X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

VUELVEN LOS PREMIOS AVETID

Las empresas de teatro y circo valencianas se arengan para recuperar el espacio perdido

1/12/2015 - 

VALENCIA. El escenario no ha cambiado desde el año 2012 o, por extensión, se ha agravado (si cabía). Sin embargo, las empresas de teatro y circo que se aglutinan en AVETID decidieron recuperar los premios al sector que dejaron de conceder aquel año y anoche se congregaron frente un público perdido y a su vez llamado a proporcionar oxígeno ante los estertores del sector: los representantes de las instituciones, ahora sí en la platea del Paraninfo de La Nau tras la llegada de los nuevos gobiernos autonómico y local.

Los premios, que se venían entregando desde 1996, sirvieron para recuperar la sonrisa de los presentes en una gala ágil y que puso en valor -como es el ánimo de los mismos- a otros agentes satélites de la principal actividad. Así llegaron reconocimientos como los de Toni Valesa, responsable de programación del Paraninfo de la UJI de Castellón, o Lluís Planes, empresario y promotor cultural, a colectivos como Improasistencia, por su gran labor con los enfermos mentales y terminales, o a la Associació d'Espectadors La Butaca de Albaida, por su apoyo a las artes escénicas. Incluso los medios se vieron representados, con el justo reconocimiento a la labor del periodista Alfons Garcia, jefe de redacción de Cultura de Levante EMV y profesional sensible al devenir durante los últimos años de las artes escénicas en la región. 

El productor Toni Benavent FOTO: EVA MÁÑEZ

En los premios sí referidos a los propios actores del espectro escénico, el Avetid d’Or será en esta ocasión fue a parar a Zircó Producciones y a la Carreta Teatro, ambas compañías en plena celebración de sus treinta años de actividad. Se reconoció los dulce últimos ocho años del profesional del momento, Tian Gombau, coautor del espectáculo Pedra a pedra de Teatre de l'Home Dibuixat que ha viajado por medio mundo en plena crisis. El premio de Honor que fue a parar a manos del actor Juan Echanove estaba previsto que pusiera el colofón a la velada, pero un improvisado premio al Teatro Olympia y la familia Fayos, en el centenario de actividad del principal teatro privado de la Comunitat Valenciana, culminaron esta celebración del teatro valenciano.

Positivos "sin dejar de ser cautelosos" 

Toni Valesa FOTO: EVA MÁÑEZ Las palabras en el discurso de Echanove, de la presidenta de la asociación, Mariángeles Fayos, de Gombau, de Valesa o de los representantes de Zircó o la Carreta no eludieron a los representantes políticos, aunque de distinta forma. Presentes, a saber, el president de Les Corts, Enric Morera, el subsecretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona, la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, el diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, el director de CulturArts, José Luis Moreno, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y sus regidores María Oliver, Carlos Galiana, GiuseppeGrezzi, así como otros representantes de las instituciones, como el portavoz socialista en las cortes regionales Manuel Mata, y el anfitrión, el vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño.


En la gala, conducida por Alfred Picó, él mismo inició los primeros guiños al reconocimiento de la situación. Un momento dijo, "para el positivismo y la esperanza", "para reflexionar y celebrar, sin dejar de ser caultelosos". Picó, entre entrega y entrega de las esculturas que representan a cada uno de los premios, obra del escultor Jesús Marín, reivindicó desde el humor la recuperación de los Premis de les Arts Escèniques de la Generalitat Valenciana, mientras que Fayos quiso llamar al empoderamiento a los presentes, desde la presidencia de AVETID: "algo está cambiando desde distintos sectores y nos tenemos que preguntar por qué no podemos volver a ser un referente local, nacional e internacional para el teatro. Tenemos el talento y las ganas de trabajar. Es momento de compartir energías, entre todos y mostrar las ganas de que Valencia sea un referente de verdad de las artes escénicas", remataba.

Lluís Planes FOTO: EVA MÁÑEZ

 Desde un estadio paralelo, aunque muy próximo, el empresario y mecenas Lluís Planes señalaba "el expolio", y remarcaba esta idea, que desde los gobiernos precedentes -también estatales- "se ha hecho a la cultura de los valencianos". También señaló que se sentía "avergonzado" al recibir el premio, ya que su labor debería estar más extendida y ser más habitual y quizá invisible entre el empresariado. Y, en este sentido, aprovechó para criticar con dureza a las grandes empresas nacionales, "como Iberdrola y Telefónica, a las que les pagamos tanto, pero mantienen sus correspondientes sedes sociales en Madrid", preguntándose "dónde está su gasto en cultura para la sociedad valenciana" y sentenciando: "sin cultura no se es nada".

Por su parte, Gombau, que se reconoció un privilegiado con sus ya casi 2.000 representaciones de Pedra a pedra, obra que ha recibido galardones nacionales e internacionales dentro del calificado 'teatro de objetos', señalaba a las autoridades a mirarse en apoyos a las compañías locales "como hacen nuestros hermanos catalanes". Nacido en Tortosa y vivido en Vinarós, Gombau destacó los esfuerzos de las instituciones catalanas por mantener la presencia de sus compañías en los mercados internacionales, un aspecto en el que Ayuntamiento de Valencia y CulturArts se han unido recientemente para aunar presupuestos y tener una mínima representación activa, pero también "atrayendo a los programadores internacionales para que conozcan nuestro teatro. Nunca he visto que desde aquí hayamos invitado a estos programadores", algo que entiende vital para deslocalizar a una parte del sector, cautiva de sus verdaderas posibilidades. 

Echanove junto a Fayos FOTO: EVA MÁÑEZ

Por último, Echanove, desde la posición del premiado honorífico, aseguró "no ser hombre de premios, sino de proyectos". Y aunque tuvo un mensaje para las instituciones ("que no nos digan que es una cuestión de números. Sin empatía no hay razón"), centró su discurso en la memoria individual y colectiva y tradujo el afecto que el premio le otorgaba en un acicate más para su carrera. Él mismo reconoció que, "recientemente", ha decidido "trabajar mejor y el triple", aceptando que cuanto ha de suceder en los próximos años en su vida está vinculado "a continuar en esta profesión en la que llevo 37 años". Agradecido, no esquivó aceptar que "tenía que ser en Valencia, mi segundo hogar", donde estaba llamado a recibir tal afecto de sus compañeros de profesión.

Alicia Moreno también acompañó al teatro valenciano FOTO: EVA MÁÑEZ

 Cabe destacar la presencia de los notables en el sector Toni Benavent, Carles Alberola, Manel Chaquet, Ramón Rosselló, Santiago Sánchez, Carles Alfaro, José Sáiz, Rebeca Valls, Abel Guarinós o María José Mora, además de los representantes de dos de los teatros de la ciudad como Mariola Cubells, por Espai Rambleta, y Guillermo Arazo, por LN3 Espai Mutant de Las Naves, así como otros representantes de la sociedad civil valenciana, entre los que destacó la presencia de la Fallera Mayor de la ciudad e 2016, Alicia Moreno.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email