GRUPO PLAZA

PROYECCIÓN DE FUTURO

Las diez claves de la nueva RTVV

El informe de la Abogacía de la Generalitat carga de argumentos al Consell para abrir la cadena desde cero

24/09/2015 - 

VALENCIA. El regreso de RTVV se encuentra más próximo en el tiempo. Si bien es prácticamente imposible que la cadena pública valenciana esté en funcionamiento antes de fin de año, siquiera en modo pruebas, los nuevos documentos de los que dispone el Consell así como la propuesta del antiguo comité de empresa y la de la MESAV han allanado el camino para el gobierno de Ximo Puig, marcando las coordenadas principales del futuro horizonte. Todo está a expensas de lo que decida les Corts, una vez el tripartito ha presentado en el parlamento valenciano la proposición de ley para anular las leyes de 2013 y 2015 que ratificaron el cierre de la cadena pública.

1. NUEVA. RTVV será nueva o no será. Así lo sentencia el informe de la Abogacía de la Generalitat sobre la reapertura de la cadena pública. En él se señala que revertir el ERE es una vía imposible, que podría derivar en denuncias contra el Consell, ya que dicho ERE fue acordado por la dirección de la empresa y la mayoría de los sindicatos.

El informe señala que ante esta decisión se podrían interponer demandas por los propios trabajadores que no quisieran o no pudieran devolver la indemnización. Asimismo, recuerda que habría lugar a posibles denuncias o demandas por malversación o por alcance ante el Tribunal de Cuentas por el perjuicio para las arcas públicas de la Generalitat, sin olvidar el posible incumplimiento de la Ley de Estabilidad presupuestaria.

Igualmente se recuerda los agravios comparativos que podrían esgrimir extrabajadores de otras empresas públicas sobre las que se han aplicado EREs, como CulturArts, Palau de les Arts, Vaersa, FGV, Ciudad de las Artes… “Se podrían considerar discriminados con esta decisión unilateral del Consell”, señala el informe.

En este contexto, desde la Abogacía se insta a crear una nueva sociedad a la que se encargaría la puesta en marcha de la cadena. Esta opción ha sido aceptada por parte de los ex trabajadores según se puede de deducir de su propuesta presentada esta misma semana. En ella, en el apartado 1.4 hay una mención a la nueva RTVV, como motor de la industria audiovisual, en la que se destaca que la plantilla que se vaya conformando “debería incluir nuevos perfiles profesionales”, y que “se debería enriquecer con las nuevas promociones”, renunciando de facto a la reintegración en bloque de la antigua plantilla. Una idea que compartían los profesionales de la MESAV. Con todo la postura oficial del antiguo comité es que siga siendo la misma empresa ya que creen que es la mejor opción.

2. LA DEMANDA DE CGT Y OTROS ASUNTOS LEGALES. Una vez quede aprobada la nueva ley para poner en marcha de nuevo RTVV, el PSPV deberá retirar del Constitucional las dos demandas interpuestas contra el cierre de la cadena pública. Esto devolvería a la Audiencia Nacional la demanda del sindicato CGT contra el ERE, que se convertirá así en el único obstáculo legal que impediría la reapertura.

La demanda de CGT, en cualquier caso, es inejecutable, ya que el Consell no tiene capacidad económica para reintegrar a toda la plantilla y volver a despedirla. Asimismo, desde la propia Abogacía de la Generalitat se considera bastante improbable que un ERE que fue aprobado por la mayoría de los sindicatos (cinco de los seis de la cadena) sea rechazado por la Justicia. Se terminará de liquidar la empresa y se comenzará a poner los pilares para la nueva.

3. INSTALACIONES. Uno de los problemas de partida de la nueva RTVV serán las instalaciones. En estos momentos sólo se encuentra disponible y utilizable el centro de producción de Burjassot. Tanto las sedes de Alicante como de Castellón se hallan desmanteladas. Otro tanto acontece con la sede central de Ràdio 9, ubicada en la avenida Blasco Ibàñez. En todos estos casos los representantes del PP desoyeron el sentido común y prefirieron desmantelar los inmuebles, con el coste que ello suponía.

En este punto, como en otros muchos, la decisión definitiva se encuentra en manos de Les Corts que será la que establezca el modelo de televisión, si bien se da por hecho de que la futura cadena pública deberá tener sede al menos en las tres capitales de provincia.

Además, hay que dar uso a algunos contratos, como el de la sede de Alicante, que son auténticas sangrías para el Consell. La Generalitat pagó el año pasado 350.000 euros de canon por el uso de las instalaciones, un 20% más que en 2013, y eso que la televisión no estaba en marcha; cifras que ponen en duda la capacidad gestora de los anteriores dirigentes del PP.

4. FORTA. Otra de las decisiones a tener en cuenta es si se quiere o no volver a la Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA). En palabras del secretario general de esta agrupación, Enrique Laucirica, Canal 9 puede volver cuando lo desee. “Que una televisión y radio autonómicas se integren en Forta es siempre un honor. Lo que no se entiende es que se saliera, una situación que no deseábamos y que ha sido traumática para los asociados”. Laucirica apunta que ahora han de asumir un mayor coste por los paquetes de contenidos contratados, así como en los acuerdos plurianuales con distribuidoras y majors.

En estos momentos la única televisión autonómica de cierto peso que no pertenece a la FORTA es la de Extremadura. Si bien ha participado en la producción de algunas series de ficción como El Faro, la cadena que dirige Beatriz Maesso funciona de manera autónoma, con sus propios productos, y no deja de crecer en audiencia. Este verano consiguió un 7,6% de share: un dato que queda ocho décimas por encima del mes anterior y un 1,4 más sobre mayo de 2014. No parece que vaya a ser el modelo a adoptar, pero debería estudiarse ya que quizás la pertenencia a la FORTA no sea tan necesaria.

5. HABRÁ OPOSICIONES. Habrá oposiciones. Eso es algo inevitable. Con nueva televisión, nuevo proceso selectivo. La hoja de ruta del Consell tiene como marco guía la cláusula sexta del acuerdo del ERE de extinción. En ella se señala que en el caso de que se reabriera la televisión pública en los próximos dos años, a contar a partir del 30 de junio de 2015, "la prioridad en la contratación por parte de la nueva radio televisión" correspondería a los trabajadores de RTVV SAU que así lo solicitaran.

La puesta en marcha de una nueva televisión precisaría de su propia selección de personal. Atendiendo a esta citada cláusula, en las futuras oposiciones a la cadena se consideraran méritos "con carácter diferenciado" haber trabajado en RTVV, haber accedido mediante oposición y la antigüedad. No será el único criterio de valoración, pero sí se tendrá en cuenta. El caballo de batalla será cuánto supondrán estos criterios.

6. MODELOS DANÉS E IRLANDÉS. Dinamarca (5,614 millones de habitantes) e Irlanda (4,595 millones) serán algo más que modelos para la nueva televisión pública de la Comunidad Valenciana (5,005 millones). Si bien se es consciente de que se no se puede competir económicamente en las mismas condiciones que ellas, sí se ha planteado tenerlas como referencias. Y mucho. En el caso danés gusta mucho su modelo participativo, mientras que en el caso irlandés su programación.

De Dinamarca se quiere importar un modelo de televisión pública en la que la audiencia es lo de menos. Como ha demostrado el caso danés, lo que más réditos da es no vivir obsesionado con los réditos; y cuantos más espectadores se tiene es cuanto menos espectadores se buscan. Faltan muchas cosas por determinar, pero lo que se da por seguro es que no volverán a emitirse galas de sábado noche de José Luis Moreno, ni Tómbolas, ni nada similar.

7. TELEVISIÓN MIXTA. En cuanto al modelo de financiación, en principio se seguirá recurriendo a un modelo de financiación mixta, con un canon anual por parte de la Generalitat y lo que se obtenga por inserciones publicitarias. El referente será el modelo actual de RTVE, impuesto por el ex presidente Rodríguez Zapatero, si bien a un coste considerablemente menor que la anterior RTVV.

“Hay cinco opciones sobre la mesa y posiblemente ésa sea la más coherente”, comentan fuentes cercanas a Presidència. Con todo, no se quiere dar por cerrada ninguna otra alternativa (canon, inyección pública sin publicidad…) ya que recuerdan que el modelo definitivo será el que emane del edificio de la calle Navellos en los próximos meses, ya que será la ley la que indicará cómo se financiará la televisión, cuáles serán los mecanismos de control, cuáles los objetivos…

8. IDIOMA. La idea de los tres partidos que han aupado a Puig al Palau de la Generalitat y a Mònica Oltra a la vicepresidencia es que la nueva cadena sea íntegramente en valenciano. A diferencia del PP, que pervirtió el sentido de la televisión pública y emitía películas y series extranjeras en castellano, desde el Consell y desde Podemos se entiende que la función de ser de la televisión pública valenciana es difundir y proteger el valenciano.

No significa eso que sólo se escuchará el valenciano, sino que las ficciones extranjeras y propias se doblarán al valenciano. Habrá también espacio para la emisión de producciones en versión original. Con todo, la principal obsesión es recuperar las emisiones de dibujos animados en valenciano. Buena parte del éxito de RTVV como difusor de la lengua propia se halla en las producciones infantiles traducidas.

Enfrente del tripartito se encuentran Ciudadanos y el PP. Desde el partido de Carolina Punset, la portavoz que dijo que allá donde triunfa la inmersión lingüística se vuelve a la aldea, se propone una nueva Radiotelevisión Valenciana que emita "fundamentalmente en valenciano" e incluya "un mínimo del 15%" de emisión en inglés, especialmente dibujos y películas juveniles subtituladas en valenciano, y "un mínimo de 25% de emisión en español". Por su parte, el PP habla de una televisión “preferentemente” en valenciano. No lo considera necesario.

9. PROGRAMACIÓN. La idea de los dos canales, uno de ellos con franjas pensadas eminentemente en el público infantil, sigue en la mente de la administración valenciana. Pero la nueva RTVV, que heredará los derechos de emisión de la antigua, dispondrá de poco material. Los contratos de producción ajena tenían un modelo muy sencillo para RTVV: dos años, dos emisiones. A su favor la nueva cadena contará con el nutrido archivo de la cadena pública, que incluye producciones infantiles como Terra a la vista, A la Babalà, etc…

Si bien los primeros meses, mientras se realizan emisiones en pruebas, todo el contenido de las emisiones será enlatado, conforme se acerquen las emisiones regulares se irán preparando espacios y programas. En este contexto, el modelo a seguir es el que impulsó la primera RTVV, la que nació en 1989, que cuando inició su andadura ya tenía preparados varios programas culturales y divulgativos.

10. FECHAS. El punto más delicado y del que nadie quiere hablar es el de las fechas. Tras la decepción que ha supuesto no poder abrir este 9 de octubre, en el Palau de la Generalitat optan por la discreción y eluden como pueden avanzar un calendario. Con todo hay una fecha insoslayable, el mandato dado por el Consell al Alto Comisionado. RTVV debería estar en marcha, siquiera en pruebas, en verano de 2017, fecha en la que concluye el límite que se dio la Generalitat.

La lógica de los acontecimientos invita a ser más optimista y aunque nadie se quiere comprometer ahora, sobre la mesa está la opción de reabrir el 9 d’Octubre de 2016. Si se cumplen los plazos normales, la ley que deroga las leyes del PP se habrá aprobado antes de fin de año. La nueva norma legislativa para RTVV debería estar aprobada también antes de verano. Durante el próximo estío se iniciarían las emisiones de pruebas y se harían las pruebas de selección. En caso de no llegar a tiempo con las pruebas para el 9 d’octubre, se podrían realizar contrataciones temporales, siguiendo lo dictado por la cláusula seis del ERE de extinción.

Noticias relacionadas

el regrEso de la tv autonómica

À., la televisión a cámara lenta

Por  - 

Empar Marco cumple tres meses al frente de À. —léase à punt—, la futura televisión pública autonómica. El primer día descubrió la soledad del cargo y que estaba todo por hacer. De su relato, la pregunta que surge no es si À. empezará a emitir este año, sino si podrá hacerlo en 2018

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email