GRUPO PLAZA

reduce la deuda en casi diez millones de euros

La Diputación de Castellón cierra las cuentas de 2017 con un superávit de 15,8 millones

19/03/2018 - 

VALÈNCIA. La Diputación de Castellón ha cerrado las cuentas de 2017 con un superávit de 15,8 millones de euros y ha reducido su deuda en 9,5 millones de euros, dejándola en mínimos históricos, según ha informado la Corporación Provincial en un comunicado.

Tal y como ha explicado el diputado de Hacienda, Salvador Aguilella, "gestionar bien los recursos, de forma eficiente, nos permite invertir más en los pueblos y atender mejor las necesidades de los castellonenses. Esa gestión de la Diputación ha permitido obtener este 'superávit' sin incrementar las tasas, y aumentando los servicios".

Respecto a 2016, los gastos corrientes han aumentado un 4,52 % y las inversiones un 2,96 %.

En los últimos cinco años se ha logrado una "reducción histórica" del 92 % en el presupuesto dedicado a pagar los intereses de los bancos.

Así, mientras en 2012 hubo que invertir 3,9 millones de euros al pago de los intereses de los 140 millones de euros que debía la institución provincial tanto a los bancos como al Estado, que ahora esa obligación es de apenas 200.000 euros, tras reducir la deuda acumulada a menos de 50 millones de euros (49,6 millones).

En cuenta que en el primer presupuesto aprobado bajo la presidencia de Javier Moliner (PP), en 2012, se contemplaban para devolver deuda 11.473.205,39 euros de los más de 116 millones presupuestados, en 2017 esta cantidad se redujo a 4.511.008,36 euros a pesar de crecer el presupuesto global hasta más de 131 millones de euros.

Tal y como ha expuesto Aguilella, "ser eficientes en la gestión nos permite al gobierno provincial dedicar menos a pagar intereses y destinar cada vez más recursos a lo que de verdad importa, a los 135 municipios de la provincia y a todos los vecinos de la provincia de Castellón".

A mediados de 2011 la Diputación tenía una deuda de 140 millones de euros, lo que suponía una carga financiera de cuatro millones de euros al año que no se dedicaban a mejorar los municipios, sino a pagar los intereses correspondientes.

Ahora, "tras la gestión del presidente Moliner y su equipo económico, la deuda se reduce a 49,6 millones de euros y los intereses anuales se reducen de cuatro millones de euros a doscientos mil, lo que supone tener 3,8 millones de euros más para prestar mejores servicios a nuestros pueblos durante el próximo año", ha concluido el diputado responsable de las finanzas. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme