GRUPO PLAZA

la compañía de teatro pide escoger entre dos finales

La Inestable pone en manos del espectador el desenlace de su próxima obra teatral

13/10/2021 - 

CASTELLÓ. Cómo debe ser que de un día para otro te quiten tu casa. Sin avisos. Ni orden de registro. La población de Cisjordania lleva años siendo expulsada de sus casas, porque de pronto no tienen permisos para vivir entre esas paredes. La nueva ley la marca Israel. El territorio ocupado es palestino. Pocas explicaciones hacen falta para entender la raíz del asunto. Sin embargo, es precisamente nuestra visión tan externa de los problemas que ocurren en el Oriente Medio lo que ha motivado a La Inestable a crear Paldestí.

La compañía de Castellón, en pie desde hace 13 años, está especializada en el teatro con títeres. Pero será esta la primera vez en la que presenten una obra con únicamente un actor (Pablo Díaz del Río) y una actriz (Amanda Aguilella) sobre el escenario. Igualmente, explican sus miembros que la puesta en escena será sencilla; el peso de la representación recae como nunca en el texto y en la interpretación de un conflicto vivo desde hace medio siglo.

Fue la misma Aguilella quien se decidió a reflexionar sobre la toma de casas tan fuerte que se vive en Cisjordania, tras un viaje a Argentina donde conoció a varias personas judías. En su historia, Berta llegará un día antes de lo previsto hasta la zona afectada para escoger con premeditación su nueva casa. Y es que tal y como ocurre en la vida real, al mismo tiempo que unos salen, otros entran para convertir aquellos hogares en su nueva propiedad. Pero lo quizá más interesante de esta trama es que la protagonista se adelantará al ejército y llegará a la casa un día antes. Es pues así como conocerá en primera persona a quien todavía es su propietario. "Berta tendrá que enfrentarse a ver cómo es el rostro de alguien que sabe que va perderlo todo. Los israelíes creen que tienen el derecho de expropiar las casas, pero en realidad no es así", señala la dramaturga. 

Aun así, en el trabajo que La Inestable ha realizado la cultura de sus protagonistas no será lo más determinante. La compañía plantea un problema que va más allá del origen de cada persona. En efecto, cada personaje llevará un símbolo de su religión para que se le identifique, y entender así el conflicto bélico, pero en aspectos formales la acción se desarrolla entre dos personas "con la misma cultura, la misma realidad económica y social, y un aspecto físico también parecido". Aunque la obra nos acerque un poco más a la cultura arábica y judía, no se hará con demasiada profundidad. 

El público se responsabiliza del final de la trama

Quizá lo que más le interese a su autora sea precisamente la actitud que tome el espectador respecto a los problemas. Por eso, será este mismo quién decida antes de que empiece la obra, con las pocas o ninguna referencia que tenga del espectáculo, su desenlace. "Mientras escribía la historia se me planteó la idea de por qué no darle una alternativa a ambos protagonistas. Por qué no dejar en manos del público si habrá amor o muerte en el final", comenta Aguilella. 

Además, para añadirle más emoción al directo, los actores no serán conocedores de lo que vaya a ocurrir hasta que en un momento determinado, y en escena, abran un sobre y lean cómo debe continuar la historia. "Serán capaces de hacerlo sin desvincularse de los personajes y la acción", explica la dramaturga, quien también habla en primera persona como actriz. En este sentido, hay dos finales preparados, aunque según detalla Aguilella, serán pequeños detalles los que marquen un rumbo y otro. "Personalmente soy partidaria de que el amor es el mejor camino, no hace falta odiar a nadie. Si puedes comprar terreno al lado de una casa, porque no hacerlo y así no destruir al ser humano que está viviendo ahí. Pero, precisamente por eso, nos parecía interesante potenciar la capacidad de decisión. Hay una sensación generalizada de que los conflictos nos pillan muy lejos. No hay que ser tan sectarios y aprender a poner de nuestra parte", defiende la castellonense.

Es momento de 'desempolvar' viejas historias 

La Inestable de Teatre estrenará Paldestí en medio del festival Ultrasons de l'Alcora, el 17 de octubre en la Casa de la Música. La cita, principalmente dedicada a nuevas propuestas, ha sido imprescindible en la puesta en marcha de la obra. Fue a través de la iniciativa que el mismo evento impulsa, Brots, que la compañía ha podido 'desempolvar' este texto y sacarlo a la luz. Como cuenta Aguilella, ya tenía el texto escrito desde hace un tiempo, pero fue gracias a esta convocatoria que decidió terminarlo. "Con la pandemia mucho trabajo se nos cayó, pero esto nos permitió presentar a diferentes convocatorias otros trabajos que teníamos guardados. De no ser por eso, no creo que nos hubiéramos enterado", explica la dramaturga. La obra, dirigida por Alberto Esliman, se representará a las 17:30 de la tarde. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email