GRUPO PLAZA

amplia así su catálogo a un total de 11 acreditaciones en materia de calidad y seguridad

Los laboratorios de Ainia logran seis nuevas acreditaciones para análisis de alimentos y envases

26/07/2022 - 

VALÈNCIA (EP). Ainia ha conseguido, por parte de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), seis nuevas acreditaciones, principalmente dirigidas a la alimentación y el envase de alimentos. De este modo, amplia así su catálogo a un total de 11 acreditaciones en materia de calidad y seguridad agroalimentaria, según ha informado el centro tecnológico en un comunicado.

En concreto, los análisis acreditados se dirigen a detectar la presencia de alcaloides tropánicos, y alcaloides de la pirrolicidina (PAs), hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP's), nuevas migraciones específicas de impurezas y lantánidos, así como lactosa por cromatografía iónica y los metales Cinc, Níquel y Manganeso. Los laboratorios también han ampliado los análisis en microbiología de superficies.

Los alcaloides de la pirrolicidina (PAs) son toxinas naturales, producto del metabolismo secundario de las plantas que se han encontrado contenidos de PAs variables desde un nivel traza hasta un 19% del peso en seco de la planta. La legislación europea regula la presencia de estas en los alimentos, por lo que el control de estas sustancias se hace imprescindible para garantizar el cumplimiento legal y la seguridad alimentaria de los productos que pudieran contenerlos.

Por otra parte, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP's) son un grupo de más de 100 sustancias químicas diferentes que se forman, principalmente, durante la combustión incompleta de materia orgánica como el carbón, petróleo, gasolina y basuras, así como otras sustancias orgánicas como tabaco, o carne preparada en la parrilla. Los HAPs presentes en los alimentos pueden proceder de la contaminación medioambiental y de procedimientos que incluyan el ahumado, secado o incluso el calentamiento de los alimentos.

Los productos alimenticios cuyo contenido supere los límites máximos establecidos en la legislación, no se podrán comercializar como tales, ni se utilizarán como ingrediente. La acreditación obtenida por AINIA se extiende a todos los alimentos, si bien ahumados, alimentación especial, cacao, aceites y grasas, alimentación infantil y derivados de frutas son algunos de los sectores con mayores demandas.

Asimismo, para los fabricantes de determinados tipos de envases, es esencial el análisis de migración específica de impurezas y lantánidos para asegurarse que no haya migraciones desde el envase hacia el alimento. Los materiales en contacto con alimentos deben cumplir con estrictas regulaciones en función del tipo de material y del mercado donde se comercializarán. Estas acreditaciones son clave, tanto para los fabricantes de envases, como para los envasadores de alimentos en materiales plásticos.

Análisis en lactosa

La leche y sus derivados, incluida la lactosa, constituyen uno de los 14 alérgenos de declaración obligatoria. No obstante, en el sentido estricto la lactosa no es un alérgeno si no una sustancia frente a la que algunos individuos presentan intolerancia. Puede encontrarse tanto en leche y productos lácteos como en productos en los que se haya incorporado intencionadamente como aditivo. Pero también puede aparecer en diferentes productos por contaminación accidental.

En el ámbito del análisis de metales, el Cinc, Níquel y Manganeso se consideran oligoelementos desde el punto de vista nutricional. Es decir, se trata de sustancias tienen que ser aportadas por la dieta, ya que son necesarias y no pueden ser sintetizadas por los seres vivos a partir de otros nutrientes. Su ámbito de aplicación analítica no se ciñe a un tipo de alimentos concreto, son de interés para cualquier alimento que pueda ser fuente de estos oligoelementos.

Por último, explica que la contaminación presente en las superficies que entran en contacto con alimentos convierte a estas, probablemente, en el principal vector de contaminación de los productos manipulados en el interior de una planta de producción. Por ello, el control es esencial para evaluar los niveles de higiene y detectar problemas de contaminación que puedan conllevar la de los productos que en ella se manipulan.

La ampliación de los análisis de microbiología de superficies acreditados de AINIA se concretan en el recuento en placa de aerobios a 37ºC (Laminocultivos) y recuento en placa de enterobacterias (Laminocultivos), la detección de Listeria monocytogenes por PCR a tiempo real, ampliación para las matrices hisopos y toallitas; el recuento de aerobios a 30ºC por NMP automatizado: ampliamos la matriz hisopos, y el recuento de enterobacterias por NMP automatizado, ampliando para la matriz hisop.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme