GRUPO PLAZA

movimiento de alcaldables: sagredo volverá a optar en Paterna y noelia garcía aspira en alfafar

Las cenas locales miden fuerzas en el PSPV: el bastión de Alaquàs y la frase de Puig a sus alcaldes

9/09/2022 - 

VALÈNCIA. Cuando llegas a Alaquàs por la rotonda de la CV-410 (la que luce en letras enormes el topónimo del municipio), te adentras en el casco urbano por la kilométrica calle Pablo Iglesias, que únicamente cambia su nombre en el tramo final cuando pasa a llamarse Ausiàs March. Se cruza con la dedicada a Vicent Andrés Estellés y empalma con la Avenida País Valencià, que es ya la conduce hasta el casco histórico y a la calle Major.

Esa rotulación ya indica el barniz de un color político predominante en el ayuntamiento local. En esta población de alrededor de 30.000 habitantes ubicada en la comarca de l’ Horta Sud gobierna ininterrumpidamente el Partido Socialista desde hace 40 años. El mejor resultado del PP consistió en ganar en votos en 2011 aunque empatado a concejales con el PSPV, partido al que Compromís le dio la alcaldía. Entre los cinco primeros ediles socialistas en estos 40 años ha habido uno –Jorge Alarte- que logró ascender a secretario general autonómico y candidato sin éxito a la Generalitat.

Con esos mimbres no resulta extraño que la cena extraoficial de inicio de curso del PSPV se celebre en esa población, aunque este año ha quedado solapada en la provincia primero por la oficial, a nivel autonómico, de Gandia, el 27 de agosto, y luego por la concurrida de Mislata, el 2 de septiembre, con una invitación a numerosos cargos del partido por parte de su alcalde, Carlos Fernández Bielsa, que estrenaba secretaría general provincial en sus festejos. 

Se ha producido una creciente concurrencia por reunir al mayor número de invitados. De ahí que cada alcalde tire de agenda y de la labor de su equipo de organización. Y que la presencia de Puig resulte necesaria como evidente muestra de capacidad de convocatoria para el anfitrión.

El alcalde saca pecho

El alcalde de Alaquàs, Antonio Saura, en su discurso en la cena, quiso, no obstante, dejar clara, ante la competencia surgida este año, la tradición y solera de su encuentro en el socialismo valenciano. De hecho insistió en que el ágape de la noche del miércoles “da inicio al curso político”, y recalcó que “este año ha venido más gente”, además de subrayar “la demostración de fortaleza que ofrece imagen de unidad para ganar elecciones”. Esa idea caló entre los asistentes, ya que, como recalca un destacado cargo socialista, " de la cena me quedo con la alta participación y sobre todo el buen ambiente y el optimismo, aunque esto último parece que esté infravalorado".

De hecho, Saura no tuvo reparos en calificar la gestión municipal, en general, de su partido, como “excepcional, la gente la valorará y tendremos éxito”. Lo dijo ante un auditorio del que formaban parte alcaldes como el de Xirivella (Michel Montaner), Mislata (Carlos Fernández Bielsa), Silla (Vicent Zaragozá), Albal (Ramón Marí), o Torrent  (Jesús Ros) y alcaldesas como las de Benetússer (Eva Sanz), Alcàsser (Eva Zamora) o Paiporta (Maribel Albalat). Todos ellos además del primer munícipe de Faura (Toni Gaspar) en su rol de presidente de la Diputación de València.

Puig, con cinco alcaldes que han dirigido Alaquàs desde 1979. Foto. Ayuntamiento Alaquàs

Y también ante la mirada del secretario general de su partido, Ximo Puig, que, al igual que en Gandia y Mislata, acudió para dar y, de paso, buscar, el respaldo de sus primeros ediles. Todo ello a pesar de la extensa jornada que llevaba consumida, con inicio a primera hora de la mañana en el extremo sur de la provincia de Alicante, en Orihuela. El PSPV sabe que el tirón de sus mandatarios locales resulta crucial de cara a los próximos comicios autonómicos, que la marca Partido Socialista previsiblemente afrontará con cotización a la baja, al contrario de lo que le sucedió en 2019.

La petición de Puig

“La única solución es que trabajemos juntos”, lanzó Puig como frase de calado, para alabar que “alcaldes y alcaldesas dan la cara todos los días”, e insistir en la premisa de “hacer política al lado de la gente”. De esa forma enfatizaba la directriz trazada de que el trabajo de sus cargos municipales sirva para catapultar al PSPV igualmente a escala autonomía.

De hecho, él recorrió media calle Major, con toda su comitiva de cargos públicos, saludando a vecinos que comían en mesas habilitadas en la puerta de sus casas. Otra tradición esa en Alaquàs, la de la 'passejà política', como previa a la cena, y con más hincapié a ocho meses de las elecciones. “No puede pasar más en esta legislatura, excepto que aterricen marcianos”, comentó Puig en su discurso para resumir lo ocurrido en los últimos años. 

Siempre cerca de él se hallaba Jorge Alarte, ahora director general, que no perdía ocasión de exhibir su origen político alaquasense. También muy próximos se encontraban los dos Soler que más peso han tenido en el Botànic: Vicent Soler, ahora ya exconseller de Hacienda; y Miquel Soler, secretario autonómico y factótum del PSPV en materia educativa.

Sagredo se postula

La estrategia socialista de cara a los comicios de mayo de 2023 se sustenta en gran medida en el papel y el predicamento de sus primeros ediles. De hecho, en gran medida se centra en que repitan. El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo –que llegó ayer al final de la cena y pudo presenciar el disparo de cohetes con tenazas (algo ligero para un paternero acostumbrado a la cordà) en la Pujaeta de la Virgen del Olivar- ha lanzado precisamente este jueves en sus redes sociales el anuncio de que se presenta a la reelección como candidato del PSPV a la alcaldía.

Imagen con la que Sagredo ha lanzado su campaña a la reelección

Su paso, en la práctica, constituye un trámite, ya que tendrá el camino libre en su agrupación para hacerlo. En el caso de que algún aspirante quisiera competir en primarias con un alcalde de su partido, tendría que conseguir que la petición de esa competición interna la hiciera el 51% de la agrupación, algo que desde la dirección socialista descartan que vaya a ocurrir.

Renuncias y primarias

En cambio, sí que podría producirse en dos poblaciones en las que el PSPV ha recibido una sorpresa que rompe, en esos casos particulares, con su dinámica general. Según publicaba ayer el diario Levante-EMV, el alcalde de Albuixec, José Vicente Andreu, y la alcaldesa de El Puig, Luisa Salvador, renuncian a repetir por motivos de edad, ya que ambos rondan los 70 años. En el caso del primero, la baja tiene más relevancia, ya que preside la Mancomunitat  de l’ Horta Nord y tiene elevada ascendencia entre el socialismo de la comarca.

En sus poblaciones sí que podría haber primarias, aunque los casos más factibles en la provincia se pronostican donde no gobierna el PSPV. Alzira y Manises, donde cosechó unos malos resultados en 2019, constituyen dos claros ejemplos. 

Por el contrario, en Alfafar, que dirige el popular Juan Ramón Adsuara con mayoría absoluta, la concejal Noelia García, que se situó al frente del partido tras los problemas internos que derivaron en gestora, parece que no tendrá competencia, según confían en la dirección del partido. En cualquier caso, en los próximos días se producirá una cascada de postulaciones, en la mayor parte de alcaldes a repetir, como en el citado caso de Sagredo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme