X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

MACRO ACUERDO ENTRE LA UNIVERSIDAD Y EL SECTOR

Las empresas del automóvil recurrirán a la UPV como taller tecnológico

La universidad firma un macro acuerdo con el clúster Avia, que comprende a 86 empresas, para impulsar más prácticas en empresas y líneas de investigación conjuntas

17/11/2016 - 

VALENCIA. Ford, Agfra, Grupo Segura, SGS o Grupo Sothis son algunas de las marcas del motor que apostarán por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) como laboratorio tecnológico. Así se deduce del acuerdo firmado entre la institución valenciana, una de las mejores del mundo en formación técnica, y la Asociación Valenciana de la Industria de la Automoción (Avia), clúster autonómico con 86 empresas asociadas, que en su totalidad representan el 9,1% del PIB regional.

“Aquella compañía que quiera un sistema de investigación robótico, por ejemplo, puede recurrir a un grupo investigador de la universidad que trabaje en ello”, explica Juan Miguel Martínez, jefe de gabinete de la UPV. El convenio, que depende directamente del rectorado, abre así un camino muy interesante para financiar el I+D+I entre los grupos de estudiantes. Cabe recordar la línea emprendida desde el Consejo Social de la Universidad, que apostaba directamente por la consecución de patronos de cátedras y mecenas privados a fin de lograr solucionar el problema de asfixia presupuestaria por la infrafinanciación administrativa.

Se trata del segundo convenio que la UPV sella con un segmento tan extenso de la economía, a excepción de un precedente, que fue el acuerdo con las empresas del ámbito sanitario. En este caso ya existía buena relación con varias de las compañías de automoción que acoge Avia -como es el caso de Ford, que convoca hasta 75 becas anuales para los alumnos de Ingeniería, Informática y Obra Civil-. “Pero ahora se trata de poner bajo un mismo paraguas todas las actividades que ya realizan los diferentes grupos de investigación de la Universidad con la industria de la automoción”, explicaba el propio rector de la UPV, Francisco Mora.

En el mismo acto de la firma, el presidente del clúster de automoción, Emilio Orta, definía el acuerdo como un medio de “incrementar la competitividad de nuestras empresas gracias a los conocimientos que podamos trasladar” y explicaba que, en muchas ocasiones, “las innovaciones no se trasladan a la industria, por lo que esa conexión es la que tratamos de afianzar”. En este sentido, ambas partes insisten en “evitar la burocracia” y lograr que ambas instituciones circulen “a la misma velocidad”, de manera que la colaboración pueda ser “rápida y efectiva”. “En ambas direcciones, también para que estudiantes y profesores puedan conocer en vivo el mundo empresarial”, precisaba Orta.

Los coches necesitan robots

El recién estrenado acuerdo, que se firma por un periodo de dos años y aspira a ser renovado por periodos iguales, es prácticamente embrionario. Hay un borrador sobre la mesa, con tres líneas de trabajo perfiladas, que deben ir rellenándose conforme pasen los días. De hecho, la UPV y Avia volverán a reunirse en el mes de diciembre a fin de empezar a concretar esta “ventanilla única”, como insisten en llamarla. Todo ello porque, bajo el paraguas de un mismo documento marco, se pretenden albergar los cursos de formación, las prácticas en empresas y la transferencia tecnológica entre ambos aliados.

Quizá sea la tecnología la piedra angular. Robots colaborativos y fabricación 4.0 son los desafíos más inmediatos a los que se enfrenta el sector de la automoción, motivo por el que aspira a contar con el apoyo de la UPV. Ambas entidades organizarán actividades comunes relacionadas con la promoción de la I+D+I y, asimismo, se impulsará el intercambio de personal investigador por tiempo limitado. Un proceso que aspira a ser beneficioso tanto para la financiación universitaria como para el mundo del motor.

También se promoverá el intercambio de información para adaptar la instrucción académica a las necesidades de las empresas del sector de automoción. Finalmente el documento prevé colaborar en programas de formación de personal investigador y técnico, de modo que muchas prácticas se gestionarán a través del clúster. Esto quiere decir que las empresas de Avia recibirán a los estudiantes de la UPV a través de programas de cooperación educativa, mientras que destacados miembros de las compañías pasarán por las aulas valencianas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email