Rivera estaba de dulce y su candidato a la Generalitat era Toni Cantó, quien ahora ha hecho campaña activa por Díaz Ayuso. 

Con este escenario, la debacle en las elecciones madrileñas apuntan a un incremento de fugas de cargos intermedios de Cs hacia el PPCV que Mazón será el encargado de canalizar o, en su defecto, lograr que el electorado naranja viaje hacia el granero popular.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email